miércoles, 26 de octubre de 2011

Cata de las Mejores Marcas de Champagne


CATA DE LAS MEJORES MARCAS DE CHAMPAGNE 

Laherte Fréres Brut Tradition €22
- Viñedos de 8 pueblos de Vallée de la Marne y Coteaux Sud d´Epernay.
- 60% Pinot Meunier, 30% Chardonnay, 10% Pinot Noir.
- Vinos base vinificados en acero inoxidable, fudres y barricas de madera de 228 l.
- Maololáctica parcialmente realizada.
- 24 meses en rima
- Dosage: Brut 5-7 g/l
- Deguelle “a la volée” : Noviembre 2010

Pierre Peters Cuvée de Réserve €24
- Viñedos de Avize, Cramant, Oger y Le Mesnil-sur-Oger, todos Grand Cru.
- 100% Chardonnay.
- Vinos base procedentes de 2003 y 2004
- Vinos base sin maloláctica.
- 36 meses en rima.
- Dosage: 6g/l.
- Deguelle: Marzo de 2011.

Gatinois Brut Réserve €23
- Viñedos de Ay Grand Cru.
- 90% Pinot Noir y 10% Chardonnay.
- Vinos base procedentes de 2004 y 2005.
- Vinos base vinificados en acero inoxidable.
- Vinos base sin maloláctica.
- 36 meses en rima.
- Dosage: Brut 6g/l

Pascal Doquet “Le Mont Aimé” 2002 €34
- Viñedos de Mont Aimé en Vertus, Premier Cru.
- 100% Chardonnay.
- Vinos base procedentes de la añada 2002.
- Vinos base vinificados en acero inoxidable.
- Vinos base con maloláctica.
- 6 años y medio en rima.
- Dosage: Extra Brut 4,5 g/l.
- Deguelle: Noviembre de 2009.

Leonoble “Les Aventures” €65
- Viñedos de 0,5 hectáreas en Choully, Grand Cru.
- 100% Chardonnay.
- Vinos base procedentes de las añadas 1996, 2000 y 2002.
- Vinos base sin maloláctica.
- 9 años en rima con corcho.
- Dosage: Brut 7 g/l.
- Deguelle: Abril 2011.

Jacques Selosse “Initial” €70
- Viñedos en Avize, Cramant y Oger, todos Grand Cru.
- 100% Chardonnay.
- Vinos base procedentes de las añadas 2003, 2004 y 2005.
- Vinos base vinificados en barricas y fudres de madera.
- Vinos base sin maloláctica.
- 4 años en rima.
- Dosage: Brut 6 g/l
- Deguelle: Julio 2010

Gosset Grand Rosé €55
- Procedencia de las uvas: 80% grand cru, 20% premier cru.
- 58% Chardonnay, 35% Pinot Noir y 7% vino tinto.
- Elaborado con vinos de 3,4 y 5 años.
- Sin fermentación maloláctica.
- 30% de crianza en barrica Bordelesa.
- Dosage: Brut 4/5 g/l
- Deguelle: Marzo de 2010

CHAMPAÑA

El champagne es el vino espumos más famoso del mundo. Simboliza la fiesta, la abundancia, la alegría y también la ostentación. Pero no solo es un vino sino toda una región con los viñedos más septentrionales de Francia. El frío y los suelos calizos dan uvas con altos niveles de acidez, un requisito imprescindible para elaborar el mejor espumoso.

Aunque los viñedos de Champaña son unos de los más septentrionales de Europa, gracias a las colinas de la zona y al encontrarse en el interior garantizan un mes de julio más cálido y soleado para madurar las uvas.

VARIEDADES DE UVA

El champagne se elabora a partir de tres variedades diferentes de uva. La Chardonnay, que se cultiva principalmente en Cote des Blancs, cerca de Avize, es la única blanca y la que aporta frescura al vino. La variedad pinot noir, que se cultiva en Montagne de Reims, le confiere al vino profundidad y notas afrutadas. La pinot meunier es algo más rústica y de cultivo tardío para evitar las heladas, aunque madura antes, y se cultiva sobre todo en el valle del Marne. Cote de Séznne produce la variedad Chardonnay, menos fina, y el departamento de Aube carece de la calidad que caracteriza a las regiones más septentrionales.

SEGUNDA FERMENTACIÓN

Estos vinos tranquilos son muy austeros y ácidos en la primara fermentación. Se transforman en la segunda, cuando el método de producción captura las burbujas del vino y le confiere la exquisita efervescencia que despierta al paladar.

Cada viticultor mezcla pequeñas cantidades de reservas de añadas anteriores según los requisitos de la marca para mantener un resultado coherente. (Krug nace a partir de 50 vinos de reserva). Luego se embotella con una mezcla de vino, azúcar y levadura (liqueur de tirage) y se tapa con un corcho y una chapa. La levadura fermenta el azúcar y el vino absorbe el dióxido de carbono, que genera las burbujas.

TIPOS DE CHAMPAGNE

Además de las mezclas sin añada con las que se elaboran la mayoría de los vinos del mercado, existen las mezclas con añada. En lugar de mantener un estilo coherente, reflejan las características del año de producción. La mayoría de marcas crean cuvées de lujo, de producciones limitadas que alcanzan precios muy superiores a las mezclas sin añada. En fechas recientes el champagne rosado se ha puesto de moda, y su particularidad es que se elabora con una mezcla de vinos tintos y blancos. Los vinos elaborados únicamente con Chardonnay pueden etiquetarse con blanc de blancs, y los elaborados solo con uvas tintas (muchos menos), como blanc de noirs.

REPOSO, TRASIEGO Y DEGUELLE

Sin embargo, el proceso aún no ha terminado. Para que los vinos desarrollen los sensacionales aromas y sabores a galleta que se mezclan ágilmente con las notas afrutadas, deben reposar como mínimo 15 meses en bodega, aunque en general hasta tres años. A continuación, se separan los residuos de la levadura del líquido. Para ello se utilizan los pupitres, donde las botellas se ponen cabeza abajo y se giran o trasiegan a mano para que los posos se acumulen en el cuello. Hoy en día, este proceso suele acelerarse con la ayuda de grandes palés giratorios, aunque algunos productores no han renunciado al proceso manual. A continuación, los posos se congelan y, cuando se descorcha la botella, la presión del interior los expulsa como un perdigón. La botella se rellena con una mezcla de vino de reserva y azúcar llamada liqueur déxpédition (licor de expedición) y, por último, se encorcha y se remata con un bozal metálico para contrarrestar la presión. Transcurridos un par de meses, cuando el licor está integrado en el vino, el champagne ya está listo para su consumo.

BODEGAS DE CHAMPAGNE

El negocio del champagne está dominado por las grandes bodegas, que tan solo son propietarias de un 10 % de los viñedos pero compran uvas a miles de pequeños viticultores de la región.

Algunos viticultores producen su propio champagne, que representa un 25 % de las ventas globales. Puesto que cuentan con un repertorio de vinos de base más limitado, no pueden recurrir a distintas añadas. Aun así, la calidad global es indudable.

En toda la región también hay numerosas cooperativas vinícolas que producen vinos de distintos grados de calidad.

PROTECCIONISMO

La demanda internacional de champagne no revela signos de cansancio, y el precio de las uvas y el vino siguen aumentando. En los últimos tiempos  se ha ampliado el área que abarca la denominación, pero considerando el proceso burocrático es poco probable que la producción sea una realidad. Las autoridades de Champaña protegen el nombre de champagne con el pretexto de que solo puede designar los vinos que proceden de estas tierras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario