lunes, 5 de diciembre de 2011

Nuevo Corte Inglés en La Castellana (Madrid)


NUEVO CORTE INGLÉS EN LA CASTELLANA (MADRID)

El renovado centro de El Corte Inglés de la Castellana en Madrid es ahora una especie de ciudad de compras y servicios, convirtiendose de esta forma en el más innovador y vanguardista de Europa. Con una inversión de 300 millones de euros, el nuevo centro comercial integra el edificio construido sobre las ruinas de la torre Windsor, destruida por un incendio en 2005. El complejo está situado en una zona eminentemente comercial y de negocios muy próxima al centro de la capital, lo que le aporta un elemento diferenciador.

Tras las obras de construcción del nuevo edificio y la integración con el ya existente, el nuevo complejo comercial tiene más de 170.000 metros cuadrados de superficie construida, con más de 70.000 metros cuadrados de superficie comercial y más de 1.600 plazas de aparcamiento. Este centro pasara a ser uno de los inmuebles más emblemáticos de la capital, en el que se combine el uso comercial de las siete primeras plantas del nuevo edificio con la torre de oficinas, que se eleva hasta la planta 22.

Los estrategas de la firma han buscado la mayor visibilidad posible y para ello han convertido la fachada principal del centro comercial en la mayor pantalla de España con vistas a la próxima Navidad. Son 700 metros cuadrados recubiertos con una cortina RGB, es decir, leds que cambian de color y permiten proyectar una película de vídeo. Es la primera vez que la compañía pone en marcha una iniciativa de este tipo.

En el interior, la empresa ha apostado por abrir espacios comerciales con dos mandamientos: novedad y especialidad. Unas 1.500 marcas de moda, complementos y cosmética, otros mil metros cuadrados de zona gourmet para degustación de tapas, calles de las marcas de lujo en joyería y relojería, estética bucal y salud, y servicios turísticos se completan con un Espacio de las Artes. En esta galería se realizán exposiciones temporales de autores consagrados y noveles, cuyas obras están en venta en el propio espacio expositivo con la dinámica de cualquier galería de arte.

Han sido tres años de obras para dar el impulso final a un centro comercial que abre sus puertas durante una de las mayores crisis de consumo de las últimas décadas, que El Corte Inglés se niega a afrontar con los brazos cruzados. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), las ventas en los grandes almacenes españoles cayeron el 10,3% en el pasado mes de noviembre, y el sector del comercio ya suma 16 meses seguidos de retroceso en las ventas.

El Corte Inglés de Castellana fue inaugurado en 1969 por Ramón Areces, fundador y presidente de la compañía, fallecido en 1989. Fue el sexto centro de la compañía. En el año 2005, el edificio Windsor, ubicado en la calle de Raimundo Fernández Villaverde y colindante con El Corte Inglés de Castellana, sufrió un aparatoso incendio que lo destruyó casi por completo. En diciembre de 2006, El Corte Inglés compró el solar a la sociedad Ason Inmobiliaria con el propósito de ampliar su centro comercial.

LA HISTORIA DE EL CORTE INGLÉS

El grupo El Corte Inglés es el primer grupo de distribución de España y el número 40 del mundo por volumen de ventas y está compuesto por empresas de distintos formatos entre los que cabe destacar el originario de Grandes Almacenes por Departamentos. En este formato es el líder europeo por volumen de ventas y el tercero a nivel mundial detrás de Sears y de Macy's. El Corte Inglés está considerado la segunda empresa familiar de España y la 66 del mundo. Es la empresa privada con más empleados en España.También ostenta en la actualidad el liderazgo del comercio electrónico en España. Tiene su sede en Madrid.

El Corte Inglés era una pequeña tienda en la calle Preciados de Madrid, con esquina a las calles Carmen y Rompelanzas, dedicada a la sastrería y confección para niños que había sido fundada en 1890 y que gozaba de cierto prestigio. La propiedad del inmueble, y de la tienda que se encontraba en sus bajos, era desde 1930 de Julián Gordo Centenera.

La situación del inmueble pronto levantó el interés de Pepín Fernández con vistas a satisfacer la ampliación del negocio que había inaugurado en 1934, con la asociación de empleados de Nuevas Pañerías y la aportación de capital de su primo César Rodríguez González, y que había bautizado como Sederías Carretas por encontrarse en la calle Carretas 6. La idea que tenía en mente era la de ir comprando todos los inmuebles de dicha manzana para sobre ella levantar un edificio de nueva planta que albergara su establecimiento, lo que posteriormente hizo realidad ya con el nombre definitivo de Galerías Preciados.

César Rodríguez había pedido a Pepín Fernández que contratara en Sederías Carretas a su sobrino Ramón Areces que acababa de volver a España y, ante la negativa de este a contratarle, le pidió que al menos le permitiera explotar la tienda de El Corte Inglés, situada en los bajos del solar que pensaba adquirir, mientras finalizaba la compra del resto de la manzana y procedía a la demolición y construcción del nuevo centro que tenía en mente. Pepín Fernández, que al igual que Ramón Areces se había formado con César Rodríguez en los Almacenes El Encanto de La Habana, aceptó esta última petición de su primo y así, el 23 de diciembre de 1935, procedió a traspasar la tienda en nombre de César Rodríguez y, posteriormente, el 25 de enero de 1936, a comprar el inmueble completo para Sederías Carretas. Traspasada por César Rodríguez la Sastrería, la pone a cargo de Ramón Areces que será el encargado de su gestión desde ese momento hasta su muerte, manteniendo el negocio durante ese difícil año y los tres años de Guerra Civil española posteriores.

Superado el conflicto, en 1939, y ante la necesidad de Sederías Carretas del solar dónde más tarde se encontraría el primer edificio de Galerías Preciados, El Corte Inglés es trasladado en junio de 1940 a la calle Preciados 3 esquina con la calle Tetuán, dónde se encontraban los Almacenes El Águila, y se constituye como Sociedad Limitada, con un capital de un millón de pesetas suscrito a partes iguales entre César Rodríguez, que se convierte en el primer Presidente de El Corte Inglés S.L., y Ramón Areces, aportando este último su parte de capital mediante un préstamo que le facilita el primero. Posteriormente en sucesivas ampliaciones de capital será César el que se haga con la mayoría de las participaciones aun cuando es Ramón el encargado de la estrategia comercial y del día a día del negocio, y es su empuje el que produce la ampliación constante y el crecimiento del negocio es aquellos difíciles años.

Entre 1945 y 1946, tras adquirir una mayor parte del edificio y realizar la correspondiente reforma, la superficie de venta alcanza los 2.000m² en cinco plantas y se pone en marcha una estructura de venta por departamentos emulando a la ya existente en Galerías Preciados fundada en 1943.

El crecimiento de la empresa sigue siendo continuo por lo que en 1952, además de haber adquirido prácticamente todo el edificio que ocupaba, se convierte en Sociedad Anónima, en la que César Rodríguez sigue siendo el Presidente y accionista mayoritario, cargo que ocupará hasta su muerte en 1966. Tras ésta Ramón Areces, que hasta entonces había sido Director general de la empresa, pasa a desempeñar el puesto de Presidente y a convertirse en el mayor accionista de la compañía.

Es la competencia entre El Corte Inglés y Galerías Preciados, a partir de las décadas cincuenta y sesenta, la que producirá una revolución en el mercado de la distribución española, introduciendo las rebajas de temporada (Rebajas de enero), las campañas publicitarias (Ya es primavera en El Corte Inglés), el aire acondicionado en la tienda, el uso masivo de la publicidad, la introducción del escaparatismo a gran escala, las tarjetas de compras, la informatización del punto de venta, etc.

A la muerte de Ramón Areces en 1989, se hace cargo de la presidencia su sobrino Isidoro Álvarez Álvarez, que prosigue el proceso de expansión, siempre mediante la autofinanciación, opacidad en la gestión y la prudencia en la inversión.

La expansión de El Corte Inglés comienza en 1962 con la apertura de su segundo centro de ventas, situado en Barcelona, y continúa hasta hoy con la apertura de nuevos centros, aunque ya diversificados en distintos formatos del que el segundo tipo fue Hipercor, cuya introducción se realiza en Sevilla en 1980.

En el modelo de grandes superficies de distribución la tercera y última expansión se realiza con la creación en 2006 de Bricor para venta de material de decoración y bricolaje.

Como puede observarse la expansión de El Corte Inglés hasta los años ochenta resulta lenta en comparación con la de Galerías Preciados. Esto es debido a la política impuesta por Ramón Areces de prescindir en lo posible de la financiación ajena y expandirse sólo mediante autofinanciación.

La expansión en el formato de pequeña y mediana superficie también es tardía y sólo comienza con un acuerdo con Repsol en 1998 por el que El Corte Inglés crea tiendas de conveniencia en las estaciones de servicio de la primera, denominándolas en un primer momento Repsol-Supercor y posteriormente, en 2008, Repsol-Opencor para identificarlas con la cadena de tiendas de conveniencia que no se encuentran en una estación de servicio creadas en 2000 con el nombre de Opencor. En 2000 también crea el formato de supermercado de proximidad, Supercor. Finalmente en 2001 aparece Sfera dedicada a la distribucíón minorista de moda de gran consumo.

Por contra en 1969 se inicia la expansión hacia otros sectores más allá de la distribución con la creación de Viajes El Corte Inglés y se continúa este tipo de expansión en 1980 con la constitución de Investrónica y en 1986 con la creación de Informática El Corte Inglés.

La expansión internacional comienza en 1983 con la adquisición en EEUU de The Harris Company, una cadena de almacenes por departamentos de mediana superficie. El éxito no es el esperado y en 1998, mediante un acuerdo con Gottschalks Inc., este último absorbe los primeros a cambio de ceder a El Corte Inglés una participación del 16% de su accionariado. Esta expansión en EEUU finalmente supone una inversión fallida al declararse Gottschalks en bancarrota en enero de 2009 lo que provoca una mayor prudencia en su expansión internacional que sólo es repetida en el formato de Grandes superficies mediante la apertura de El Corte Inglés en Portugal en 2001 y se limita mucho en el formato de pequeña y mediana superficie con Sfera como único proyecto y preferentemente a través de franquicias fuera de España y Portugal.

A partir de la mitad de los años noventa la expansión nacional se intensifica mediante la adquisición en 1995 de su eterno rival Galerías Preciados que se encontraba en suspensión de pagos tras una crisis profunda que comenzó con una escalada de endeudamiento de la compañía empujando a su principal acreedor, el Banco Urquijo, a hacerse en 1979 con el control de la gestión y que continuó, tras la expropiación y posterior privatización del Grupo Rumasa en 1983 que había adquirido Galerías Preciados en 1981.

En 2001, El Corte Inglés también se hizo con cinco hipermercados de los que se tuvo que desprender Carrefour al consumarse la fusión de Pryca con Continente. Este mismo año El Corte Inglés compró todos los centros que la cadena británica de grandes almacenes Marks & Spencer tenía en la península (nueve centros en total) con motivo de su abandono del mercado español (aunque manteniendo los centros en las Islas Canarias) para focalizarse en su mercado originario, el británico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario