jueves, 9 de febrero de 2012

Bruselas Crea un Grupo de Expertos para Revisar la Liberalización de los Derechos del Vino que Rechaza España


BURSELAS CREA UN GRUPO DE EXPERTOS PARA REVISAR LA LIBERACIÓN DE LOS DERECHOS DEL VINO QUE RECHAZA ESPAÑA

En 2008 los Veintisiete pactaron el fin de estos derechos para 2015

El comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, va a crear un grupo de alto de nivel para estudiar en detalle la situación del sector vitivinícola y, en especial, abordar el, según el mandatario, "complejo" asunto de la liberalización de los derechos de plantación del vino prevista para 2015 y que varios países, entre ellos España, Francia, Italia y Alemania, rechazan por temor a que dañe al sector.

Este equipo de expertos, dará “los pasos necesarios en un futuro próximo” para resolver esta cuestión, según ha declarado Ciolos, con el objetivo de presentar sus conclusiones a finales de año y poder tenerlas en cuenta en el informe que Bruselas preparará en esas fechas sobre la situación del sector, de cara a una eventual reforma.

Los Veintisiete pactaron en 2008 el fin de los derechos de plantación del vino en el horizonte de 2015 con la posibilidad para los gobiernos europeos de aplazar la medida hasta 2018.

Fuentes comunitarias han explicado que el gesto del comisario supone un “reconocimiento" de que se trata de un "asunto complejo" que requiere una "reflexión" sobre varios puntos de la reforma. Sin embargo, han subrayado que Bruselas descarta "una reforma de la reforma" y que, en todo caso, el grupo de alto nivel servirá para comprobar "si están justificados algunos ajustes".

En los últimos meses, un grupo de países, entre los que se encuentra España, han expresado su preocupación por los riesgos para el sector si el régimen actual expira en 2015 y han reclamado a Bruselas que promueva una revisión y aplace el final del régimen, por temor a que dañe al sector.

Por su parte, el Comité Europeo de las Empresas del Vino (CEEV) ha manifestado su oposición al mantenimiento de la prohibición de nuevas plantaciones y ha celebrado la propuesta del comisario Ciolos sobre la creación de este grupo de estudio.

DERECHO DE PLANTACIÓN O PAPEL

Los derechos de plantación o papel, son los títulos transitorios definidos en la OCM del vino de la Unión Europea (en vigor desde agosto del 2008) que permiten legalmente plantar o replantar nuevas vides y pueden ser objeto de comercio (influyendo en el precio de la uva y el vino).

Son instrumentos que nacieron como forma de regular y controlar el incremento de la superficie dedicada al viñedo en un país o una región productora, que entre otras cosas persiguen el equilibrio entre la oferta y la demanda en el sector vitivinícola.

Estos derechos serán abolidos a partir del 1 de enero de 2014, fecha tras la cual el libre mercado determinará la superficie plantada.

OCM (ORGANIZACIÓN COMÚN DEL VINO)

La OCM del vino de la Unión Europea es una parte importante de la PAC (Política Agraria Comunitaria) que se basa en el principio de un mercado único con una legislación técnica y administrativa armonizada, sin derechos aduaneros u otras barreras al comercio que impidan el libre tránsito de vinos entre Estados miembros.

La nueva OCM, que está vigente a partir agosto de 2008 (y que sustituye a la que regía desde 1999), trata y regula la mayoría de los aspectos del sector vitivinícola, desde la producción a la comercialización (como por ejemplo, nuevos límites a la chaptalización), medidas para la destilación de excedentes (las ayudas desaparecerán progresivamente), así como normas de etiquetado renovadas y simplificadas (que abren la posibilidad de mencionar la añada y la variedad en los vinos de mesa de la UE).

Deja poco espacio para las legislaciones estatales y sus especificidades, que en España se encuentran básicamente recogidas en la Ley de la Viña y el Vino de 2003.

LEY DE LA VIÑA Y EL VINO

La ley de la viña y el vino es una ley aprobada en el año 2003 en España, que sustituyó al Estatuto de la Viña, del Vino y de los Alcoholes de 1970.

Tiene como objetivo regular las actividades del sector vitivinícola español y debe tener en cuenta las nuevas reglamentaciones provenientes de la Unión Europea (OCM vitivinícola de agosto de 2008), como también las de los gobiernos de las comunidades autónomas a los cuales se han traspasado las competencias en agricultura.

Como la materia ya está suficientemente regulada por el derecho comunitario y hay poco margen de maniobra estatal, se trata de una ley relativamente limitada que sólo consta de cuatro títulos.

Éstos tratan sucesivamente de los aspectos generales vitivinícolas, de la protección del origen y la calidad de los vinos, del régimen sancionador y del Consejo Español de Vitivinicultura (órgano consultivo formado por representantes del Estado, las Comunidades Autónomas y las organizaciones que operan en el sector).

No hay comentarios:

Publicar un comentario