jueves, 5 de enero de 2012

Sobretaponado o Capsulado de las Botellas de Vino


SOBRETAPONADO O CAPSULADO DE LAS BOTELLAS DE VINO

La operación de sobretaponado también recibe el nombre de capsulado, por la utilización de de cápsulas construidas de diversos materiales, sirviendo de elemento de garantía del vino embotellado, en algunos países como soporte de la fiscalidad del vino, permitir su apertura con relativa facilidad, asegurar la limpieza del tapón de corcho y del cuello de la botella, y completar la decoración de la botella. Salvo excepciones de tipo fiscal, el sobretaponado es una operación del embotellado facultativa, no siendo por lo tanto obligatoria como el etiquetado, o bien necesaria como en el taponado.

TIPOS DE CÁPSULAS

El origen del sobretaponado se encuentra en la colocación de un lacre en las bocas de las botellas, de aquellos vinos destinados a una crianza o un consumo relativamente largo, donde por una parte se pretendía evitar las posibles pérdidas de vino, debido a la utilización de botellas y tapones de corcho poco ajustados, y por otra parte para garantizar la calidad del vino embotellado, colocando además en ocasiones un malla metálica por debajo del etiquetado. Debido a los problemas de colocación y de apertura que ofrecía el lacre, este material se sustituyó por cápsulas de plomo, en un principio de forma manual y más delante de evolucionando hasta hacerlo de manera automática.

Los principales materiales que se utilizan en la actualidad son el estaño en sustitución del plomo debido a su toxicidad, el alumino o aluminio complejo con plástico, y los plásticos inyectados o retráctiles.

- Cápsulas Monopiezas de Estaño y Aluminio: Estas cápsulas se fabrican con estaño prácticamente puro, donde generalmente la suma de otros metales pesados como plomo, cadmio, mercurio y cromo es menor de 100 ppm, mediante un proceso de extrusión a partir de unos discos obtenidos por fundición, logrando por lo tanto cápsulas monopiezas, las cuales pueden ser decoradas exteriormente con pinturas elásticas especiales. El aluminio es un material que también se emplea en la fabricación de estas cápsulas, pero de utilización más restringida, pues requiere una operación previa de preplegado antes del alisado o engaste.

Las dimensiones de las cápsulas están en función del tipo de boca de la botella, utilizándose para la boca CETIE unas dimensiones de diámetro interior de 29,5 ± 0,5 mm, empleándose 29,0 mm cuando éstas se colocan de forma manual y de 30,0 mm cuando se hace mecánicamente, mientras que en el caso de las bocas cuadradas para vino el diámetro interior debe ser de 31,0 a 32, 0  mm. La longitud de la faldilla es variable, oscilando desde los 35 a 70 mm con saltos de 5 en 5 mm, siendo 50 mm la altura estándar.

- Cápsulas de aluminio complejo multipiezas: El aluminio complejo está formado por la asociación de láminas de aluminio con polietileno, siendo estas cápsulas más fáciles de colocar que las de aluminio puro, y además de tacto más agradable y similar a las de estaño. Sus dimensiones son iguales a las de estaño, estando fabricadas por dos piezas: una disco superior de aluminio pegado a la faldilla troncocónica, la cual se forma con una costura lateral también pegada. Este tipo de cápsula se utiliza para los vinos tranquilos y también para los vinos espumosos, donde el las bocas cuadradas el diámetro interior debe ser de 33,8 ± 0,3 mm y una longitud variable entre 90 a 155 mm.

- Cápsulas de plástico retráctil multipiezas: Estas cápsulas se construyen de dos piezas, un disco superior de aluminio pegado a una faldilla troncocónica de una pieza de P.V.C. encogible por el calor, de tal modo de una vez colocadas, el calentamiento provoca una adaptación al cuello de las botellas por retracción del material. La dimensión del diámetro interior oscilan entre 29,5 a 32,5 mm según tipos de bocas, y una longitud de faldillas entre 35 a 70 mm, con un valor estándar de 50 mm.

- Cápsulas de plástico inyectado monopieza: Se utiliza como material el P.V.C. rígido inyectado, siendo unas cápsulas fáciles de colocar y de ajustar, y generalmente provistas de una lengüeta rasgable de apertura. Se utilizan con bastante frecuencia asociadas a un tapón de corcho cabezudo para los vinos generosos y dulces, o a un obturador de polietileno para los vinos comunes.

- Sobretaponado de disco de cera: Realmente no se trata de un tipo de capsulado, si no más bien de un sistema alternativo a la utilización de estos elementos, cumpliendo las mismas funciones que las descritas para el sobretaponado de los vinos. Generalmente se utilizan botellas con la boca tipo “cordón”, situándose este resalte en el plano superior de la embocadura, de modo que la decoración del tapón de corcho se transparenta a través del vidrio del cuello de la botella, y sobre la zona exterior de tapón se coloca un disco de cera.

MÁQUINAS DE SOBRETAPONADO

La maquinaria de sobretaponado se coloca en las líneas de embotellado a continuación de la taponadora, pudiendo recibir las botellas directamente de su llenado, o bien de las sometidas a un proceso de crianza en botella. Estas máquinas constan de tres elementos: un dispositivo de acumulación de las cápsulas o bandeja donde se colocan éstas de forma apiladas, un mecanismo de separación de las cápsulas y colocación de las mismas en las botellas, y por último un dispositivo de alisado sobre el cuello de las botellas.

La distribución automática de las cápsulas en los cuellos de las botellas se puede hacer utilizando dispositivos mecánicos, neumáticos o mixtos entre los dos anteriores; donde cada cápsula es separada de la pila situada en la bandeja de acumulación, y colocada en la botella de forma mecánica haciéndola caer desde un cubilete, o bien siendo impulsadas por medio de una corriente de aire comprimido, pudiendo presentar las siguientes especificaciones según su funcionamiento:

Carga: Las pilas de cápsulas se colocan en bandejas
- Plataforma fija, sencilla o múltiple.
- Plataforma móvil.
- Transferencia por correa horizontal o gravedad.

Desbloqueo de las cápsulas:
- Mecánico de pinzas.
- Neumático de boquilla o de ventosas.
- Mixto mecánico y neumático: desbloqueo por pinzas o agujas y expulsión neumática.

Distribución:
- Transferencia: Neumática por aire comprimido; Mecánica por pinzas; Mecánica y neumática por aire comprimido y cubiletes.
- Posicionamiento: Neumático por aire comprimido; Mecánico por pinzas; Mecánico y neumático por cubiletes y aire comprimido.

Penetración de la cápsula total, sin juego vertical y alineada con el gollete.

Una vez colocadas las cápsulas en los cuellos de las botellas, dependiendo de la naturaleza del material utilizado en su fabricación, pueden ser sometidas a un prealisado en las de aluminio o en algunas de aluminio complejo, como los vinos espumosos, utilizándose dos posibles sistemas:

- Sistema de plantilla de membrana de plástico, donde el prealisado puede hacerse de forma oleoneumática de cuatro pliegues con una presión de 25 a 30 kg / cm2.

- Sistema de cinco correderas horizontales de teflón.

La operación de alisado se realiza directamente en las cápsulas de estaño y en algunas de aluminio complejo, así como también en los materiales prealisados, utilizándose uno o varios cabezales de rulinas, donde las botellas suben penetrando dentro de los mismos, encontrándose en el centro un tope elástico o pisón, que tiene por misión sujetar la botella por su boca e impedir que ésta gire; mientras que en la parte exterior dos juegos de tres rulinas, que giran en conjunto sobre el eje del cabezal o individualmente sobre su propio eje, alisan y estiran progresivamente el material de la cápsula contra el vidrio.

El rendimiento de cada cabezal no excederá de las 1.000 botellas / hora, con una velocidad ideal de 700 a 800 botellas / hora, acompañado de una velocidad de rotación de las rulinas o del cabezal de 1.400 r.p.m. y un avance en vertical por revolución de 1,5 mm aproximadamente. Cuando las etapas de prealisado y alisado o engaste se realizan en la misma máquina, su cadencia óptima debe descender a las 500 botellas / hora y cabezal.

Para las cápsulas construidas de plástico retráctil, el sistema de alisado sobre el cuello de la botella, se realiza por medio de calor producido por una corriente de aire caliente, por una resistencia eléctrica, o por rayos infrarrojos, existiendo dos tipos de alisado por retractilado:

- Campana de calentamiento anular, donde la botella sube y se introduce dentro del recinto donde se produce la contracción del plástico, debiendo regularse la temperatura en función del rendimiento de la máquina, no siendo éste superior a las 1.000 botellas / hora.

- Túnel de calentamiento, donde unas resistencias paralelas interiores respecto al eje de la cinta producen la contracción del plástico, con una temperatura adecuada respecto de la velocidad de las botellas, pudiendo superarse las 1.000 botellas / hora. La rotación de las botellas dentro de túnel, permite obtener mejores resultados reduciendo las irregularidades de contracción en las faldillas de las cápsulas.

Por último, para las cápsulas de plástico inyectado monopiezas, las distribución puede hacerse por vibración o mediante un dispositivo rotativo, siendo colocadas en las botellas por émbolos descendentes sobre las bocas de las botellas, donde al mismo tiempo se coloca el tapón interior que contienen.

3 comentarios:

  1. Gracias por la informacion , necesitaba saber cual era la funcion de una capsuladora de sobretaponado para buscar el efecto arancelario, saludos cordiales desde Tijuana Mexico.

    ResponderEliminar
  2. Buen día, en México existe alguna empresa que se decique a este tipo de acyividad??

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Buen día, en México existe alguna empresa que se decique a este tipo de acyividad??

    Saludos

    ResponderEliminar