lunes, 19 de diciembre de 2011

El Whisky Johnnie Walker quiere Prohibir la marca João Andante por Plagio


EL WHISKY JONNIE WALKER QUIERE PROHIBIR LA MARCA DE CACHAZA BRASILEÑA POR PLAGIO

Según la agencia efe, la multinacional propietaria de Johnnie Walker pidió a las autoridades brasileñas que anulen el registro de la marca de cachaza João Andante, traducción literal al portugués del nombre del whisky escocés.

A diferencia del centenario e internacionalmente conocido whisky, João Andante es elaborado de forma casi artesanal en un alambique de la ciudad de Belo Horizonte (Minas Gerais) con tres años de antigüedad y tiene un volumen de ventas de cerca de 200 botellas por mes, según dijeron responsables de la empresa a los medios locales.

Ambas marcas de destilados comparten de logotipo la figura de un hombre caminando estampado en la etiqueta, aunque con estilos muy diferentes.

La botella de cachaza retrata a un caminante de aspecto harapiento, barba desaliñada, con un hatillo al hombro, un sombrero de campesino y una espiga en la boca, mientras que el logotipo del whisky escocés muestra a un hombre elegante, de aire aristocrático, vestido con sombrero de copa, levita, botas finas y bastón.

No en vano, la cachaza (aguardiente de caña de azúcar) es el destilado más popular de Brasil, sobre todo entre las clases más pobres, mientras que el whisky es poco accesible por su precio elevado.

El João Andante se vende en la web de su fabricante por 40 reales (unos 21 dólares), un precio considerado como medio para una cachaza artesanal y que supera de largo el valor de las marcas de cachazas industrializadas más populares, mientras que una botella de Red Label, la marca más popular de Johnnie Walker, cuesta cerca del doble en los supermercados brasileños.

Un portavoz del Instituto Nacional de Producción Industrial de Brasil (INPI) explicó que se concedió el registro de la marca de la cachaza en agosto de 2010 y que el pasado mayo se recibió el pedido de anulación por parte de Johnnie Walker.

El INPI ha solicitado la documentación pertinente a los dueños de João Andante y una comisión técnica va a analizar la posibilidad de anular el registro de la marca de cachaza, si entiende que hubo un error en la concesión de la licencia.

La multinacional Diageo, propietaria de Johnny Walker, tiene también la opción de presentar una denuncia ante la Justicia ordinaria, de forma independiente a la acción en el INPI, que no tiene fecha para pronunciar su dictamen.

JOHNNIE WALKER EL WHISKY MÁS VENDIDO EN EL MUNDO

El Whisky Johnnie Walker, de la empresa multinacional Diageo, vendio cerca de 22 millones de botellas en 2010, convirtiendose en la bebida espirituosa más vendida en el mundo con un aumento de su cuota en 2010 del 20%, el equivalente a 3,6 millones de botellas, hasta situarse cerca de los 22 millones de unidades, gracias, sobre todo, al crecimiento del mercado asiático.

El segundo whisky más vendido ha sido Chivas Regal, de Pernod Ricard, con un incremento de 2,4 millones en las ventas que supone un 33% sobre el año anterior, hasta alcanzar los 9,7 millones de botellas, según los datos facilitados por la consultora británica IWSR.

La tercera plaza de wiskies fue para Ballantines, también de Pernod Ricard, con un incremento del 38% hasta los 1,6 millones de botellas, y una cuota total de 6,25 millones de botellas.

JOHNNIE WALKER

Johnnie Walker es una famosa marca de Whisky escocés producida por Diageo en Kilmarnock, Escocia.

Esta marca de whisky escocés se puede encontrar en más de 200 países, siendo por ese motivo la más distribuida del mundo. Las ventas anuales superan los 120 millones de botellas.

HISTORIA

En 1855, Alexander, el hijo de John Walker, produjo su primer whisky blend, el Walker's Old Highland.

Desde 1906 hasta 1909 George y Alexander II, nietos de John, expandieron la línea de productos e introdujeron las etiquetas de diferentes colores. Abandonaron la producción del Johnnie Walker White durante la Primera Guerra Mundial. En 1932, Alexander II agregó el Johnnie Walker Swing a la línea de productos.

MARCAS HABITUALES

- Johnnie Walker Premix/One: La comercialización directa de la mezcla de Red Label y cola. Se vende en latas.
- Red Label (Etiqueta roja): Un whisky blend premium, producido a partir de whiskies de grano y malta. Es el whisky más vendido del mundo.
- Black Label (Etiqueta negra): Un blend de lujo, resultante de una mezcla de hasta 40 whiskies, cada uno añejado con un mínimo de 12 años. Anecdóticamente, este whisky era el favorito de Sir Winston Churchill.
- Johnnie Walker Swing: Nombrado así por su distintiva botella. Fue el último blend que Alexander II creó antes de morir, ya que el J.W. Gold Label y Blue Label fueron creados basándose en sus notas.
- Green Label (Etiqueta verde): Es un whisky blend de malta producido a partir de 15 diferentes whiskies de malta, siendo los más predominantes el Talisker, Cragganmore, Linkwood y Caol Ila. És añejado durante 15 años.
- Gold Label (Etiqueta dorada): Un whisky blend de lujo y único, resultado de la mezcla de 15 whiskies single-malt pero en la cual el protagonista es el Clynelish. Este whisky deriva de las notas de mezcla de Alexander Walker II, nieto del fundador de la compañía. Su deseo era crear un excepcional whisky blend de maltas para conmemorar el centenario de Johnnie Walker, pero en su momento le fue imposible concretarlo debido a la escasez de maltas durante la Primera Guerra Mundial. En 1950, el maestro mezclador que heredó las notas de Alexander II volvió a intentar realizar la mezcla, pero esa vez fue la Segunda Guerra Mundial la que impidió llevar a cabo el trabajo. Actualmente, Johnnie Walker tiene aseguradas las cantidades suficientes de whiskies de malta como para tener a la venta el Gold Label. Contiene laminas de oro dentro de la botella, no se recomienda guardar ya que el paso del tiempo estropearía esta magnífica obra de arte. Sin duda, la mejor oferta de la marca.
- Blue Label (Etiqueta azul): Es el más alto blend de la marca que originalmente sólo se le ofrecía a la realeza británica. Es un compuesto de 40 whiskies hechos en destilerías que ya no existen, cada uno añejado hasta unos 50 años. En siete años se dejará de producir; cada botella viene en una caja con un número de serie escrito a mano y su historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario