viernes, 30 de marzo de 2012

Domaine Henri Jouan, Morey St Denis - Apellation Gebrey Chambertin - Côte d'Or - Bourgogne


DOMAINE HENRI JOUAN, MOREY ST DENIS - APELLATION GEBREY CHAMBERTIN - COTE D´OR - BOURGOGNE

Visión muy tradicional de la elaboración de vinos de Borgoña por este pequeña bodega dirigida hoy por Henri-Jouan y su hijo Felipe y quizás algún un día por su nieto.

La bodega es muy pequeña con tan solo 3 hectáreas de viñedo divididas en 10 parcelas con 5 crus producidos. Las vides tienen una edad de entre 45 - 70 años de edad. Ambos, padre e hijo se basan en su experiencia empírica en la elaboración del vino afirmando que nada ha cambiado en sus procesos de elaboración en estos últimos cincuenta años. La uva es despalillada, fermentada a temperaturas controladas a ojo de buen cubero siempre con el bodeguero al lado del tanque. Les gusta realizar la fermentación maloactia rápidamente calentando la bodega y retirando las lías inmediatamente.

Philippe explica sus vinos con modestia diciendo que el hace el vino "pour qui nn clientes aiment frutos le". Sus vinos son delicados, muy bien perfumados y de sensaciones francas. Los vinos están elaborados con 30% roble nuevo, Clos Sorbe 40% y el Clos Saint-Denis el 70%. Los vinos son embotellados, encorchados y etiquetados a mano, no son clarificados ni filtrados.

GEVERY-GHAMBERTIN

Zona vinícola de Côte-de-Nuits, Borgoña (Francia), que elabora vinos tintos amparados por AOC que están considerados como hermanos menores del Chambertin, aunque no faltan los grands crus y premiers crus.

Los viñedos se congregan en torno a la localidad de Gevrey, municipio histórico que en el año 630 se llamaba Gibriacus. El gran nombre moderno de estos vinos se debe principalmente a la familia Jobert, propietarios de Chambertin y del Clos de Bèze. Por eso, en 1847 se añadió el nombre de Chambertin al topónimo del pueblo, integrándolo en la enorme familia de este linaje (Chambertin, Chambertin Clos de Bèze, Chapelle-Chambertin, etc.). Actualmente el pueblo tiene 2.600 habitantes, la mayoría vinculados directa o indirectamente a la viticultura.

Pero, a pesar de su industria y sus fábricas, el pueblo debe su fama a la gran calidad del Gevrey-Chambertin, especialmente al grand cru. Los vinos tintos cultivados en las pendientes de la colina son más firmes y poderosos, generalmente muy cotizados. Pero no hay que olvidar algunos vinos sutiles que nacen también en las viñas situadas en zonas más bajas, donde el aporte de gravas calcáreas (arrastradas por los glaciares del cuaternario) forma un suelo de calidad.

Gevrey-Chambertin es una de las dos capitales de la Côte-de-Nuits. El duque de Borgoña donó unas tierras de Gevrey a los mojes de la abadía de Bèze. Los monjes plantaron viñas y elaboraron ya entonces magníficos vinos que se  caracterizaban por su potencia no exenta de sutilidad. El pueblo conserva un castillo del siglo X, que fue propiedad de los señores de Vergy, donde se pueden degustar vinos, y una iglesia de los siglos X y XII.

La riqueza vinícola convirtió Gevrey en objeto de numerosas disputas feudales. El abad de Cluny intentó protegerlo en 1257 con una fortaleza, pero sus buenos deseos no acabaron con los incendios y saqueos, especialmente durante las guerras de religión del siglo XVI. Napoleón tenía una gran predilección por el Chambertin, que probablemente venía de la época en que siendo joven oficial de artillería, pasó una temporada en la Côte d'Or. Antes de su partida hacia Egipto, el emperador encargó algunas cajas de este vino. El Chambertin se celebran cada año las fiestas del “Roi Chambertin”, en las que se premia a la persona que mejor haya escrito sobre estos vinos.

COTE D´OR

La Côte d'Or es una estrecha y alargada franja de terreno, de poco más de 50 km de longitud, que transcrurre desde Chagny, al sur, hasta Dijon, al norte. Constituye una de las más privilegiadas zonas de producción de los afamados vinos de la Borgoña. La Côte d'Or está dividida en dos partes, la Côte-de-Nuits, desde Dijon hasta Côte-de-Saint-George, un enclave privilegiado donde reinan orgullosos e inalcanzables algunos de los mejores vinos tintos del mundo, y la Côte de Beaune, más homogénea en sus suelos y algo más precoz en la maduración, pero que produce algunos de los mejores vinos tintos de pinot noir. Actualmente se plantan en esta última zona en las colinas hasta una altitud de 400 m (Hautes- Côte-de-Beaune).

No hay comentarios:

Publicar un comentario