miércoles, 30 de noviembre de 2011

La Producción de Vino Permanece Estable a pesar de la Reducción del Viñedo


LA PRODUCCIÓN DE VINO PERMANECE ESTABLE A PESAR DE LA REDUCCIÓN DEL VIÑEDO

La OIV (Organización Internacional de la Viña y el Vino) ha presentado su informe sobre la coyuntura mundial del sector vitivinícola durante los diez primeros meses de 2011. Ello permite establecer una aproximación a la evolución de la superficie mundial de viñedo y a la producción mundial de vino.

La superficie mundial de viñedo experimenta un retroceso que podría alcanzar los 60 mha (7,8 Mha). Por zonas, la UE es la más afectada por este fenómeno, ya que la reducción de sus viñedos podría alcanzar entre 50 y 55 mha (-1, 4% / 2010; 3570 mha). Por otro lado, en el hemisferio sur y en los Estados Unidos la tasa de crecimiento de los viñedos se ha ralentizado, en comparación con los datos recogidos alrededor del año 2000.

En 2011, la producción global de vinos (excepto zumos y mostos) se sitúa en una horquilla que va de 264,3 a 275,2 millones de hectolitros (269,8 Mhl como punto intermedio entre ambas estimaciones). Los retrocesos más importantes se sitúan en Grecia, en Italia y en Portugal.

Por su lado, la UE experimenta su quinta cosecha escasa consecutiva(de 2007 a 2011 incluido), grosso modo equivalente a la de 2010, con un resultado que se sitúa, en el centro de la horquilla de estimación, en 158,2 Mhl (exceptuando zumos y mostos). Sin embargo, esta cifra es relativa, ya que a lo largo de las tres últimas campañas la superficie vitícola ha pasado de 3792 a 3626 mha, lo que representa una disminución de aproximadamente 165 mha de vid.

En el plano global,la producción permanece estable, pero con evoluciones dispares entre los diferentes países. Por ejemplo, en Estados Unidos la producción retrocede de forma neta en 18,74 Mhl (-10,3 %/2010). Chile alcanza un nivel récord con 10,6 Mhl (+15,5%/2010) y Nueva Zelanda registra una nueva producción récord de 2,3 Mhl (+23,2%/2010).

Por lo que se refiere al consumo mundial de vino, se pueden considerar 2 escenarios: una hipótesis alta (en la que el consumo mundial retoma una evolución lineal al alza, aunque moderada) y una hipótesis baja (marcado por un recrudecimiento de la crisis económica, el nivel de consumo en 2011 tendería de nuevo a la baja en relación con los niveles provisionales para 2010).

No hay comentarios:

Publicar un comentario