domingo, 29 de enero de 2012

¿Qué es el Oro Comestible?


¿QUÉ ES EL ORO COMESTIBLE?

Posiblemente muchos nos preguntemos si el oro o la plata tienen efectos negativos en el organismo al ser ingeridos. Supuestmente y según las autoridades sanitarias el riesgo es nulo y está reconocido como aditivo colorante en Europa y Estados Unidos. Parece ser que existe un control exhaustivo, y de hecho hay muy pocas empresas certificadas en el mundo, pero hay que tener cuidado, ya que en este sector, como en otros, hay intrusismo, así los saleros o paquetes de láminas deben marcar el registro sanitario, la identificación E-175 y E-174 para el oro y la plata como aditivos colorantes e incluso la fecha de caducidad, a la que obliga la legislación europea, pese a que realmente no caduca.

En realidad son metales, pero son metales inertes que no reaccionan a su paso por nuestro organismo. Por lo que son totalmente inocuos. El sabor de este oro alimenticio es inocuo e insípido. Sus propiedades son solo visuales, no ganaremos en salud por comerlo, pero realzan la calidad visual de un plato o de determinados productos. Las partículas de oro se funden en el paladar, por lo que no se notan al comer ni cambian el sabor de los alimentos. Llama la atención en chocolates o champán, y se puede jugar con los fondos de los platos, también impresiona en productos frescos de calidad, como la ostra, el berberecho o el salmón.

¿COMO SE HACE EL ORO COMESTIBLE?

El proceso comienza con la fundición de las pepitas de oro, que deben tener un mínimo de quilates. Después de fundirse, se forma un lingote, que más tarde y mediante su paso por rodillos, se convertirá en una fina lámina.

Estas láminas son más delgadas que un cabello y mediante un proceso extra se hacen aún más finas. Se ponen encima de una superficie plástica. Luego se van colocando unas encima de otras hasta tener 1.000 láminas aproximadamente. Se baten varias veces para disminuir su espesor.

Finalmente se procede al corte en pequeñas láminas cuadradas. También pueden terminar en polvo o como chipas. Todo dependerá del uso final que se le dé.

EL ORO COMESTIBLE EN LA RESTAURACIÓN DE LUJO

Los alquimistas de la cocina sorprenden de vez en cuando con esmeradas investigaciones. Quique Dacosta y siguiendole otras figuras como Dani García, Arzak, Ferrán Adriá, Carmen Ruscalleda y en La Rioja, Francis Paniego que sorprendió a Frank Gehry, el mago del titanio arquitectónico, en la inauguración del Hotel Marqués de Riscal con unos huevos fritos de oro y su también famoso Caparrón de oro del restaurante Echaurren. Ignacio Echapresto, del restaurante la Venta de Moncalvillo trabaja con este metal en varias de sus creaciones.

1 comentario: