domingo, 20 de noviembre de 2011

Cata de Vinos de la Variedad de Uva Monastrell


CATA DE VINOS DE LA VARIEDAD DE UVA MONASTRELL

- Xenys Tinto 2010 Joven: Vino tinto joven de Jumilla de color rojo intenso, afrutado con notas a fruta madura. En boca, estructurado y equilibrado, agradable y fresco.
- Xenysel 6 2009 Crianza: Tinto crianza de Jumilla de color rojo picota intenso y vivo. Potente en nariz, limpio y complejo, destacan aromas frutales muy atractivos con toques de fruta madura y recuerdos de madera nueva. Bien constituido en boca, de buena estructura, vivo y sabroso, con cuerpo, equilibrado, con un agradable paso por boca y de muy buena persistencia.
- Xenysel 2009 Pie Franco: De color rojo picota intenso y vivo. Potente en nariz, limpio y complejo, con toques de fruta madura. Destacan aromas frutales y especiados propios del valle y el entorno (romero, tomillo, coníferas, etc.).
- Xenysel 12 2008 Crianza: Vino procedente de viñas viejas podadas en vaso 3 brocadas con 2 yemas, consiguiendo así un perfecto equilibrio entre carga y calidad. Vino de atractivo color cereza picota intenso con matices violáceos y potentes aromas de frutas rojas maduras, torrefactos y notas ahumadas. De gran estructura, muy maduro y goloso con buena entrada, persistente en boca, perfectamente integrados la fruta, el alcohol y la madera en un armónico equilibrio que lo hacen muy agradable de tomar.
- Iglesia Vieja Crianza: De color rojo picota con matices de evolución. La nariz es compleja descubriendo primeramente aromas a fruta madura casi compotada como mora, higo, ciruela, membrillo unidos a notas torrefactas de moka. Al airear el vino aparecen aromas a monte bajo, tomillo, hinojo, que dan a su vez pasa a aromas más balsámicos, incluso empireumáticos.
- Iglesia Vieja Reserva: Color rojo, con ribetes bastante vivos. La primera nariz es sorprendente joven con aromas a fruta negra madura, arándanos, mora, ciruela y con elegantes notas de madera muy bien integradas. Al agitar la copa se desprenden aromas de hierbas aromáticas que se suelen encontrar  en los montes de Yecla, como el tomillo, el romero, el cantueso. Estos aromas se ven arropados por notas de cuero curtido, cedro, propias de los grandes reservas. Su boca es carnosa, envolvente, con taninos maduros. Un vino con mucho volumen con un final largo e intenso o pimienta negra.
- Calzas 2006 Pie Franco Crianza: Procedente de la parcela de la cual toma su nombre “Las Calzás” a 850 mts de altitud. Vino de color cereza picota intenso con matices violáceos, complejo y bien estructurado, aromas a frutas maduras, torrefactos y notas ahumadas, taninos nobles de fruta muy madura que muestran su potencial en botella.
- Estrecho 2004: Elaborado de un único pago ubicado en el paraje “Estrecho de Pipa” en Villena, situado a 700 metros sobre el nivel del mar y con unas características “edafológicas” (de tierra) que lo hacen único. El viñedo vive sobre finas arenas pobres en materia orgánica pero que permiten que la planta llegue a su madurez polifenólica perfectamente sin agotamientos ni estrés. Es una viña tradicional con 1500 plantas por hectárea formada en vaso y sin ningún apoyo de irrigación, el abonado es composta de ovejas ecológicas. El color es rojo rubí con algún reflejo granate, sin complejos y sin obsesionarse por la extracción, limpio, brillante y alegre. En fase olfativa encontramos mucha fruta en sazón ligado perfectamente a la madera, sin que ésta no predomine. En este momento aparecen claramente elegantes balsámicos, sotobosque, humus, tierra mojada, pino, romero, frutas rojas bien maduras y pan de higo acompañadas de finas notas ahumadas y de cedro aportadas por las barricas de roble francés Allier de 500 litros. En boca el ataque es fino, con taninos dulces y granulosos. El vino es fresco y ácido, lo que ayudará a vivir y a compensar, el grado alcohólico es muy largo y untuoso.

MONASTRELL

Variedad de origen español, que se conoce desde el siglo XV y que se presume que procede de Sagunto (Valencia).

Variedad tinta conocida también con los nombres mataró, martaza y mourvédre, que evoca su origen español (Murviedro fue el nombre antiguo de Saugunto). Con el nombre de mourvédre se cultiva en Francia (Cotes-du-Rhone, Provenza, Languedoc, Rosellón), como monastrell en España (Cataluña, Valencia, Alicante, Jumilla, Almansa, Yecla, Aragón), como mataró en California y Australia y como martaza en Azerbaiján.

Es variedad de brote tardío, resistente a los fríos de invierno. Las bayas son pequeñas y dulces, con todas las cualidades necesarias para dar vinos de buen tanino, excelente grado y buen potencial de maduración. Con la reducción adquieren características notas aromáticas animales, muy marcadas. En Provenza da origen a un gran rosado de crianza (Bandol) y con ella se elabora el famoso fondillón de Alicante, vino licoroso español de gran tradición.

Localización: Variedad tinta típicamente mediterránea, cuyo origen se encuentra en el Levante español, cultivándose actualmente en la Comunidad Autónoma de Murcia con unas 32.900 ha de viñedo, así como en la parte oriental de Castilla-La Mancha con 21.300 ha y en Valencia con 10.700 ha; aunque también se extiende en menor importancia hacia otras zonas limítrofes a las anteriores, en todo el arco mediterráneo que abarca desde Cataluña hasta Málaga. La superficie total de cultivo aproximada en España es de 66.000 ha. Su adaptación al clima mediterránea ha hecho que esta vinífera se cultive también en la zona marítima del sur de Francia: Ródano sur, Provenza y Languedoc-Rosellón, donde se la conoce con el nombre de Mourvèdre, quizás por su origen en la localidad valenciana de Murviedro, y localmente con el curioso nombre de Estrangle-Chien.

También se cultiva en otros países o zonas más lejanas, como California, Sudáfrica y Australia, donde se la conoce como Mataro, posiblemente por la localidad catalana de Mataró, despertando en la actualidad la atención por sus interesantes propiedades enológicas.

Características: La Monastrell es planta de buen porte; sus hojas son pelosas por el envés, de mediano tamaño, casi enteras, de ancho seno peciolar, color verde intenso. Los sarmientos son de color castaño, rojizo claro y algo erguidos. Los racimos son cónicos y apretados, con granos de tamaño medio redondos, jugosos y azucarados.
Es planta de brotación tardía. La madurez de sus uvas es media hacia tardía. Producen mostos que dan buenos vinos tintos, bastante alcohólicos y de buen color rojo.
Los racimos son de dimensión media, cónicos, compactos y que nacen a partir de la tercera yema. Las bayas son esféricas, pequeñas de color negro intenso, con bastante pruina, de piel gruesa rica en antocianos, con una pulpa muy carnosa, blanda, incolora y con poca cantidad de taninos. Su zumo es de sabor áspero o neutro.

- Pámpano Joven: De brotación algodonosa, con pigmentación débil en el extremo.
- Porte de la Cepa: Erguido, sarmiento de color marrón oscuro.
- Características de la Hoja: Tamaño grande, forma pentagonal, con cinco lóbulos, seno peciolar cerrado, seno lateral cerrado, pigmentación débil del haz, envés afelpado.
- Características de la Baya: Tamaño pequeña, forma elíptica-ancha, color azul-negra.
- Características del Racimos: Tamaño medio, compacto, forma cónica con un ala.
- Período Vegetativo: Brotación tardía y madurez muy tardía.
- Vinos: Máximo potencial enológico en caso de vendimias bien maduras, dando vinos ricos en alcohol, baja acidez, muy pigmentados, tánicos y estructurados, ásperos en juventud, por lo que necesitan crianza. Apto para técnicas de maceración carbónica. Muy resistentes a la oxidación.
- Sinónimos: Alcayata, Balzac, Espar, Garrut, Mataro, Morrstel, Mourvedre, Murviedro, Negria, Plant de Saint-Gilles, Rossola Nera.

Comportamiento Enológico: Esta variedad precisa de un clima cálido para madurar y precisamente en éste es donde la variedad manifiesta sus mejores propiedades. La vendimia tiene que realizarse dentro de un estrecho margen de tiempo, cuando las bayas presentan color, cuerpo y carácter afrutado, pero antes de que se pasifique en demasía. Se obtienen vinos bastante alcohólicos, de buena acidez para un vino tinto de clima cálido, con una gran cantidad de color, aunque éste es bastante inestable, debido a su reducida tanicidad y a su elevado poder oxidativo, aspectos que se deben tener en cuenta cuando se piense elaborar estos vinos para crianza.

La Monastrell desarrolla en los vinos aromas a frutos negros: arándamos y cassis, así como a ciruelas pasas y en ocasiones con un marcado matiz herbáceo e incluso de tonos cárnicos.

Tradicionalmente estos vinos se destinaban para mezclar, generalmente fuera de nuestras fronteras, así como para elaborar localmente vinos licorosos y dulces, entre los que destaca por su fama el mítico “Fondillón”. En la actualidad se están elaborando de esta variedad, vinos tintos muy interesantes, partiendo de viñas viejas de bajas producciones, mejorando notablemente el proceso de elaboración y sometiéndolos a un proceso de media crianza en barricas de roble nuevas de menos de 300 litros de capacidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario