miércoles, 26 de octubre de 2011

Quince Regiones Vitivinícolas se Alían en Defensa de la Veracidad del Etiquetado del Vino


QUINCE REGIONES VITIVINÍCOLAS SE ALÍAN  EN DEFENSA DE LA VERACIDAD DEL ETIQUETADO DEL VINO

Jerez y Rioja se han sumado a otras trece regiones vinícolas de prestigio y nivel internacional para reclamar una regulación que proteja los nombres geográficos de procedencia de los vinos y atienda la creciente demanda de los consumidores de veracidad en el etiquetado. La iniciativa ha recibido el apoyo de renombrados chefs y sumilleres de todo el mundo en la reunión celebrada en Nueva York por los firmantes de la Declaración para la Protección del Origen y los Nombres de Procedencia de los Vinos, una coalición formada en 2005 que ha doblado su tamaño desde entonces, dando la bienvenida a Rioja y a Long Island como nuevos miembros este año.

La Declaración suscrita por las quince regiones vitivinícolas defiende que los nombres geográficos constituyen una herramienta fundamental para que los consumidores identifiquen los vinos en relación con las áreas específicas de las que provienen. En este sentido, en la reunión celebrada en Nueva York, han reafirmado su compromiso de trabajar conjuntamente en la educación del consumidor y en abogar públicamente por que se asegure que estos nombres son protegidos y respetados a nivel mundial.

En la reunión de Nueva York se han presentado los resultados de una reciente encuesta entre consumidores de Estados Unidos realizada por Public Opinion Strategies, según la cual el público americano tiene un percepción muy firme y positiva sobre el papel que el lugar de origen de los vinos juega en las decisiones de compra. Estas son las conclusiones más destacables de la encuesta:

- El 79% considera la región de la que procede un vino como un factor importante de compra de la botella.
- El 75% indica que sería menos probable comprar un vino si supiesen que procede Champagne, Napa Valley u Oregon, pero realmente no fuera así.
- El 84% piensa que la región de la que procede un vino es extremadamente importante en la determinación de su calidad.
- El 96% dice que los consumidores merecen saber que la procedencia de las uvas que dan origen al vino está verdaderamente reflejada en las etiquetas
- El 98% sostiene la procedencia de establecer estándares a nivel mundial para todos los elaboradores que requieran que sean rigurosos en la indicación en la etiqueta del origen de las uvas que dan lugar al vino.

Algunos de los nombres más preeminentes en la gastronomía y los vinos han dado su apoyo a la veracidad en las etiquetas de los vinos mediante una carta abierta que ha sido presentada en la reunión de Nueva York. Entre los firmantes figuran Thomas Keller de Per Se y de French Laundry, Ferrán Adriá de El Bulli, Daniel Boulund de Daniel, Alexandre Ferrand de Alain Ducasse, Wolfgang Puck de los Restaurantes Wolfgang Puck, Antoine Hernández de Joël Robuchon, Michel Richard de Citronelle, José Andrés de Jaleo y minibar, Pontus Elofsson de Noma, Charlie Palmer de Charlie Palmer Restaurants y muchos otros a nivel mundial.

La Declaración Conjunta para la Protección del Origen y los Nombres de Procedencia de los Vinos fue originalmente firmada el 26 de julio de 2005 y cuenta ahora con la adhesión de Champagne, Chianti Classico, Jerez, Long Island, Napa Valley, Oregon, Paso Robles, Oporto, Rioja, Sonoma County, Tokaj, Victoria, Walla Walla Valley, Washington state y Western Australia.

LAS DENOMINACIONES DE ORIGEN SON UNA GARANTÍA DE CALIDAD Y DE DIFERENCIACIÓN

El objetivo de una Denominación de Origen es proteger a un producto caracterizado por una calidad diferencial vinculada a un origen geográfico delimitado, que le distingue en el mercado de cualquier otro producto de naturaleza similar. Se corresponde con la Denominación de Origen Protegida (DOP) a nivel de las instituciones europeas.

Para amparar un producto bajo una Denominación de Origen han de existir una serie de aspectos básicos:

- Como requisito indispensable, la calidad diferencial y la singularidad del producto deben derivarse del origen geográfico en el que se han producido, lo que también incluye unas condiciones y prácticas de elaboración características.

- El proceso de producción, transformación y elaboración debe tener lugar necesariamente en el ámbito geográfico de la Denominación de Origen.

- Debe justificarse la existencia de un reconocimiento y valoración de las cualidades diferenciales del producto por parte de los consumidores.

- Debe existir el compromiso colectivo por parte de productores y comercializadores de la zona amparada de someterse voluntariamente a un proceso de certificación, que actualmente realizan los Consejos Reguladores.

- Las Denominaciones de Origen facilitan al consumidor el reconocimiento del producto y la percepción de una calidad y un grado de diferenciación superiores. Por ello, un factor cada vez más influyente es la imagen de la Denominación, es decir, el conocimiento que de ella tiene el consumidor, que constituye la base fundamental para el desarrollo de estrategias comerciales.

En el caso de las denominaciones de origen y las indicaciones geográficas se hace necesario adoptar un enfoque comunitario. Un conjunto de normas comunitarias que impliquen un régimen de protección que permite el desarrollo de las indicaciones geográficas y de las denominaciones
de origen ya que este marco garantiza, mediante un enfoque más uniforme, unas condiciones de competencia leal entre los productores de los productos que se benefician de estas indicaciones y hace que dichos productos gocen de una mayor credibilidad a los ojos de los consumidores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario