jueves, 25 de agosto de 2016

Isla Playa en Cantabria Turismo (Playas, Acantilados, Parques)



ISLA PLAYA EN CANTABRIA TURISMO (PALAYAS, ACANTILADOS, PARQUES)

Isla, ubicada en una península entre dos rías y el mar Cantábrico, se caracteriza por su diversidad de paisajes: amplias playas de arena dorada, recogidas calas, impresionantes acantilados...


Isla es un pueblo perteneciente al municipio de Arnuero (Cantabria, España) junto a otros pueblos como Soano, Castillo Siete Villas y Arnuero. Se encuentra en la comarca de Trasmiera. Existe una división de población en dos grupos: Isla pueblo situado en una zona más elevada junto a la iglesia e Isla playa (principalmente el barrio de Quejo) situado siguiendo la línea de costa de la ría y las playas hasta el cabo de Quejo.


En la Edad Media formó parte de la Junta de las Siete Villas, integrada en la Merindad de Trasmiera. En 1822 se constituyó como ayuntamiento con el nombre de Quejo. Tras la reforma de 1835, se fusionó con el ayuntamiento de Castillo, dando lugar al ayuntamiento de Arnuero.


Está situada en el norte de Cantabria, delimita con el mar Cantábrico al norte, la ría de Joyel y la localidad de Noja al este; la ría de Ajo y el pueblo de Ajo al oeste; y el Monte Cincho y el pueblo de Arnuero al sur.


La principal actividad económica del pueblo es el turismo. En el año 2008 contaba con 666 habitantes (INE). Sin embargo la afluencia de turistas hace que esta cifra se dispare en los meses de verano.


Isla se encuentra a 2,4 kilómetros de Arnuero, y a una media de 50 metros sobre el nivel del mar.


Patrimonio:
- Iglesia de San Julián y Santa Basilisa (declarada Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento en 2002).
- Palacio de los Condes de Isla-Fernández (declarado Bien de Interés Cultural en 1991).
- Además se pueden encontrar torres medievales como la de Cabrahígo, la de los Novales y la de Rebollar. Todas ellas con la categoría de Bien de Interés Cultural.


Destacan las siguientes playas (en orden de sur a norte y este a oeste):
- Playa del Cándano.
- Playa de los Barcos.
- Playa del Sable (bandera azul).
- Playa de Arnadal.
- Playa de la Arena (bandera azul), dividida en La Arena / El Arenal y La Arena / Los Nudistas.


- Los principales barrios de Isla son: Quejo, Argatojo, Balladar, Barenilla, Calleja., La Cava, Canales, Los Corrales, Gracedo, El Hoyo, La Maza, Palacio y Pobes.


- Gastronomía: Isla posee una oferta gastronómica extraordinaria que se nutre de pescados de las aguas del bravo Cantábrico y las huertas que rodean el entorno urbano, además de contar con toda la riqueza de la despensa cántabra. A partir de estos productos de primera calidad, los restaurantes, bares, asadores y hoteles de la localidad elaboran platos magníficos, en los que la calidad se percibe en todos sus aspectos: presentación, sabor, texturas…


ECOPARQUE DE TRASMIERA

Ecoparque de Trasmiera es un proyecto llevado a cabo por el Ayuntamiento de Arnuero (Cantabria, España). Todo el conjunto municipal (Arnuero, Isla, Castillo y Soano) forma parte del proyecto, denominado Ecoparque de Trasmiera.


El Ecoparque de Trasmiera se basa principalmente en mostrar todo el potencial cultural y natural que ofrece el municipio de Arnuero, siendo el medio natural el principal medio de expresión, haciendo del municipio "un Museo a cielo abierto".


Dentro de este proyecto también se han creado centros en los que se albergan los diferentes aspectos culturales ligados a los cuatro pueblos que forman el municipio (Castillo Siete Villas, Isla, Soano y Arnuero). En cada pueblo hace referencia a varios aspectos culturales:


- En la capital municipal, Arnuero, se creó el "Observatorio del arte".


- En la localidad de Castillo Siete Villas, se rehabilitado el edificio de las antiguas escuelas para acoger el "Observatorio de la memoria".


- En la localidad de Soano, ha restaurado el antiguo Molino de Santa Olaja, alojando el "Observatorio de las mareas", y convirtiéndolo así en otro centro de recepción de visitantes. Por otra parte está la Casona de Soano denominada la sede de todo el proyecto, la cual ha pasado a denominarse Centro de Interpretación del Ecoparque de Trasmiera o bien como siempre fue conocida La Casa de la Marisma. La marisma de Soano, constituye otro de los puntos principales del Ecoparque.


- En la localidad de Isla, su casco histórico junto con la iglesia Parroquial, las Torres Medievales y el Palacio de los Condes constituyen una de las principales muestras arquitectónicas del Ecoparque.


- Por otra parte dentro de este proyecto también se han habilitado una serie de sendas peatonales que unen los cuatro pueblos que configuran el municipio, atravesando lugares de gran importancia paisajística y medioambiental, cabe destacar la senda de los acantilados de Isla y la subida a la Cruz del Cincho.


RUTAS Y PASEOS

- Ruta del paisaje de contrastes: Entre las suaves praderías y su agreste litoral. Un paseo precioso y fascinante de poco más de 4 Km. Dificultad media.


Uno de los principales reclamos turísticos y atractivos de Isla es su litoral, que se puede recorrer por la senda que discurre entre la playa de Quejo y la Ría Castellano. Esta ruta peatonal tiene una dificultad media y una longitud de 4,2 km.


Comenzamos la ruta en la Punta Menor de Quejo. Podemos dejar aparcado nuestro coche en el camping de Isla. Desde esta localización, podemos admirar el paisaje agreste propio de un litoral defendido por unos impresionantes acantilados.


Continuamos nuestra panorámica dirigiendo nuestros pasos hacia el cabo de Quejo. Desde este lugar podemos observar el contraste entre las suaves praderías y la fuerza de las escarpadas verticales en las que rompe el mar Cantábrico.


Esta senda recorre íntegramente el litoral de Isla llevándonos desde el cabo de Quejo hasta nuestra siguiente parada: Alto de Corporales. Se trata de una localización privilegiada que nos permite admirar el paisaje de la Ría Castellano e incluso, llegar a ver una de las construcciones más emblemáticas de la zona como es el palacio de los Condes de Isla.


Después de esta pequeña parada en nuestro recorrido, iniciamos la recta final de la senda y nos dirigimos hacia la playa de la Arena, a la que accederemos tras atravesar el encinar. Esta playa se extiende en la desembocadura del río Campiazo, a lo largo de la ría Castellano. Las lenguas de este arenal cuentan con cerca de 1 km de extensión en un entorno natural único, ya que se trata de un espacio protegido de los vientos y de exuberante vegetación. Su enclave es ideal para los bañistas que gustan de aguas cristalinas y tranquilas.


- Ruta río arriba: Desde la playa de la Arena hasta la ermita de los Mártires. Un paseo de 5 km para los más aventureros ya amantes de las panorámicas. A pie o en bicicleta. Dificultad media.


Cada rincón en Isla nos invita a descubrir su historia, sus paisajes y su belleza. Cada una de las rutas que atraviesan esta localidad, tienen una historia que contar como la que nos encontraremos si nos dirigimos río arriba desde la playa de la Arena.


De esta ruta, de dificultad media, os daremos dos recorridos el primero de unos 5 km a los que, los más aventureros y amantes de las vistas más espectaculares, podréis sumar 1.5 km más. Podremos realizarla a pie o en bicicleta.


Nuestra andadura comienza en la playa de la Arena. Nos encontramos en la ría donde viene a morir el Campiazo. Desde este lugar, de espectaculares vistas, nos dirigimos hacia Pozo Redondo y hacia las ruinas del Molino de Castellanos. Esta construcción es destacada en la zona por su singularidad. Se trata de un molino de mareas que, sin embargo, no se encuentra en la costa y aprovechaba la fuerza de la desembocadura del Campiazo.


Continuamos el camino por una frondosa vegetación que conforma un paisaje casi salvaje y nos conduce hacia la marisma. Si continuamos junto al curso fluvial podremos admirar la flora y fauna del estuario. Aunque también podremos reducir nuestro camino por un atajo que se aleja hacia el interior.


Tras un agradable paseo entre encinas y eucaliptos que nos conduce hacia la fuente natural y unas espectaculares vistas.


Finalizamos la ruta dirigiéndonos hacia la ermita de los Mártires, que se encuentra en un pequeño y coqueto conjunto urbano.


- Una excursión entre encinas y playas: Para disfrutar de la práctica totalidad de paisajes que ofrece Isla, se puede hacer un recorrido circular que discurre durante alrededor de 10 km entre acantilados y playas y permite disfrutar de unas vistas costeras inigualables. La excursión comienza en el centro del casco antiguo, donde se pueden ver algunos de los edificios más representativos del casco histórico como la iglesia parroquial o el palacio de los Condes de Isla. Desde aquí haya que caminar hasta la zona del cabo de Quejo, muy cerca de los acantilados, atravesar un encinar y llegar a la paradisíaca playa de La Arena. El regreso a Isla es por un camino entre prados y de nuevo en el casco histórico.


- Ruta del casco histórico: Descubre la historia y el linaje de Isla. Un ligero paseo de 3 Km para hacer a pie o en bicicleta.


Isla es una localidad con historia y linaje. Concretamente el de los Condes de Isla y por ello, nuestra ruta comienza en su palacio. Se trata de una senda de dificultad fácil de poco más de 3 km que se puede hacer a pie y en bicicleta.


El palacio de los Condes de Isla es una construcción del siglo XVII que se caracteriza por la sobriedad de su fachada: un impresionante muro de sillería. El conjunto arquitectónico cuenta con una capilla y torres adosadas, que realzan la construcción cercada por una muralla almenada. El palacio de los Condes de Isla forma parte del catálogo de Bienes de Interés Cultural de Cantabria desde 1991.


Nuestra siguiente parada es la iglesia de San Julián y Santa Basilisa. Este edificio religioso, que se alza sobre un alto, domina la panorámica del casco histórico de Isla y forma parte del catálogo de Bienes de Interés Cultural desde el año 2002. Este templo del siglo XVI custodia en su interior un hermoso retablo y un repertorio escultórico admirable. Destaca, también, el retablo de la capilla de San Juan Bautista y el púlpito de hierro, entre otros bienes muebles.


Y de la Iglesia de San Julián y Santa Basilisa nos dirigimos a una construcción muy diferente. En este ocasión, a una instalación defensiva de la época medieval, la torre de Jado. Se encuentra en un alto desde un pequeño cerro que nos permite vislumbrar la belleza del paisaje y dirigir nuestra mirada hacia la ermita de San Roque, un templo que se encuentra en un lugar privilegiado dominando la costa cantábrica.


La última parada de nuestro recorrido es el molino de Santa Olaja, uno de los lugares de interés del Ecoparque Trasmiera. Esta infraestructura del siglo XIV estuvo en funcionamiento más de 600 años y se utilizaba para la molienda de grano aprovechando la fuerza de las mareas.


- Palacio de los Condes de Isla: Una de las construcciones más bellas de la zona, declarado como bien de interés cultural de Cantabria.


Este edificio del siglo XVII fue levantado bajo los cánones del clasicismo regional y se erige en pleno casco histórico, muy cerca de otros lugares de interés como la Iglesia de San Julián y Santa Basilisa.


Su arquitectura palaciega se caracteriza por la sobriedad y la singularidad de sus espacios. De hecho, este palacio cuenta con un patio central interior, poco habitual en las típicas casonas cántabras.


El edificio fue construido por orden de don Juan Fernández de Isla, cuando fue nombrado arzobispo de Burgos hacia 1680. Además del palacio, manda restaurar la iglesia parroquial, en la que ubica su capilla funeraria.


- Iglesia de San Julián y Santa Basilisa: Declarado como bien de interés cultural. Dominando el entorno rural de Isla.


Este monumento del siglo XVIII ha sido denominado popularmente como ‘La catedral de las Siete Villas’, dado que se trata de uno de los mejores ejemplos de iglesia columnaria de planta de salón. Dotan de luminosidad y belleza al conjunto sus bóvedas de crucería estrellada y la torre. La decoración de la iglesia está marcada por el conjunto de pilastras clasicistas y las troneras.


Respecto a los bienes que atesora esta iglesia, cabe destacar el retablo mayor, cuya policromía da vida a las esculturas y relieves más barrocos, y el órgano romántico del siglo XIX.


- Torres medievales: Símbolos de poder feudal, defensa y origen del linaje de Isla.


En el barrio de Hoyo se erige la torre de Jado, una infraestructura que nos lleva hasta la época medieval. En lo alto de un pequeño cerro se encuentra este edificio desde el que se divisa una panorámica de Isla impresionante y las otras dos torres que se encuentran en la localidad: la de Novales y la de Cabrahigo.


La torre de Jado, aún en pie, nos recuerda el pasado de luchas señoriales que dominaron estas tierras. Su construcción se remonta al siglo XV, cuando este tipo de fortificaciones defensivas se convirtieron en símbolo del poder feudal.


Sobre la torre de Cabrahigo, popularmente denominada como el Torrín, se conocen algunos datos que apuntan a que su construcción se remonta al siglo XIV. Su estructura es de planta cuadrada, con cuatro plantas, cuya fachada está rematada por los muros almenados. Aunque se desconoce quién la erigió, sí que se sabe que un siglo después fue comprada por Juan de Velasco, camarero mayor del Rey.


Por último, de este inventario de torres defensivas cabe destacar la construcción de Novales. A esta infraestructura se le atribuye el origen del linaje de Isla.


- Ermita de San Roque y San Sebastián: En el barrio de Quejo, entre las playas de El Sable y Los Barcos y dominando el paisaje de la ría de Joyel.


No se sabe con exactitud a qué siglo se remonta la construcción de este edificio, aunque se cree que fue anterior al XVII. Se caracteriza por su sencillez y por su mínima decoración, ornamentada únicamente por los esquinales de piedra y muros pintados en blanco.


La entrada está rematada con un arco de medio punto y mira hacia el sur.


- Colegio La Inmaculada: Para conocer la historia del Colegio La Inmaculada en Isla habremos de remontarnos al 14 de enero de 1884, momento en el que cuatro hermanas llegaron a esta localidad con la voluntad y vocación de servir al próximo.


El conde de Isla, el clero, el ayuntamiento y vecinos apoyaron la creación del colegio en estos primeros años, lo que le ha convertido en toda una institución dentro de la comunidad educativa.


PLAYAS DE ISLA

El litoral de Isla nos ofrece una panorámica única del mar Cantábrico y además, diversos espacios en los que disfrutar del sol y el baño. En total 6 playas que, si por algo se caracterizan, es por su disposición resguardada de los vientos, su arena fina y aguas cristalinas.


Las playas de Isla gozan de excelentes condiciones y servicios, así como buenos accesos y aparcamientos. De hecho, se distinguen por su seguridad, lo que permite la práctica de todo tipo de deportes náuticos e incluso, pesca submarina.


- Playa de la cava: Esta playa se sitúa en un lugar privilegiado de Isla. Está justo en el inicio de las marismas de Joyel, donde se encuentra el molino de mareas. En este enclave singular, el visitante podrá disfrutar de total tranquilidad y relax mientras observa una magnífica panorámica de la costa cantábrica.


- Playa el Cándano: Quizás, uno de los rincones más bellos de Isla. Es una pequeña cala rodeada de acantilados que configuran un hermoso paisaje. Resguardada de los vientos, este arenal se convierte en el lugar ideal para la práctica de deportes náuticos y playeros con toda la familia.


- Playa de los Barcos: Está bañada por la ría de Quejo. Si por algo se caracteriza es porque su panorámica está completamente condicionada a las mareas. Dependiendo de si hay pleamar o bajamar, se descubrirá ante nosotros un paisaje completamente diferente. De hecho, en bajamar se puede pasar caminando hasta Noja, la localidad vecina. Este arenal recibe su denominación por los barcos pesqueros que habitualmente, arriban y descansan en sus inmediaciones.


- Playa de El Sable: Es la más familiar ya que se encuentra en el centro del núcleo urbano de Quejo. Está protegida de los vientos y fuertes oleajes, por lo que los niños encuentran en este enclave el lugar ideal para aprender a nadar y la práctica de deportes sin riesgo. Esta playa dispone de servicio de información, de vigilancia y socorrismo, así como módulo curas. La playa de El Sable dispone de acceso para discapacitados, duchas y aseos. Además, para comodidad del visitante, en los meses de verano se pone a su disposición un aparcamiento con una amplia capacidad.


- Playa de Arnadal: Esta playa se encuentra al pie de un impresionante paisaje como el que conforman los acantilados de la costa de Trasmiera. Paredes rocosas que, además, la protegen de los vientos y recrean un espacio de inigualable belleza. El Arnadal, también conocida como Los Franceses, es una playa semi-virgen, de arena fina y dorada. Tiene aspecto de cala y el acceso a la misma solo se puede realizar a pie.


- Playa de la Arena: En plena desembocadura del río Campiazo nos encontramos con uno de los arenales más impresionantes y extensos de Isla. Se trata de la playa de la Arena, una enorme lengua de cerca de 1 km de longitud. Se encuentra al pie de un espectacular encinar que domina la parte más interior y más salvaje de esta playa. A continuación accedemos a una coqueta cala y después, a la zona más familiar de la playa.


Entre otros servicios la playa de la Arena cuenta con accesos y aseos para discapacitados, vigilancia, socorristas y duchas. Asimismo, están a disposición de los usuarios un espacio de información y un módulo de curas y atención sanitaria. Junto a la playa hay un amplio aparcamiento de 200 plazas.


ECOPARQUE DE TRASMIERA

El Ecoparque de Trasmiera es un museo a cielo abierto  de 25 km2 en el que el patrimonio, el arte y la naturaleza cobran especial protagonismo. Sus instalaciones ofrecen un amplio recorrido por las tradiciones y la cultura. Nos conducen hacia un presente vanguardista y renovado que ha sabido poner en valor los recursos de la zona para convertirlo en una exitosa propuesta de ocio para disfrutar en familia.


El Ecoparque cuenta con varias instalaciones en Isla como la Iglesia de la Asunción, el Molino de Santa Olaja, la Casa de las Mareas y el mirador del Monte Cincho.


- Iglesia de la Asunción (observatorio de arte): También conocida como el observatorio del arte, es una de las instalaciones que se encuentran en el Ecoparque. En su interior, se albergan los principales secretos de la cultura trasmerana y su singularidad. A través de esta exposición de carácter didáctico, se nos revelan aspectos como el papel tan destacado que tuvieron los trasmeranos en el campo de la arquitectura moderna española. A través de esta muestra descubriremos que fueron grandes expertos en los oficios de cantería, escultura y campanería.


- Molino de Santa Olaja (observatorio de la marea): Se encuentra integrado en la marisma de Joyel, en el entorno mareal. Su contenido expositivo se centra en las formas de vida de la zona. A través de material audiovisual y una impresionante ambientación escenográfica, el visitante puede conocer el funcionamiento del molino, la vida del molinero y su relación con la marisma, cuyos horarios y oficio dependía completamente de las mareas.

- La casa de las mareas (observatorio de la marisma): Es el centro de interpretación de la marisma de Joyel configurando el corazón del Ecoparque de Trasmiera. Se trata de un espacio dedicado exclusivamente al valor ecológico y medioambiental de este enclave.

- El monte Cincho: En el corazón de Isla se encuentra el monte Cincho, una atalaya desde la que podemos divisar toda la localidad y el característico litoral de Isla. Este enclave natural domina la panorámica de Isla hacia el interior y cuenta con varios senderos que nos conducen hacia el mirador entre un denso bosque de encinas.

- Marisma de Joyel: El paisaje de la marisma de Joyel se entremezcla con el paisaje marino. De hecho, su orografía y panorámica está completamente determinada por las mareas. La mezcla entre el agua dulce y salada conforma un ecosistema único en el que conviven multitud de especies como ostras, mejillones, caracolillos, quisquillas o cangrejos. Asimismo, abundan peces como los blenios, los gobios y los lenguados; o aves como las gaviotas.

La variada fauna de este lugar, se cobija en un entorno único con una vegetación que determina la diferencia de paisaje y las zonas que conforman el humedal. La zona con más agua está dominada por el carrizo y en las partes más altas, las encinas.