miércoles, 1 de febrero de 2012

La Ruta del Whisky DYC en España


LA RUTA DEL WHISKY DYC

Destilerías DYC y Turismo de Segovia han creado un proyecto apasionante que entrelaza naturaleza y cultura para acercar el mundo del whisky a los visitantes de la región.

La Ruta del Whisky incluye un paseo histórico por cuatro puntos emblemáticos relacionados con la elaboración del whisky de la región: el agua del río Eresma que nace en los Montes de Valsaín, la fabricación artesanal de recipientes de cristal en la Real Fábrica de Cristales de La Granja, las Destilerías de Whisky DYC y, finalmente, el epicentro: la ciudad de Segovia.

Es whisky DYC es el más bebido en España, ya sabe, el de la gente sin complejos, y ahora protagonista de una ruta muy especial por la provincia de Segovia, con la destilería como parada estelar. Supone, desde luego, otra forma de ver Segovia, ciudad Patrimonio de la Humanidad, y algunos de sus envidiables alrededores, como La Granja de San Ildefonso y los Montes de Valsaín. Para hacer esta ruta necesitamos nuestro propio coche. La oficina de Turismo de Segovia nos pone la audioguía (cuesta 10 euros) y nos propone un listado infinito de dónde comer el mejor cochinillo. Estas tierras segovianas bajo la eterna vigilancia de la sierra de Guadarrama poco tienen que envidiar a la cuna de los famosos whiskies escoceses.

VALSAÍN

La Ruta del Whisky comienza en los Montes de Valsaín, por donde discurren las cristalinas aguas del río Eresma, empleadas en la elaboración de este whisky español.

La ruta se puede empezar desde este pueblo maderero donde el pino es el rey. En su bosque de larguísimos troncos encontramos el río Eresma, cuyo caudal aporta al whisky una de sus materias primas fundamentales, el agua.

Valsaín está cuajado de sendas para disfrutar del monte. Tomar el camino de las Pesquerías Reales que siguen el curso del río si nos apetece un paseo meramente placentero y descubrir por qué reyes y nobles lo utilizaron como lugar de recreo. El río Eresma reaparecerá luego junto a la destilería DYC, ya que rodea sus instalaciones en Palazuelos de Eresma. Por eso fue Segovia el lugar donde Nicomedes García, fundador de DYC, instaló sus alambiques. Porque además del agua, tenía a su disposición el otro vital ingrediente del espirituoso, el cereal que abunda en Castilla. La proximidad de Madrid, esencial para la distribución, sentenciaría la ubicación del primer whisky español.

LA GRANJA

A tres kilómetros de Valsaín nos llama la atención las regias puertas de hierro de San Ildefonso. Tiene este pueblo cada día más razones para hacer una visita, desde sus fachadas pintadas a sus animadas plazas. Pero lo que es innegable en La Granja es su patrimonio cultural: el Palacio y los edificios colindantes, los afrancesados y nostálgicos jardines, y su factura industrial. Hoy está todo restaurado y desde 2007, la Casa de los Infantes y el edificio de la Guardia de Corps son Parador Nacional, el primero como hotel y el segundo como palacio de congresos. La Granja tiene algo diferente que ofrecer en cada estación del año. En invierno bien se lo puede encontrar nevado, dando a su palacio un aire de cuento de hadas.

REAL FÁBRICA DEL VIDRIO

El viaje continúa en la Real Fábrica de Cristales de La Granja, donde los visitantes pueden observar el soplado del vidrio que realizan los maestros siguiendo las mismas técnicas utilizadas en el siglo XVIII, mediante el que se han fabricado desde botellas y copas hasta lujosas lámparas de araña. Una técnica similar a la que se utiliza desde siempre para fabricar el envasado del whisky español.

La sobriedad de este edificio de piedra del siglo XVIII se debe al lógico miedo a los incendios, razón por lo que además se construyó extramuros. Tiene, sin embargo, mucho más aspecto de templo que de edificio industrial, los hornos siguen encendidos en una nueva fábrica al lado, aunque se siguen aquí produciendo determinadas piezas de cristal. También nos sorprenderemos al comprobar que los sopladores no llevan guantes, ya que impediría el ágil movimiento de la caña con la que van dando forma a una materia amorfa que en escasos minutos se transforma en delicada pieza.

DESITLERÍAS DYC

Las Destilerías DYC fundadas por Nicomedes García en 1957, se asientan en parte sobre edificios que datan del siglo XV. La visita a las Destilerías permite a los visitantes comprobar cómo se elabora el whisky DYC, de manera prácticamente artesanal, a través de todas las etapas del proceso.

En esta destilería se hace todo el proceso de la elaboración del whisky, es decir, se reciben las cebadas, se maltea y se destila. Tiene además una planta de cogeneración que le permite autoabastecerse de energía y una depuradora de agua, con lo que todas las operaciones resultan bastante 'verdes'. Durante la visita guiada podemos seguir el paso a paso de la producción de este espirituoso: la transformación de la materia prima (cebada, maíz y agua) a través del proceso de malteado de la cebada (remojo, germinación y tostado), las fases de molienda, sacarificación y fermentación, pasando por el destilado en los grandes alambiques para terminar en las bodegas y ver cómo envejece en barricas. Se trata de una experiencia para todos los sentidos, ya que podremos tocar el grano antes de germinar, oler tanto la tuba tostando la malta como el ambarino líquido, y degustar finalmente las cuatro variedades del whisky DYC en una cata comentada. La bodega contiene 200.000 barriles de madera de roble americano de 190 litros. En la que llaman bodega subterránea, creada en 1958, nos enseñarán doce barriles que conservan los primeros aguardientes que se destilaron de Whisky DYC en 1959.

SEGOVIA

La Ruta del Whisky finaliza en Segovia, Ciudad Patrimonio de la Humanidad desde 1985, y uno de los destinos más atractivos del centro de España. Los visitantes pueden terminar la ruta admirando sus famosos monumentos y disfrutando de su excepcional gastronomía.

En Segovia hay muchos exponentes del románico más tardío, pero en esta ciudad existen otro tipo de templos, los gastronómicos. Se come bien en casi cualquier parte, aunque Mesón de Cándido, José María y Casa Duque siguen siendo los mayores exponentes. Aquí generación a generación se sigue haciendo arte en los hornos de leña y trinchando el cochinillo según su particular tradición, con el borde de un plato. Los amantes del dulce deben rematar la faena con un ponche segoviano. En la confitería El Alcázar, en la Plaza Mayor, todavía se guardan con celo la receta original de este delicioso postre.

Segovia también tiene un importante pasado hebreo y en los últimos años se han abordado grandes proyectos para la conservación de este patrimonio, como la restauración de la antigua Sinagoga Mayor, hoy iglesia del Corpus Cristo, y la rehabilitación del barrio de la Judería. Si después de contemplar el acueducto desde sus cimientos subimos por la Calle Real, con sus palacetes esgrafiados, descubriremos la calle de la Judería Vieja a la izquierda. Callejeando acabaremos de nuevo topándose topándonos con la Plaza Mayor y su maravillosa catedral, la llamada 'dama' de las catedrales en reconocimiento a su elegancia. Bajando hacia el Alcázar, otro de los iconos indiscutibles, nos encontramos el proyecto de rehabilitación de las Canonjías.

DESTILERÍAS Y CRIANZA DEL WHISKY S.A.

DYC, un whisky 100% español, elaborado desde hace más de 50 años en Palazuelos de Eresma, Segovia. La empresa fundada por Nicomedes García en 1958 destila en la actualidad cuatro expresiones, DYC, DYC 8, DYC Pure Malt y DYC Single Malt. DYC pertenece a Beam Global Spirits & Wine y se distribuye en España a través de Maxxium España.

PRODUCTOS

El Whisky DYC es una combinación de maltas y destilado de cereal envejecidos separadamente durante un mínimo de tres años en barricas de roble americano, cuya lanzamiento fue en 1963.
Color: Pajizo dorado.
Nariz: Limpio, con toque de frutas especiadas y madera tostada.
Paladar: Turba, especias, suave y cremoso en boca.
Acabado: Ahumado y picante.

El Whisky DYC 5 es un whisky blend de varios granos envejecidos separadamente durante un mínimo de tres años en barricas de roble americano.
Color: Pajizo pálido.
Nariz: Con un atisbo de frutas, especias y madera tostada.
Paladar: Cremoso, malteado y especiado.
Acabado: Ahumado y especiado.

El Whisky DYC 8 es una combinación de maltas y destilado de cereal envejecidos separadamente durante un mínimo de ocho años en barricas de roble americano,2 cuyo lanzamiento fue en 1974. Es un licor de color ámbar dorado, con notas forales, especiadas, ahumadas y florales en nariz. Tiene rastros de miel y brezo.
Color: Ámbar dorado.
Nariz: Toques florales, especias, ahumados, hierbas frescas, toques de miel y brezo.
Paladar: Suave y cremoso en boca, Turba con toques de vainilla, mazapán, manzana y cítricos.
Acabado: Agridulce, largo en boca, final suave.

El Whisky DYC Pure Malta es una combinación de maltas y destilado de cereal con notas de vainilla y frutas, envejecidos separadamente en barricas de roble americano, cuyo lanzamiento fue en 2007. Se desconoce cuantos años tiene.
Color: Ámbar dorado.
Nariz: Malta fragante, con atisbos de cítrico, dulcedumbre y vainilla.
Paladar: Cuerpo pleno y sabor a malta.
Acabado: Largo y sutil.

El Whisky DYC Single Malt 50 aniversario es una versión limitada de 2000 botellas, envejecidas durante 10 años. Este destilado exclusivo ha sido 100% elaborado con una de las mejores cebadas del mundo, recogida íntegramente en tierras de Castilla y León y procedente de cosechas seleccionadas.
Color: Ámbar intenso.
Nariz: Fragante, toque cítrico, dulce, vainilla, aroma sofisticado.
Paladar: Miel, vainilla, redondo en boca, intenso sabor a malta/turba.
Acabado: Largo, complejo, terminar sutil con toques de brezo, miel, frutas.

1 comentario: