jueves, 19 de septiembre de 2019

Museo Maricel del Mar en Sitges Barcelona



MUSEO MARICEL DEL MAR EN SITGES BARCELONA

- Dirección: Carrer de Fonollar, s/n, 08870 Sitges, Barcelona
- Horario: de Martes a Domingo de 10:00–20:00
- Teléfono: 938 94 03 64
- E-mail: museusdesitges@diba.cat
- Web: www.museusdesitges.cat/ca


El Museu de Maricel muestra un itinerario artístico muy completo desde el siglo X hasta el realismo y figuración de la primera mitad del siglo XX a través de las colecciones de arte del Dr. Jesús Pérez-Rosales y de la Villa de Sitges, con obras de gran calidad. La presentación museográfica integra diversos lenguajes, técnicas y soportes artísticos con el fin de conseguir la máxima coherencia en la secuencia cronológica de la evolución de las artes.


En 1969 la Diputación de Barcelona compró el edificio de Maricel de Mar con el objetivo de instalar en él la heterogénea colección del doctor Jesús Pérez-Rosales (Manila,1896-Barcelona, 1989), reputado ginecólogo y apasionado coleccionista, al cabo de un año se inauguró oficialmente el nuevo Museo Maricel.  El edificio y palacio fue ideado por el artista e ingeniero Miquel Utrillo entre 1910 y 1918, el Palacio de Maricel se convirtió, desde su misma inauguración, en un clásico del estilo Novecentista. Actualmente, el complejo mantiene intacto su gran valor artístico y arquitectónico y se ha convertido en uno de los edificios más emblemáticos de Sitges.


Esta formado por más de tres mil piezas de la más diversa procedencia, la colección incluye murales románicos (como el Pantocrátor de Santa María de Cap d'Aran, datado en el siglo XII), ejemplares de pintura gótica sobre tabla (entre ellos, dos piezas del retablo de Sant Pere de Cubells, obrador por Pere Serra), tallas y retablos renacentistas, esculturas modernistas y noucentistes de Josep Llimona (Desconsuelo), Enric Clarasó (Cabeza de niño llorando), Joan Rebull (Descasno, Aurora o Gitanilla), Josep Clarà, Josep Cañas o Pablo Gargallo (La segadora), seis plafones en tela de Josep Maria Sert alegóricos de la Primera Guerra Mundial, así como numerosos cuadros, muebles, piezas de orfebrería litúrgica, cerámicas y porcelanas.


Desde 1995 el Museo Maricel alberga también la Colección de Arte de la villa de Sitges, que ocupa varias salas del segundo piso. En ellas se pueden ver unas cincuenta obras de artistas de sitgetanos de los siglos XIX y XX y de otros que estuvieron muy vinculados a la villa en este mismo período. Este fondo de arte permite al visitante efectuar un sugerente recorrido por las dos últimas centurias de la pintura catalana, desde Joaquim Espalter (nacido en Sitges en 1809) hasta Pere Pruna (que pasó aquí largas temporadas durante los años 1940 y 1950).


La Escuela Luminista de Sitges, que sirvió de puente entre Mariano Fortuny y los modernistas, está representada profusamente, con piezas de Felip Masó ( entre las cuales, la emblemática Procesión de san Bartolomé), Joaquim de Miró (La recolección de la malvasía), Josep Batlle i Amell, Arcadio Mas (La procesión de Corpus en Sitges), Juan Roig y Soler y Antoni Almirall. También se hallan varias obras de Santiago Rusiñol entre las que destacan Atardecer, pintado en Biniaraix (Mallorca), y los retratos de los sitgetanos Salvador Robert, Pere Forment y Lluís Magrans. Es de Ramón Casas el excepcional Retrato de Charles Deering, el personaje que a comienzos del siglo XX promovió la construcción del conjunto de Maricel.


La La Maternitat del sitgetano Joaquim Sunyer abre la sala dedicada al Noucentisme, en la que también se pueden ver lienzos y dibujos de Agustí Ferrer Pino, Josep Vidal y Josep M. Llopis de Casades, entre otros. La muestra se completa con piezas de Artur Carbonell (Niña enlutada), Guillem Bergnes (Rocas de Sant Sebastià), Alfred Sisquella y el ya mencionado Pere Pruna.


Anexa a la Colección de Arte de la villa de Sitges se encuentra la Colección de Marinería de Emerencià Roig i Raventós (Sitges, 1881- Barcelona, 1935), donada por su hermano al Ayuntamiento de Sitges. Roig fue un importante especialista en temas marítimos y autor de libros como La pesca a Catalunya (1926), La marina catalan del vuit-cents (1929) y Sitges dels nostres avis (1934). La colección está formada por un variado conjunto de maquetas y miniaturas de barcos, dibujos y grabados, mapas, instrumentos núaticos (sectantes, brújulas, etc.) y arreos de pesca (nasas, palangres, anzuelos, agujas para reparar redes, etc.), que antiguamente utilizaban los pescadores a lo largo del litoral catalán.


Se han incorporado obras de la colección del Dr. Jesús Pérez-Rosales que nunca se habían expuesto al público, adquisiciones efectuadas por el Consorci del Patrimoni de Sitges del 2012 hasta ahora (Ramon Casas, Miquel Utrillo, Arcadi Mas i Fondevila, Artur Carbonell y Agustí Ferrer Pino) y donaciones de los familiares de los artistas (Pere Jou y Alfred Sisquella). Los fondos propios están complementados con diversas obras procedentes de préstamos y depósitos del fondo de arte de la Generalitat de Catalunya, de la Diputació de Barcelona y el Museu de Montserrat con obras principalmente de artistas del Modernismo y el Novecentismo vinculados a Sitges, como Ramon Casas, Joaquim Sunyer, Lola Anglada,  Pere Jou y Alfred Sisquella, entre otros. Destaca también la incorporación de una valiosa muestra de mobiliario de la antigua casa pairal de Can Falç, actualmente en proceso de restauración.


La visita al Museu de Maricel se inicia en la segunda planta del edificio con las esculturas y retablos pertenecientes a los períodos Románico y Gótico (obras de Pere Serra, Mestre d’All, Mestre de Maluenda, Mestre d’Armisèn, Mestre de Belmonte, Mestre de Son, Joan d’Angers, el Mestre de Viella, la Marededéu de Sant Miquel del Fai, el Mestre de Los Balbases, Joan D’Angers, Tomàs Giner y Pedro Berruguete, entre otros) completadas con mobiliario y obras de cerámica. El Renacimiento y el Barroco están representados con colecciones de cerámica y mobiliario, así como obras del género de las naturalezas muertas. En la primera planta, en la antigua habitación de Charles Deering se expone una exquisita selección de pintura (Arellano) y mobiliario de los siglos XVII y XIX.


Siguen las obras pertenecientes al Neoclasicismo (Vicente López) y al Romanticismo (Esquivel, Joaquim Espalter, Marià Fortuny, Federico de  Madrazo); al Realismo (Felip Masó, Rafael Monleón, Arcadi Mas i Fondevila y un joven Santiago Rusiñol), la sala dedicada a  la Escola Luminista (Joan Roig i Soler, Arcadi Mas i Fondevila, Antoni Almirall, Joaquim de Miró i Argenter, Joan Batlle i Amell, Joan Soler i Casanovas y Càndid Duran); el Modernismo (Santiago Rusiñol, Ramon Casas, Josep Llimona, Miquel Utrillo), con la sala dedicada al Modernismo en Sitges con las pinturas que decoraron la Cerveseria del Cau Ferrat (Santiago Rusiñol, Arcadi Mas i Fondevila, Joaquim de Miró, Antoni Almirall i Càndid Duran) y el Noucentismo (Joaquim Sunyer, Pere Jou, Lola Anglada, Enric Casanovas, Ismael Smith, Xavier Nogués, Josep M. Gol, Josep Clarà, Pau Gargallo, Jaume Otero, Josep Granyer y Apel·les Fenosa, entre otros).


La planta baja del Museu de Maricel abarca cuatro ámbitos claramente diferenciados. En la antigua capilla gótica del Hospital de Sant Joan y la estancia continua hay una muestra que pre-figura el contenido de la colección del museo, como un par de capiteles del siglo X, la Maiestas Domini (s. XIII) y los retablos de Sant Salvador d’Alzina de Ribelles (Jaume Cabrera, c. 1400) y de la mare de Déu (s. XIV) y obras de Pedro Orrente, Antoni Almirall, Santiago Rusiñol, Ramon Casas y Pere Jou. Junto con la capilla, el mirador constituye la sala más espectacular con vistas al mar y tres grandes esculturas de estilo novecentista (Joan Rebull). La sala capilla románica dedicada a Sant Bartomeu (s. XIV) evoca la figura del Dr. Jesn de los años entreguerras y la postguerra la Sala Sert estDr. Jese estilo novecentista (Joan Rebull). La sala capilla romos perús Pérez-Rosales.


El largo espacio que va desde el mirador a la Sala Sert está dedicado a los realismos y a la figuración de los años entreguerras y la postguerra, con esculturas de Jou, Rebull, Casanovas y pinturas de los  hermanos Vilà, Mercader, Ferrer Pino, Artur Carbonell, Sisquella y Pere Pruna. También se ha instalado la gran escultura del Greco, obra original de Josep Reynés (1898), que fue sustituida por una copia en el año 1970 a causa de su deterioro, ahora ya definitivamente museizada.


La Sala Sert cierra la visita al Museu de Maricel, con grandes pinturas murales, alegoría de la Gran Guerra y pintadas en 195 y 1916 con la esperanza del triunfo delos aliados.