domingo, 8 de enero de 2012

Diferentes Países y sus Formas de Disfrutar del Café


DIFERENTES PAÍSES Y SUS FORMAS DE DISFRUTAR DEL CAFÉ

El café es una de las bebidas más populares del mundo y para muchos casi una adicción. En España, Portugal y Río de la Plata es frecuente el consumo de café torrado o torrefacto (tostado en presencia de azúcar). Suele tomarse como desayuno o en la sobremesa después de las comidas, y es una de las bebidas sin alcohol más socializadoras en muchos países. Existen casi tantas formas de preparar esta bebida como consumidores, pero la más popular, aparte de tomarlo solo, es la que lleva leche, aunque también se le suele añadir crema o nata, leche condensada, chocolate o algún licor. Se sirve habitualmente caliente, pero también se puede tomar frío o con hielo.

- Italia (Espresso): La taza perfecta de espresso debe tener una capa de crema de color caramelo en la parte superior lo suficientemente gruesa como soportar una cucharada de azucar unos segundos antes de romperse.

- Austria (Melange): Esta bebida tradicional de Viena es muy similar al capuchino. Se prepara con un grano suave y moca. Regularmente es cubierto con espuma o a veces crema batida.

- Turquía (Turk Kahvesi): Esta bebida otomana, es un brebaje espeso que se prepara con café molido como harina. Se sirve en tazas pequeñas si asa. Se recomienda no beber el fondo en donde se concentran sus especias.

- Hong Kong (Yuanyang): Esta bebida tradicional es una mezcla de café y té con leche. Antiguamente sólo se servía en las tiendas al aire libre, pero actualmente se ofrece en varios restaurantes.

- Grecia (Frappé): El café con hielo cubierto de espuma es muy popular en este país y Chipre, especialmente en verano. La bebida realizada con café instantaneo se prepara con agua fría, leche y hielos.

- Vietnam (Ca Phe Sua Dua): Esta es una receta única de café en Vietnam. Se prepara mezclando café sobre leche condesanda y vertido sobre hielo, aunque también se toma sin hielo.

- Argentina y España (Cortado): Esta bebida es un café espresso simplemente cortado con un poco de leche. En Buenos Aires también se acostumbra a tomar la "lágrima" que es una taza de leche caliente con algunas gotas de café.

- Marruecos (Café de especias): Es una deliciosa bebida derivado de los mercados de especias de Marruecos. Al café se incluye jengibre, cardamomo, nuez moscada, pimienta negra, canela, ajonjolí, cominos y clavo.

HISTORIA Y BOTÁNICA DEL CAFÉ

El cultivo del café se encuentra ampliamente difundido en los países tropicales y sub-tropicales. Llama particulamente la atención el caso de Brasil por que concentra poco más de un tercio de la producción mundial. Los granos del café son uno de los principales productos de origen agrícola que se comercializa en los mercados internacionales y a menudo supone una gran contribución a los rubros de exportación de las regiones productoras. El cultivo del café, está culturalmente ligado a la historia y al progreso de muchos países que lo han producido por más de un siglo.

Los cafetos son arbustos de las regiones tropicales del género Coffea, de la familia de los rubiáceos. Dos son las especies que se utilizan para la preparación de la bebida, aunque también se han probado otras especies del género Coffea con gran éxito y difusión.

- Coffea arabica o cafeto arábica es la que se cultiva desde más antiguamente, y representa el 75 por ciento de la producción mundial de café. Produce un café fino y aromático, y necesita un clima más fresco. El cultivo del arábica es más delicado, menos productivo y está reservado a tierras altas de montaña, entre 900 y 2.000 msnm. Originario de Etiopía, hoy en día se produce en países como Brasil, Camerún, Colombia, Costa Rica, Panamá, Cuba, Ecuador, Guatemala, Nicaragua, Haití, Jamaica, Java, Kenia, México, Perú, Bolivia, Puerto Rico, República Dominicana, El Salvador, Tanzania, Honduras y Venezuela.

- Coffea canephora o cafeto robusta ofrece una bebida rica en cafeína; fuerte y más ácido, usualmente usado para la fabricación de café soluble o instantáneo y mezclas. El robusta se adapta a terrenos llanos, con rendimientos más elevados. Originario del Congo Belga (actualmente República Democrática del Congo), hoy en día se cultiva no sólo en África (Costa de Marfil, Angola y el propio Zaire), sino también en India, Indonesia, Madagascar, Brasil y Filipinas. Es más resistente que el arábico (de ahí su nombre de robusta).

El árbol de café tiene su centro de origen en la lejana Abisinia (en la geografía actual Etiopía), en el oriente de África. En el mundo sobresalen por su importancia comercial, la especie de los cafés arábigos y los de los cafés robustos. La primera especie abarca casi las tres cuartas partes de la producción mundial y se cultiva principalmente en Centro y Sur de América. El cafeto es probablemente originario de la provincia de Kafa, en Etiopía, pero la cuestión no está resuelta completamente.

Una leyenda muy comentada y difundida sobre el origen del café es la de un pastor de Abisinia (actual Etiopía), llamado Kaldi, observó el efecto tonificante de unos pequeños frutos rojos de arbusto en las cabras que lo habían consumido en los montes, efecto comprobado por él mismo al renovarse sus energías.

Kaldi llevó unas muestras de hojas y de frutos a un monasterio, donde los monjes por curiosidad las pusieron a cocinar. Al probar la bebida la encontraron de tan mal sabor, que arrojaron a la hoguera lo que quedaba en el recipiente. Los granos a medida que se quemaban, despedían un agradable aroma. Fue así como a uno de los monjes se le ocurrió la idea de preparar la bebida a base de granos tostados.

Parece que las tribus africanas, que sabían del café desde la antigüedad, molían sus granos y elaboraban una pasta utilizada para alimentar a los animales y aumentar las fuerzas de los guerreros. Su cultivo se extendió en primer lugar en la vecina Arabia, llevado probablemente por prisioneros de guerra, donde se popularizó aprovechando la prohibición del alcohol por el Islam. Yemen fue un centro de cultivo importante, desde donde se propagó al resto del mundo árabe.

Se le llamó entonces qahwa (قهوة), que significa vigorizante. Los datos arqueológicos disponibles hoy en día sugieren que el café no fue domesticado antes del siglo XV: el proceso de elaboración de la bebida, largo y complejo, explica quizás el descubrimiento tardío de las virtudes de las semillas del cafeto, poco atractivas inicialmente. Los recientes descubrimientos (1996) de un equipo arqueológico británico, aún por confirmar, dejan entrever la posibilidad de que el consumo comenzara a partir del siglo XII, en Arabia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario