miércoles, 27 de octubre de 2010

ENOTURISMO


El enoturismo, turismo enológico, turismo del vino, visitas a bodegas, ruta del vino, cata de vinos, etc. es aquel tipo de turismo dedicado a potenciar la riqueza vitivinícola de una determinada zona. También puede relacionarse con el turismo gastronómico, arquitectura, arte, salud, belleza como en la vinoterapia. Los turistas pueden conocer cada zona vitivinícola a través de la degustación de sus vinos, las vistas a bodegas y viñedos puesto que el vino es una expresión liquida del lugar de donde procede (el clima, suelos y personas que lo elaboran).

El desarrollo del enoturismo en España está llevando a muchas bodegas a plantearse el contratar a una persona que se responsabilice de las visitas guiadas, a día de hoy son los relaciones públicas, enólogos, directores, miembros del equipo técnico, responsables de comunicación, guías turísticos, personal administrativo e incluso guardas de seguridad quienes se encargan de esta labor.

Realmente no hay muchas bodegas que se puedan permitir económicamente contratar un guía turístico profesional que se ocupe exclusivamente de las visitas. Por otro lado, la experiencia indica que ciertas cualidades personales de la persona que acompaña a los visitantes como la implicación, naturalidad, conocimientos, empatia, etc. pueden tener más peso que su formación turística en el grado de satisfacción final del visitante.

Las personas encargadas del enoturismo tienen la misión de transmitir, de contagiar al consumidor ese entusiasmo por degustar vinos de calidad, prolongando el placer que proporciona comer y beber bien, para el deleite de los sentidos.

Pienso que para ser un profesional en el turismo enológico no hacen falta unas condiciones especiales, es algo que se aprende y se perfecciona con la experiencia. Cualquier persona con una formación en enología, en cata de vinos, con predisposición al servicio de los visitantes, con vocación, ilusión y modos puede llegar a ser un buen guía enoturista. Después su dedicación, pasión y capacidad le posicionarán de una u otra manera.

Lo bueno del enoturismo es que la gente viene a escuchar de una forma más relajada y distendida, viendo con sus propios ojos lo que cuentas. Luego, esas personas pueden trasmitirlo a su vez en otros ámbitos como el familiar, trabajo, amigos, etc.

Lo bonito de hacer visitas a bodegas es ver como los turistas se van haciendo poco a poco más asiduos creándose vínculos de amistad, hay intercambio de opiniones sobre nuestros gustos en torno a los vinos y ellos se ponen en tus manos, confían en ti a la hora de elegir una ruta del vino, una visita a bodega, o elegir un vino para una celebración, una ocasión especial o simplemente, para seguir aprendiendo.

La relación que se establece con los visitantes llega a ser muy agradecida porque en el fondo estas vendiendo un poquito de felicidad.

En mi caso lo que más me engancho a esta profesión del enoturismo, fue la posibilidad de conocer todo el proceso de un vino, desde el cultivo de las vides hasta la distribución y venta de las botellas, además del intercambio de información con entusiastas del mundo vinícola.

En bodegas URBINA hacemos una visita guiada y comentada por un enólogo. Durante la visita se visitan las instalaciones de la bodega, se sigue y explica el proceso de elaboración que sigue la uva desde su recolección hasta transformarse en vino blanco, rosado y tinto. Para continuar con el proceso de envejecimiento de los vinos tintos, hasta que alcanzan el nivel de crianzas, reservas, grandes reservas y vinos de alta expresión.

Esta visita se completa con un video que resume todo lo comentado anteriormente.

En la cata se degustan y comentan todos los vinos de la bodega: Vinos jóvenes (blanco, rosado, cosechero, vino del año, maceración carbónica), vinos clásicos o tradicionales (crianza, reserva, gran reserva) y vinos modernos, de autor, de diseño o alta expresión.

La duración de esta actividad es de aproximadamente 2 horas y también se puede visitar un viñedo próximo a la bodega.

En definitiva es una visita llena de emociones, pasión por el vino y amistad.

La visita a la bodega y cata se realiza todos los días incluidos Sábados y Domingos de 11:00 a 14:00.

Bodegas URBINA
Visitas, Enoturismo, Catas Comentadas
c/ Campillo 33-35
26214 CUZCURRITA DE RÍO TIRÓN - LA RIOJA
TEL. 647 643 651
email: urbina@fer.es
web: www.urbinavinos.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada