lunes, 14 de junio de 2010

Clavo de Olor


AROMA DE CLAVO DE OLOR EN EL VINO

Se obtiene la esencia de clavo por destilación de los capullos sin abrir del clavero o eugenia caryophyllata un árbol tropical originario del océano Indico.

Estos brotes o clavos de olor ya se utilizaban en China, tres siglos antes de nuestra era, para calmar los dolores de dientes. Aún hoy, perfuman las consultas de los dentistas.

El augenol, presente al mismo tiempo en el vino y en el clavo, constituye el testigo olfativo de esta nota especiada.

Los aromas de clavo, de canela, de nuez moscada, se encuentran en algunos tintos de crianza que no terminan de sorprendernos.

Por medio de un envejecimiento prolongado, algunos tintos de Hermitage, de Chateaneuf-du-Pape, de Rousillon de laderas y en reservas de Rioja se adquieren estos aromas claramente especiados, donde se encuentran, aparte de la pimienta y el jengibre, el clavo y la nuez moscada en grados diversos.

Algunos grandes blancos de la región de Burdeos nos invitan a entrar en un palacio oriental finamente perfumado.

El clavo es, en su sutil mezcla con la canela, una particularidad del jurancon moellux y licoroso, ese vino de reyes, producido en veinticinco comunas en el sur del Gave de Pau, con el que fue bautizado Henri IV

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada