lunes, 10 de mayo de 2010

Taxonomía y Morfología de la Vid


TAXONOMÍA Y MORFOLOGÍA

FLORES

La vid es una planta con flores, es decir, una angiosperma, de la clase de las dicotiledóneas, de la subclase con flores más simples (choripetalae), pero en el grupo dotado de cáliz y corola (Dyalypetalae).

TRONCO

El orden es el de las Rhamnales, que son plantas leñosas. Una planta leñosa tiene por lo general una vida muy larga, siendo fácil encontrar vides centenarias, también tiene un largo periodo juvenil (3-5 años), durante el cual no es capaz de producir flores; en general, las yemas que se forman durante un año no se abren hasta el año siguiente.

RAIZES

Tiene un aparato radicular que se hace imponente con los años, pero que se desarrolla y adentra en el terreno con menos minuciosidad que el de una hierba. De esta manera el aparato epigeo, tronco, ramas y racimos, requieren de mucho tiempo para desarrollarse; no puediendo renovarse con facilidad como el de una herbácea; la necesidad de mantenerlo vivo durante el invierno o en tiempo de sequía hace a las plantas leñosas que sean más exigentes en cuestión de clima y fertilidad, de manera que no viven en alturas excesivas ni demasiado cerca de los polos ni en los desiertos como pueden hacerlo las hierbas.

A través de las raíces se sustenta la planta, mediante la absorción de la humedad y las sales minerales necesarias, y que el tronco y los sarmientos son meros vehículos de transmisión por los que circula el agua con los componentes minerales.

HOJAS

La hoja es el órgano más importante de la vid. Las hojas transforman la sabia bruta en elaborada, siendo las ejecutoras de las funciones vitales de la planta: transpiración, respiración y fotosíntesis.

Es en ellas dónde a partir del oxígeno y el agua, se forman las moléculas de los ácidos y azúcares, que se van a ir acumulando en el grano de la uva y condicionando su sabor.

La clorofila, sustancia verdosa es la encargada de captar de los rayos del sol la energía suficiente para llevar a cabo todos estos procesos.

En el mes de marzo, cuando el calor comienza a hacerse notar, la savia se pone en movimiento y se produce el denominado lloro o lagrimeo de la vid que se expresa a través de los cortes que se produjerón durante la poda. Cuando el fruto surge es muy verde, pues está saturado de clorofila, y a partir de aquí toda la planta empieza a ejercer servidumbre a favor del fruto que poco a poco irá creciendo.

UVA

La uva verde, sin madurar, contiene una gran carga de ácidos tartáricos, málicos y, en menor medida, cítricos. El contenido de estas sustancias dependerá del tipo de variedad de la que procede y de las condiciones climáticas, ya que luz, temperatura y humedad van a ser decisivas en la conformación de los ácidos orgánicos.

El momento en que la uva cambia de color recibe el nombre de envero. Del verde pasará al amarillo, si la variedad es blanca y al rojo claro, que se irá oscureciendo, si es tinta.

Durante el proceso de maduración de la uva, los ácidos van cediendo terreno a los azúcares procedentes de la frenética actividad ejercida por las hojas, merced al proceso de fotosíntesis.

Los troncos de la cepa también contribuyen al dulzor de la uva, ya que actúan como acumuladores de azúcares. Debido a esta razón, las vides viejas son capaces de proporcionar un fruto más regular y una calidad más constante.

El grano de uva a su vez puede ser dividido en tres partes: la piel, la pulpa y las pepitas.

La piel, también denominada hollejo, contiene la mayor parte de los componentes colorantes y aromáticos de los vinos.

En la pulpa se encuentran los principales componentes del mosto (agua y azúcares) que después, mediante la fermentación se transformarán en vino.

Las pepitas o semillas, se encuentran dentro de la pulpa y difieren según las variedades, llegando incluso a encontrarse uvas que nos las contienen. Poseen una capa muy dura y proporciona taninos al vino.

RASPÓN

El raspón, o parte leñosa que sostiene las uvas del racimo, es capaz de aportar ácidos y sustancias fenólicas (taninos) dependiendo de su participación o no, en los procesos de fermentación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada