jueves, 24 de noviembre de 2011

Urbina Selección 1999


URBINA SELECCIÓN 1999

Desde su fundación en 1973 hasta nuestros días, las Bodegas Urbina, propiedad de Pedro Benito Urbina; han buscado siempre representar el vino de Rioja desde una clave de calidad y pasión por el vino.

Las Bodegas Urbina están situadas en Cuzcurrita de Río Tirón en la parte más occidental de La Rioja Alta. De reciente construcción, ha mantenido en su diseño elementos de construcción tradicional de la zona y se ha dotado con los equipamientos enológicos de la más alta calidad.

Esta bodega esta rodeada de pueblos milenarios, en un entorno de tradición y de aprecio por la historia. La actividad vitivinícola de la Rioja tiene su origen en la época de la dominación romana. Pero se dice que cuando la filoxera ataco los viñedos de Burdeos y Borgoña en Francia, obligo a viticultores y bodegueros a emigrar a la región de La Rioja Alta, ante la necesidad de buscar el lugar más idóneo para cultivar la vid, los franceses se trasladaron a La Rioja Alta para comenzar la plantación de uva y elaboración del vino que enviaban a su tierra natal.

La Rioja Alta posee unos rasgos lito morfológicos propios (arcillo calcáreos y canto rodado), que junto con sus rasgos climáticos extremos (Atlántico y Continental), han dado lugar a suelos profundos y poco fértiles, ideales para el cultivo del viñedo.

De ese conjunto de parámetros ideales para la elaboración de los mejores vinos nace el nombre del Vino Selección de Bodegas Urbina, de una selección de los mejores viñedos, una selección previa de uva desde la viña, y una selección de las mejores barricas, para crear un vino que refleje la larga historia y trayectoria de esta denominación de origen calificada Rioja.

En la elaboración se realiza una poda adecuada para reducir la producción y aumentar la calidad del fruto. Se vendimia a mano para poder seleccionar los racimos. Se fermenta en depósitos de acero inoxidable, con abundantes remontados y bazuqueos, con descube en frío tras una prolongada maceración con sus hollejos. Después se realiza la fermentación maloláctica de afinado, se clarifica y estabiliza con frío invernal y clara de huevo. Permanece doce meses en barrica de roble francés y americano y aproximadamente 7 años en la botella.

Este vino se presenta con un color rojo picota casi teja, de capa media. En nariz predominan frutos maduros, con toques minerales y especias procedentes de la madera muy bien ensamblada. Al paladar es muy expresivo, con una entrada en boca de fruta dulce y con tanino suave. De trago largo, con retrogusto agradable. Muy Recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario