jueves, 5 de enero de 2012

Mejores Vinos de Tempranillo


MEJORES VINOS DE TEMPRANILLO

Urbina Tempranillo 2007:
La vendimia de esta variedad se desarrolla con el fresco de la temprana mañana y el vino es elabora de forma natural, incluso sin levaduras añadidas.

A la vista tiene un color apicotado con reflejos rojizos. En la nariz tiene una vía nasal dominada por recuerdos a frutos rojos, como las frambuesas y la fresa madura, amortiguado todo esto en último término con un especiado muy sutil a regaliz. Con los aromas se intuye que es un vino con buen equilibrio, fino y elegante. En boca empieza fresco, alegre, desviando la acidez que se muestra fina y envolvente, hasta una tanicidad que si bien no resulta muy marcada, lo convierte en un vino muy fácil de beber. En definitiva un  vino amable, sutil muy fácil de maridar.

Urbina Selección 1999:
El emplazamiento de estos viñedos en la parte más norte-occidental de La Rioja Alta en laderas de suelo arcillo calcáreo y algo de alubial son inmejorables para esta variedad de uva Tempranillo. El Vino es envejecido doce meses en barricas de roble francés, que en una proporción del treinta por ciento son nuevas. Se realizan tareas de trasiego cada tres meses.

De color apicotado con algunos reflejos teja. Esbozando una nariz en donde predomina la fruta negra, con recuerdos golosos a ciruelas, manifestando en última instancia especiadas, como la pimienta negra. En la boca tiene una entrada de dulzor contenida y muy agradable, dejando huella de esa fruta negra que le envuelve. Buen puntal de acidez, muy esmerado; con una tanicidad amigable. Se le puede considerar muy redondo y equilibrado. Media consistencia y buena persistencia, con una retronasal en la que vuelve esa sensación de frutos frescos y oscuros, y en la que además existen retazos de pimienta.

Urbina Reserva Especial 1997:
El resultado es un vino dotado de amplia elegancia. Un color picota atejado, con una nariz llena de sutileza y buena integración de una fruta en compota y madera. En un segundo plano nos envía recuerdos dulzones como la miel y el membrillo, engarzado con fina ebanistería y especiados, como el clavo y la nuez moscada.

En boca es amplio, carnoso y con nervio. Posee una tanicidad notable, con un punto de acidez esbelto, nada recargado. En el paso se muestra bien estructurado, firme y lleno de madurez. Es un vino apto ya para el disfrute. Buena persistencia. Retronasal que revuelve la fruta en compota y que susurra especiados, amplificándose el final con recuerdos a cueros finos. Un vino estiloso con un corte muy aristocrático.

BODEGAS PEDRO BENITO URBINA

Al frente de una bodega cuyo escudo es un león alzado ante un árbol madroño, escudo de armas del apellido Benito derivado del nombre "Benedictus" o traducido al castellano como “el bendecido”.

La historia de Bodegas Urbina es muy amplia, puesto que ya son cuatro generaciones dedicadas al cultivo de la vid y elaboración de vino.

El fundador de esta bodega es Pedro Benito Urbina quien ha sido director de la Estación Enológica de Haro desde 1990. A este hombre siempre le ha gustado el mundo vitivinícola comenzando ya ha trabajar desde muy pequeño, colaborando en las vendimias, lo típico que podía hacer un niño, estar en medio y ayudar a los mayores. Para acabar su preparación realizó sus estudios de Ingeniero Agrónomo en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de Madrid, obteniendo el título de Ingeniero Agrónomo en 1.973. También en esta época comienza a elaborar sus propios vinos junto con su hermano mayor, Jesús. En 1979 construye una bodega con depósitos de cemento, en 1986 construye el primer edificio de la bodega actual y en 1994 construye el segundo pabellón de la bodega actual.

La primera cosecha embotellada de esta bodega fue la del 1981, suponiendo el arranque definitivo de Bodegas Urbina. A partir de entonces, el negocio se fue consolidando y hoy Bodegas Urbina se ha convertido en un referente de vinos de calidad y de un saber hacer.

Su fundador fue el encargado de plasmar su filosofía a lo largo de los años de apostar por la elaboración de vinos de alta calidad, con uvas muy seleccionadas que reflejan tanto las características de la variedades autóctonas, como el terruño del que proceden.

Sin duda, uno de los momentos más importantes para esta bodega sucedió cuando la critica de vinos más importante de Europa Jancis Robinson nombro al vino tinto Urbina Selección como el mejor vino de España y la compañía aérea British Airways decide servir en sus vuelos de primera clase y Business, en botellas de 75cl el vino tinto Urbina Reserva, convirtiéndose en el primer vino Español en conseguirlo. Se puede decir que a partir de ahí, el camino de estos vinos ha estado lleno de éxitos a nivel internacional, teniendo una situación privilegiada en las cartas de vinos de los mejores restaurantes.

Bodegas Pedro Benito Urbina
C/Campillo N. 33-35, 26214 Cuzcurrita del Río Tirón
Teléfono: 941 22 42 72
www.urbinavinos.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario