viernes, 3 de febrero de 2012

El Futruo de los Vinos de Argentina en 2012


EL FUTURO DE LOS VINOS DE ARGENTINA EN 2012

Desde la visión de los mercados, los vinos Argentinos siguen firmes y la demanda es sostenida. La categoría sigue fuerte en los principales mercados del mundo como EE.UU., Canadá y crece en Brasil y en parte de Latinoamérica. En Europa la crisis actual parece no terminar, Reino Unido no muestra crecimientos, Europa del norte se muestra un poco más saludable y el resto muestra algunos síntomas de debilitamiento. Asia, principalmente China, se muestra en franca expansión, aunque la base aun es pequeña.

Los datos finales de argentina del año 2011 muestran un crecimiento de alrededor de un 14% en valores FOB, aunque el volumen de botellas exportado muestra un estancamiento. Puesto que los vinos de precios más económicos han tenido que ajustarse más a los costes y al ser segmentos más sensibles a precio, han caído los volúmenes en algunos mercados grandes como Canadá, Reino Unido y Brasil. Aunque los segmentos de precios superiores se muestran saludables y siguen creciendo, pero  que en volúmenes no alcanzan a amortiguar la caída de los segmentos bajos.

La exportación de vinos ha visto una reducción de márgenes, debido al alza de los costes de producción, sumado a un dólar que no acompaña, lo que hace que se pierda competitividad y todo esto en un contexto internacional muy competitivo, con miles de marcas, regiones y una calidad de vinos creciente en todas las latitudes. Si bien la guerra, hace unos años, era principalmente entre la competitividad expresada en la “calidad/precio”, de los vinos del nuevo mundo (Argentina, Chile, Australia y Sudáfrica) versus los vinos del Viejo Mundo (España, Francia e Italia, mayormente), eso poco a poco ha ido cambiando y hoy los vinos europeos comienzan a mostrar una mejor competitividad por incidencia del tipo de cambio, lo que torna un panorama más complejo aun, a su vez los excedentes que no se exportan deben volcarse al mercado local, que no está en expansión, sino todo lo contrario, lo que muestra un escenario también complicado en el plano local, con un exceso de oferta y la distorsión provocada por las promociones.


También cave destacar que la eficiencia de las ventas no debe ser medida exclusivamente en valor o volumen, puesto que un aumento de las ventas se consigue fácilmente, pues es normalmente inversamente proporcional a la reducción en precios, sino más bien por la capacidad de generar beneficios en cada operación, por lo que el estudio del margen es crucial en este aspecto, para así asegurar la continuidad del negocio en el futuro.

En definitiva el año 2012 sera bueno para algunos y díficil para otros. Todo dependiendo de la competividad de cada compañia, la distribución y fuerza de cada marca.

Argentina aumentado un 14% sus exportaciones de vino:
Las exportaciones de vino argentino durante 2011 se incrementaron de forma sustancial hasta los 3,2 millones de hectolitros, que representan un 14% más que las ventas de 2010, mientras que el mercado interno apenas creció un 1% hasta sobrepasar, por poco, los 9,8 millones de hectolitros.

Las ventas exteriores durante 2011 subieron en 49 millones de litros, gracias sobre todo al mercado estadounidense que ha puesto sus ojos en el país sudamericano y más concretamente en su variedad estrella malbec.
El consumo nacional, que hasta ahora presentaba una cierta atonía, ha mejorado en 10,5 millones de litros, con lo que parece que empiezan a verse las consecuencias de la declaración del vino como bebida nacional propiciada por la presidenta de la nación, Cristina Fernández.

Argentina aumentó un 62% sus exportaciones de mosto:
Las exportaciones de mosto argentino durante 2011 se incrementaron un 62% al pasar de 91.544 toneladas en 2010 a 147.828 toneladas en este último año.

El repunte de este mercado, que se ha consolidado especialmente en la provincia de San Juan, apunta a que en 2012 podrían elaborarse 180.000 toneladas, una escalada paulatina para llegar a la cifra mágica de 203.000 toneladas de mosto concentrado de 2007 o las 197.000 toneladas de un año después.
Por el contrario, 2009 la historia se torció de manera alarmante, especialmente por la conjunción de la crisis económica mundial en todos los países productores, hasta caer en las 103.000 toneladas.

Fuentes: Estadísticas del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) publicadas por Diario de Cuyo y La revista técnica del sector La Semana Vitivinícola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario