miércoles, 15 de febrero de 2012

La UE ya Tiene Vinos Ecológicos


LA UE YA TIENE VINOS ECOLÓGICOS

El Comité Permanente de Agricultura Ecológica (SCOF) ha llegado a un acuerdo sobre el etiquetado del vino ecológico. Las nuevas normas europeas sobre este producto, que se publicarán en el Diario Oficial en las próximas semanas, permitirán por fin a los productores de estos vinos incluir en las etiquetas la expresión "vino ecológico", junto al logotipo ecológico de la UE y el número de código de sus organismos de certificación.

En el nuevo Reglamento no están autorizados ni el ácido sórbico ni la desulfurización y el nivel de los sulfitos en el vino ecológico debe ser un mínimo de 30-50 mg/l (más bajo que en sus equivalentes convencionales). En concreto, la primera de estas prohibiciones afectas a los vinos generosos andaluces, que utilizan habitualmente el ácido sórbico.

Además de estas prácticas de vinificación, debe producirse naturalmente a partir de las uvas ecológicas definidas en el Reglamento (CE) nº 834/2007.

Según la Comisión, las nuevas normas ofrecen una mayor transparencia y facilitan a los consumidores el reconocimiento de estos productos. También contribuyen a reforzar la posición internacional de los vinos ecológicos de la UE al tiempo que facilitan su comercialización en el mercado interior, ya que muchos otros países productores de vino (de EE.UU., Chile, Australia o Sudáfrica) ya han fijado normas sobre este tipo de caldos.

¿QUE ES LA VITICULTURA ECOLÓGICA?

También llamada orgánica o biológica, es un sistema para poder cultivar un explotación viñedo autónomo basándose en la utilización óptima de los recursos naturales, sin emplear productos químicos de síntesis, u organismos genéticamente modificados (OGMs), ni para abono ni para combatir plagas, logrando de esta manera obtener alimentos orgánicos o ecológicos a la vez que se conserva la fertilidad de la tierra y se respeta el medio ambiente. Todo ello de manera sostenible y equilibrada.

Los principales objetivos, es el poder trabajar con los ecosistemas de forma integrada manteniendo y mejorando la fertilidad de los suelos, produciendo alimentos libres de residuos químicos, utilizando el mayor número de recursos renovables y locales, manteniendo la diversidad genética del sistema y de su entorno, evitando la contaminación que resulta de las técnicas agrarias, permitiendo que los agricultores realicen su trabajo de forma saludable y beneficiosa para la salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario