miércoles, 8 de febrero de 2012

Celebra San Valentín Brindando con un Buen Vino


CELEBRA SAN VALENTÍN BRINDANDO CON UN BUEN VINO

Celebra el día de san Valentín con un curso de cata de vinos y una visita a Bodegas Urbina.

Durante la visita se mostraran las instalaciones de la Bodega para poder explicar detealladamente y de una forma amena el proceso de elaboración del vino hasta que alcanza los niveles de Crianza, Reserva, Gran Reserva y Vino de Alta Expresión.

En la cata podremos aprender a distinguir las principales características del vino (color, aromas, sabores) su elaboración, maridaje, servicio, etc.

- Vinos jóvenes: Blanco, Rosado, Garnacha (maceración carbónica), Tempranillo (joven, cosechero, vino del año).
- Vinos clásicos o tradicionales: Crianza, Reserva, Gran Reserva.
- Vinos modernos, de autor, de diseño o alta expresión: Tinto especial (vendimia tardía o uvas pasificadas), Plot.

La duración de la actividad es de dos horas aproximadamente Y los orarios de la visita son todos los días, incluidos sábados y domingos, de 11 a 14 horas.

Bodegas Pedro Benito Urbina
C/Campillo N. 33-35, 26214 Cuzcurrita del Río Tirón
La Rioja - España
Teléfono: 941 22 42 72
www.urbinavinos.com

LOS VINOS MÁS ROMÁNTICOS PARA CELEBRAR SAN VALENTÍN

Todos los vinos son románticos, por definición. Porque aportan placer, inspiran con sus matices, dulcifican la mirada, embriagan los sentidos, y exaltan los sentimientos, en definitiva, porque nos embarcan en la aventura de la seducción.

No obstante, existen algunos que son especialmente románticos. Como el champán o el cava. Es difícil concebir una gran velada romántica sin que se cruce por la mente una copa de este tipo de espumosos. Hoy día los rosados también están muy de moda. Pero también un buen tinto puede ser capaz de encender la llama del amor y acompañar una esplendida cena romántica.

En este sentido, los científicos deberían investigar la relación entre el vino y feniletilamina, dopamina, norepinefrina, oxitocina y demás sustancias que segrega nuestro cerebro cuando nos enamoramos.

Un Gran Reserva puede tener un gran potencial romántico. Por ejemplo, si la velada transcurre al lado de una chimenea se pueden ensamblar a la perfección los aromas complejos del cuero, la especia, los torrefactos con la madera y los ligeros tonos ahumados.

Quién puede dudar del influjo seductor de los vinos jóvenes, afrutados, frescos, atrevidos y sin complejos. Para aquellos que buscan la pasión y las emociones fuertes.

Todos estos matices también pueden ser combinados de muchas maneras. Entonces pasaríamos a  los Crianzas y Reservas.

ORIGEN DEL DÍA DE SAN VALENTÍN

El Día de San Valentín es una celebración tradicional de países anglosajones que se ha ido implantando en otros países a lo largo del siglo XX principalmente en la que los enamorados, novios o esposos expresan su amor y cariño mutuamente. Se celebra el 14 de febrero, onomástico de San Valentín. En algunos países se conoce como Día de los Enamorados y en otros como Día del Amor y la Amistad.

En Angloamérica hacia 1840, Esther A. Howland comenzó a vender las primeras tarjetas postales masivas de San Valentín, conocidas como "valentines", con símbolos como la forma del corazón o de Cupido. También en este día es común la tradición de regalar rosas a aquellas personas a las que se tiene un especial afecto.

Existen diversas teorías que otorgan a esta fecha el origen del Día de los Enamorados. En los países nórdicos es durante estas fechas cuando se emparejan y aparean los pájaros, de ahí que este periodo se vea como un símbolo de amor y de creación.

Algunos creen que es una fiesta cristianizada del paganismo, ya que en la antigua Roma se realizaba la adoración al dios del amor, cuyo nombre griego era Eros y a quien los romanos llamaban Cupido. En esta celebración se pedían los favores del dios a través de regalos u ofrendas para conseguir así encontrar al enamorado ideal.

1 comentario:

  1. También podéis venir a Paradis :D

    http://paradisinfo.blogspot.com/2012/02/no-sabes-donde-ir-en-san-valentin.html

    ResponderEliminar