domingo, 8 de enero de 2012

Streaming el Futuro para Ver la TV


STREAMING EL FUTURO PARA VER LA TV

El streaming es la distribución de multimedia a través de una red de computadoras de manera que el usuario consume el producto al mismo tiempo que se descarga. La palabra streaming se refiere a que se trata de una corriente continua (sin interrupción). Este tipo de tecnología funciona mediante un búfer de datos que va almacenando lo que se va descargando para luego mostrarse al usuario. Esto se contrapone al mecanismo de descarga de archivos, que requiere que el usuario descargue los archivos por completo para poder acceder a ellos.

El término se aplica habitualmente a la difusión de audio o video. El streaming requiere una conexión por lo menos de igual ancho de banda que la tasa de transmisión del servicio. El streaming de video se popularizó a fines de la década de 2000, cuando el ancho de banda se hizo lo suficientemente barato para gran parte de la población.

La evolución del consumo televisivo en EEUU. Según revela el último estudio 'State of the Media Democracy', de Deloitte, el 42% de los estadounidenses utilizan hoy plataformas de pago por 'streaming' para ver películas (25% servicios de pago y 20% gratuitos) frente al 28% que lo hacían en 2009. Es decir, después de la televisión normal (71%) y el DVD (51%), es el tercer canal preferido por el consumidor estadounidense para ver cine.

Al mismo tiempo que aumenta la preferencia por el consumo a través de Internet (sea en el ordenador, consola, móvil o tableta), hoy hay más gente que compra o alquila cine que en 2007. Es decir, mientras dicho año un 37% de los consumidores confesaban no haber visto películas, ni compradas ni alquiladas, en seis meses, en el estudio actual la cifra se reduce a sólo un 19%.

Datos que, lejos de confirmar teorías conspiratorias sobre la “piratería”, prueban que no es para tanto, que hay consumidores dispuestos a pagar y que estamos en el momento exacto del cambio. En el punto en que el ecosistema del consumo de medios comienza a virar, de verdad, hacia la Red: el “streaming”, las bibliotecas en Red, el consumo electrónico de contenidos y la publicidad “on line”.

No son las únicas cifras del informe. Las hay igual de contundentes:

- El 9% de los estadounidenses habrían cancelado sus cuentas de televisión por cable en 2011 y el 11% considerarían hacerlo en 2012  (cuanto más jóvenes, más propensos a ello).

- Frente al 71% que prefieren ver sus series y 'shows' de televisión favoritos en la tele (el 35% en servicios de DVR y el 26% bajo demanda), el 22% lo hacen en “streaming” a través de Internet en sitios gratuitos y el 21 % en la página web del programa. Una vez más, muy superior a las cifras de sitios ilegítimos: sólo un 15% optan por páginas de vídeo compartido y un 4% por P2P.

- En 2007, sólo un 23% compraban y descargaban libros digitales frente a un 36% que optan por ello hoy.

- El 20% de los jóvenes entre 23 y 28 años leyeron prensa en los últimos seis meses a través de un “smartphone” frente al 9% que lo hacían en 2010. Y el 11% confirma que leer noticias en el móvil es su forma favorita de hacerlo.

Con estos datos, obtenidos de una encuesta a 2.000 personas de entre 14 y 75 años, es posible aventurarse y decir que en 2013 o, como mucho en 2014, este cambio, eterna promesa y teoría, será una realidad incontestable. Es decir, 2012 es el momento de renovarse o morir, porque llegan años que serán de consumo masivo de información y entretenimiento siempre que sean de calidad y tengan un precio justo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario