miércoles, 24 de septiembre de 2014

Importaciones de Vinos Españoles en Suiza


IMPORTACIONES DE VINOS ESPAÑOLES EN SUIZA

Un informe elaborado por el OeMv (Observatorio Español del Mercado del Vino) sobre las importaciones vitivinícolas de Suiza en el año 2010, se observa que el país centroeuropeo adquirió un total de 38,4 millones de litros de vinos españoles, superando por primera vez la barrera de los 38 millones de litros. Esta subida hace que España crezca un 1,7% en volumen, facturando por las ventas 151 millones de francos suizos.

Por otra parte, en términos generales, Suiza importó en volumen un 6,4% más de vinos envasados y un 5,6% más de vinos espumosos, aunque a un precio medio menor que en 2009 para ambos productos. Esto hace que las cifras en valor se mantengan prácticamente similares a las del año precedente.

Por países de origen, a pesar de la bajada del -5% en valor, Francia se mantiene a la cabeza en este aspecto, seguida de Italia y de España en tercer lugar. Las compras a estos tres países representan el 80% de las importaciones suizas en valor. En volumen, Italia lidera de forma destacada la lista, alcanzando los 70 millones de litros. Sin embargo, el país galo es el primero en valor por vender a un precio medio muy superior al de sus competidores.

PERCEPCIÓN DEL VINO EN SUIZA

El vino en suiza es un producto muy valorado, puesto que, a pesar de ser un país pequeño con sólo unos 7,5 millones de habitantes, es el octavo país importador de vinos de todo el mundo. Además, la producción de vinos suizos apenas se deja sentir en el resto del mundo, ya que hasta el 98% de lo que se produce es consumido en el propio país.

La media de consumo de vino en suiza se sitúa en 41 botellas anuales de vino, importándolo principalmente de Italia, Francia, España, Estados Unidos y Portugal, aunque durante los últimos años, Argentina y Chile entre otros, están acaparando mucho mercado.

SUIZA COMO PRODUCTOR DE VINO

Con sólo 15.000 hectáreas de viñedo, produce unos 120 millones de botellas de vino cada año, y su consumo per cápita es mucho más alto que el español.

Pese a las condiciones muy duras de un país alpino frío y lluvioso y a menudo demasiado alto para el cultivo del viñedo, ésta presente en todos los 23 cantones de la Confederación Helvética. La difícil viticultura, a menudo en terrazas escarpadas sin posibilidad de mecanización, es poco rentable, haciendo de este cultivo una obra de arte.

La viña se concentra sobre todo en los cantones francófonos de Valais, Vaud y Ginebra, donde la modesta uva blanca chasselas llega a su mayor expresión, pero también alcanza a la Suiza Alemana y al cantón italianohablante del Ticino, zona de buenos tintos de merlot. También se están creando nuevas variedades nacidas de cruces (gamaret, garanoir...)

Suiza es un país con un respeto, afición y deificación por el mundo del vino y su cultura, donde se celebra cada momento importante con unas botellas de blanco de la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario