miércoles, 8 de julio de 2020

Cuevas de Los Palomares en Nalda La Rioja



CUEVAS DE LOS PALOMARES EN NALDA LA RIOJA

- Localización: Ctra. Albelda, 26190 Nalda, La Rioja (Nalda en Logroño y su Comarca)
- Coordenadas: Latitud: -2.4861717224121094 y Longitud: 42.33795946257103
- Información: 646 540 608
- Web: www.panal-nalda.org


Es un lugar muy recomendable para visitar!! Bonitas cuevas excavadas en la roca, que presentan un complejo entramado de varias las decenas de metros de recorrido por su interior. Se encuentran casi en su totalidad horadadas por multitud de hornacinas semicirculares en ambos lados de los pasillos y las estancias, que parece ser fueron destinadas a la nidificación y cría de palomas. Aunque para algunos autores se trata de antiguos eremitorios, todo parece indicar que tras su uso como viviendas en época medieval, su último uso y el aspecto actual con múltiples hornacinas en sus paredes, responden a palomares.


Se encuentra a 21 kilómetros de Logroño, en el valle del Iregua. Sobre un cerro, con vistas al río y sobre la Vía Romana Vareia-Numantia. No hay ningún cartel que nos indique donde localizarlas. Pero se pueden visualizar muy bien desde lejos, ya que presentan un frente de unos 75 m de longitud y en altura. La mejor opción es llegar en coche por la carretera (LR-255) desde la rotonda de Nalda hacia Albelda de Iregua. Una vez lleguemos a la parte baja, dejaremos el vehículo en un aparcamiento al lado de la empresa "Embutidos Alejandro Miguel", luego hay que ir subiendo la cuesta de 2 Km, hasta llegar a la altura de las cuevas, donde nos encontraremos con una pequeña escalera de madera y piedras.


Se da el nombre de columbario a los nichos destinados a contener las urnas cinerarias en los sepulcros de familia de los romanos. La palabra columbarium significa propiamente palomar y de su similitud con los palomares proviene este término. En el interior de las paredes se encontraban una multitud de pequeños nichos de forma semicircular, y redondeados a manera de bóveda en la parte superior, exactamente como los nichos de un palomar. Aunque, en este caso quizás contuvieran las cenizas y reliquias de los difuntos en sus correspondientes urnas o relicarios. También se estudian hipótesis que apuntan a que estas cuevas fueron utilizadas antaño como monasterios. Los nichos de Los Palomares eran de carácter decorativo y servían de relicarios. Se trataría de un cenobio cuyo origen dataría de entre los siglos V y VII, y que servían a los monjes cristianos de vivienda y lugar de culto.