jueves, 2 de febrero de 2012

Importancia de la Etiqueta e Imagen de una Botella de Vino


IMPORTANCIA DE LA ETIQUETA E IMAGEN DE UNA BOTELLA DE VINO

En tiempos en los que la imagen fagocita la creatividad de un producto y en los que el marketing prima en demasiadas ocasiones sobre la calidad, el enólogo no sólo debe esmerarse en la consecución del vino de sus sueños, sino que tiene que conocer los secretos para transmitir al público esa ilusión depositada durante meses de duro trabajo. De hecho, y aunque no marque la excelencia del producto, la botella sí contribuye al éxito comercial con las estrategias adecuadas. Pero no sólo eso: la industria de la botella y de todos sus complementos (cápsulas, etiquetados, mallajes, etc.) conforma un arte complejo y apasionante que debería ser mejor conocido por el enólogo.

El aspecto de la botella es esencial para llamar la atención de un cliente que, en muchas ocasiones, carece de información previa sobre los vinos que está buscando. Incluso hay quien sostiene que la apariencia de la etiqueta y de la botella en general es un factor  determinante en la percepción sensorial que el consumidor medio tiene del caldo que está degustando.

Por su parte, a etiqueta es un factor fundamental. Es la tarjeta de presentación de la bodega que informa de las características intrínsecas de un determinado caldo, de su graduación alcohólica, variedades, marca, indicación de calidad o lugar de elaboración. Además, aporta buena parte de la personalidad del vino (si atendemos a las demandas de un consumidor neófito que muchas veces se enfrenta en los centros comerciales a estanterías con centenares de referencias) y es vital para la codificación del producto y prevenir falsificaciones.

Las etiquetas, en muchos casos objetos de culto para coleccionistas, también han sido crónica visual de los cambios de tendencias sociales relacionados con el consumo de vino. Si antaño se imponían nombres de títulos nobiliarios, escudos, armas o escenas rurales en la iconografía promocional, ahora se ha pasado a imágenes  que rompen trasnochados esquemas de vinos que sólo parecían ser aptos para nobles medievales. Las etiquetas incorporan ya elementos visuales procedentes de diversos estilos y manifestaciones artísticas y en algunos casos su diseño y confección está respaldada por meses de trabajo. Sin duda, el papel de las nuevas generaciones de enólogos está siendo fundamental a la hora de romper definitivamente con los viejos prejuicios. Y no debemos olvidar la creciente demanda de etiquetas personalizadas para regalar en actos sociales y reuniones familiares.

El uso de las nuevas tecnologías llevó incluso a la fabricación de las etiquetas parlantes, auténticos sumilleres electrónicos (en realidad se trata de un chip implantado en la botella) que informa al consumidor de todo lo que necesita saber sobre el vino que tiene entre manos. En algunos casos, incluso tienen grabadas piezas musicales, aunque estos dispositivos no han tenido demasiada aceptación en los mercados. Según los expertos consultados, y dentro del eclecticismo que presenta en la actualidad la estética de las etiquetas de vinos, en general a vinos de crianza se les busca dar una estética más clásica, y a otro tipo de vinos jóvenes a varietales, estéticas más vanguardistas y atrevidas. Destacan especialmente los vinos de autor y de bodegas de reciente apertura, en los que se esta buscando una estética propia.

Fuente: González Monroy

5 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo, como bien dice este post el traje, como a mi me gusta llamar al packaging, es muy importante a la hora de presentarse en sociedad. El diseño y la confección del mismo transmite mucha información y connotaciones, la calidad de sus materiales así como sus acabados son factores a tener en cuenta, pero no debemos olvidar que la imagen interior es lo mas importante y es aquí donde la personalidad se impone “ aunque la mona se vista de seda, mona sequeda". Y una cosa tengo clara como diseñador y amante del vino es que, para poder diseñar un buen traje antes tiene que haber conocido muy bien ese vino, su elaboración

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno Sergio, además tu eres un gran experto en la materia y como ya has comentado un amante de los vinos. Preciosa la etiqueta y packaging que hiciste en www.iconografico.com de los vinos de Arlanza de Olivier Riviere, muy moderna y elegante.

      Eliminar
    2. Muchas gracias Pedro, la verdad es que disfruté mucho con este trabajo. Como comentaba lo importante es conocer bien el vino y a la persona/as que lo elaboran, es de ahí donde nace un buen packaging.

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo con el artículo… la etiqueta tiene que decir muchas cosas sobre el vino.. Y si tiene una gran presencia y es visualmente atractiva seguramente el vino se venderá mejor y más personas lo prueben. A mi me gustan mucho las etiquetas del Melior de Matarromera… son muy bonitas y además el vino está muy bueno.

    ResponderEliminar