jueves, 19 de enero de 2012

El Libro "Descubrir Haro"


EL LIBRO: "DESCUBRIR HARO"

‘Descubrir Haro’, un completo recorrido a la ciudad jarrera

Editado por el Ayuntamiento de Haro, coordinado por Sepinum, con textos del filólogo Diego Marín y fotografías de Rafael López-Monné, se ha presentado el libro ‘Descubrir Haro’, destinado al turista y a los propios jarreros que deseen hacer un recorrido completo a esta localidad a través de 142 páginas en las que se da mucha importancia a las imágenes.

Cinco son las propuestas del autor para ir descubriendo, poco a poco, la ‘capital del vino’: ‘un recorrido por la historia’, ‘el vino, el gran protagonista’, ‘nuestras fiestas y tradiciones’, ‘disfrutando del arte y del patrimonio’ y ‘descubrir la comarca gastronómica y paisajística’, ofreciendo de esta forma un recorrido completo por lo más conocido de esta localidad, al tiempo de acercar información a los que se acerquen a esta localidad por primera vez.

Los principales acontecimientos que han ido haciendo la historia de Haro; la importancia económica del vino, con su Barrio de la Estación o la Enológica; los detalles de edificios como la basílica de la Vega, la iglesia de Santo Tomás o el museo del Torreón, junto a la Batalla del vino, declarada de interés turístico, el calendario festivo, un paseo por la gastronomía de la Herradura, o las actividades del Plan de Dinamización de Producto Turístico ‘Haro, patrimonio de vino’, son descritos para su posterior disfrute, sin que falten anécdotas como la explicación del gentilicio ‘jarrero’ con el que se denomina a los habitantes de esta población.

Al fin y al cabo con ‘Descubrir Haro’ se refuerza el posicionamiento de la capital del vino como destino turístico.

Este libro ha tenido un coste de 21.600 euros y se han editado 3.000 ejemplares que han sido puestos a la venta en las principales librerías de Haro y La Rioja o en las tiendas de algunas bodegas de la Comunidad Riojana.

TURISMO EN HARO CAPITAL DEL RIOJA

La ciudad de Haro, ‘capital del Rioja’, con una extensión de 40,32 km² y una población de 12.500 habitantes, es el centro económico y administrativo de toda la región de La Rioja Alta. Su situación entre distintos atractivos geográficos como la ribera del Ebro y los montes Obarenes le confieren una variedad paisajística de gran riqueza y alto valor natural, lo que permite a sus visitantes disfrutar de múltiples atracciones turísticas, de un clima privilegiado y de un paisaje espectacular, el del mundo del vino que unido a la cultura, patrimonio, paisaje y gastronomía convierten las vivencias en esta ciudad en una experiencia inolvidable.

El enoturismo es una de las atracciones principales, que no exclusivo, sobre el que pivota el posicionamiento de Haro como destino turístico. Pero Haro también posee una gran riqueza en patrimonio artístico y cultural que merece la pena conocer. Gran parte de ellos se pueden descubrir simplemente paseando por la ciudad ya que están a pie de calle como la ‘Herradura’, un casco antiguo declarado en 1975 Bien de Interés Cultural donde la gastronomía en forma de tapas adquiere muy diferentes dimensiones para satisfacer los distintos gustos de los consumidores; los diferentes palacios repartidos por la ciudad además, lógicamente de las iglesias. Todos ellos acercan al turista a un pasado artístico que transmite la importancia de esta ciudad a lo largo de su Historia. Su parroquia, declarada Monumento Nacional, su basílica, sus casas solariegas, sus palacios, sus bodegas, que son el buque insignia... el turista también necesita del encanto de la gente de Haro y de su hostelería selecta y de calidad, con una barra de pinchos digna de la mejor ciudad.

Un ejemplo de esta profusión artística lo podemos encontrar en la Plaza de la Paz. En una misma calle observamos un palacio del s. XVI, un torreón-museo del s. XIV rehabilitado con un toque más contemporáneo y una obra del famoso arquitecto Ventura Rodríguez, como es el Ayuntamiento. Pero además hay que acercarse al Teatro Bretón que se empezó a construir sobre la iglesia del Convento de San Agustín del s. XV. Son dos ejemplos pero hay más, que les animamos a descubrir y que han ido configurando la ciudad que hoy es Haro.

Recientemente la ciudad ha sido embellecida con esculturas en bronce, para reforzar la idea de la vinculación del mundo del vino y Haro, poniendo en valor profesiones, relacionadas unas, con el ámbito vitivinícola y otras, con labores tradicionales del campo, del mundo artístico y del artesanal. Así las piezas escultóricas representadas como el tonelero, el botero, el vinatero, el embotellador, el alpargatero, la hortelana, el músico, el limpiabotas y el hortelano, articulan un paseo agradable por el casco histórico de la ciudad. Teniendo también como motivo central el recurso “vino”, se han embellecido varios medianiles de edificios en diversos estilos pictóricos.

El enoturismo aquí tiene en la ‘capital del vino’ un calendario que invita al turista enológico a pasar diferentes momentos del año en esta localidad. Como el ‘Carnaval del vino’ que ha tenido ya dos ediciones, la primera fue dedicada al carnaval veneciano, el de 2011 al barroco francés y que la tercera los días 17 y 18 de febrero de 2012. A lo largo del mismo se presentan las nuevas añadas de las diferentes bodegas de Haro en el Claustro del hotel los Agustinos, acompañadas de diferentes espectáculos artísticos. Un acontecimiento al que hay que unir una Semana Santa que tiene caché en la zona, la Batalla del Vino, el verano cultural que tiene uno de sus atractivos en las noches de San Lorenzo, las fiestas de la Virgen de La Vega y una Navidad que, en Haro, se vive de forma muy especial.

En un futuro inmediato se pondrá en marcha ‘El Barco del Vino’, una nueva experiencia turística fluvial, vinculando el sector vitivinícola al elemento natural de la zona: el río Ebro. De esta forma, se tendrá una percepción diferente de todos los atractivos de la comarca: el entorno paisajístico, el patrimonio histórico y cultural y las bodegas, con parada y visita a diferentes bodegas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario