jueves, 8 de marzo de 2012

Tapones de Corcho de los Vinos Tranquilos


TAPONES DE CORCHO DE LOS VINOS TRANQUILOS

La industria corchera ha suministrado tapones al mercado global de vino durante unos 300 años y para ello ha utilizado la corteza del alcornoque (Quercus Suber L.). El alcornoque tiene unas características únicas que le distinguen de otras especies de Quercus, destaca la capacidad de regenerar la capa exterior de su corteza después de haberla sacado del árbol. Los alcornoques se localizan principalmente en la zona Oeste del Mediterráneo, en particular en el bosque de Montado en Portugal y en las Dehesas en España; también se puede encontrar alcornoques en Italia, Marruecos, Algeria, Túnez y Francia.

Habitualmente, la primera “pela” o “saca” de la corteza de un alcornoque se realiza hacia los 25 años, y el corcho que se extrae se conoce como “Bornizo”. Sólo a partir de la tercera saca el corcho extraído es adecuado para la fabricación de tapones. Las sacas en un mismo árbol se realizan cada 9 años. La vida media de un alcornoque va de los 150 a los 200 años, a lo largo de los cuales se pueden realizar unas 16 sacas de corcho. El Código Internacional de Prácticas Suberícolas (Subercode) describe las prácticas de buena gestión y cuidado de los bosques de alcornoques.

El tejido vegetal del corcho tiene una estructura celular única que le confiere propiedades de impermeabilidad, ligereza, compresibilidad y elasticidad. Además el corcho es una material reciclable y renovable que colabora a la sostenimiento del medio ambiente. Por ejemplo, el corcho se puede reciclar moliéndolo y los granulados resultantes se puede utilizar en productos como paneles, juntas, suelas de zapatos y flotadores para pesca.

El corcho es un producto natural muy apreciado por el consumidor y ha establecido una relación especial con el vino a lo largo de los últimos tres siglos. Estudios de mercado realizados en UK, Australia y USA durante el 2004 y el 2005, han mostrado que más del 60% y el 69%, respectivamente, e los consumidores prefieren vinos tapados con un tapón de corcho y que el tipo de taponado es un factor importante en el momento de elegir una botella de vino.

Está reconocido que:
- Un tapón de corcho proporciona un buen taponado y mantiene el vino en buenas condiciones a lo largo de su tiempo de vida.
- La elasticidad y la estructura celular del corcho permiten que el tapón de corcho se adapte a un amplio rango de contenedores de cuello estrecho.

DIFERENTES TIPOS DE TAPON DE CORCHO

- Tapones de corcho aglomerado: tapones de resultantes de la mezcla de granulado de corcho con adición de un adhesivo.
- Tapones de corcho natural: Tapones de corcho totalmente fabricados de corcho natural (corteza de alcornoque).
- Tapones de corcho natural colmatados: Los tapones naturales que se han colmatado (operación que consiste en sellar las lenticelas de los tapones y/o discos de corcho con una mezcla de cola y polvo de corcho procedente de la rectificación de tapones de corcho) comúnmente reciben el nombre de tapones de corcho colmatados.
- Tapones aglomerados de nueva generación: Tapones obtenidos a partir de la aglutinación de granulado de corcho, de tamaño de grano entre 0.25 y 8 mm, y un adhesivo. Con un contenido mínimo del 51% de granulado de corcho (masa). Y fabricados mediante un proceso para mejorar la neutralidad organoléptica. Pueden contener materiales expansores sintéticos.
- Tapones N+N (“uno más uno” o “tapones de corcho técnicos”): Tapón con un cuerpo de corcho aglomerado y N discos de corcho natural encolados en uno o ambos extremos. En esta nomenclatura, N indica el número de discos utilizados.
- Tapones naturales multipieza: Tapón obtenido a partir de varias piezas de corcho natural encoladas.
- Diagrama de botella: Diagrama con las especificaciones de diseño de la botella.

CÓMO ESCOGER UN TAPÓN DE CORCHO

La elección del tapón de corcho es responsabilidad del Comprador del vino (el “Comprador”) y se debe considerar el rendimiento que se espera del tapón, las
características del vino y el tipo de botella.

En particular, para el rendimiento del tapón debe tenerse en cuenta:
- protección del vino durante su tiempo de vida proyectado.
- requisitos de la línea de embotellado.
- expectativas del consumidor, como la funcionalidad del tapón.

El conocimiento de estos puntos permite al Comprador escoger, con el asesoramiento del Suministrador de tapones (el “Vendedor”), los tapones del tipo y clase (cuando sea aplicable) correctos y de las características físicas, químicas y microbiológicas más apropiadas.

DIMENSIONES DE LOS TAPONES

Para determinar las dimensiones de los tapones que se quieren utilizar, es recomendable realizar un estudio del perfil interno de las botellas además de tener un buen conocimiento de las condiciones de embotellado y las características del vino.

- Longitud de los tapones: La longitud de los tapones debe estar en consonancia con la altura de llenado de la botellas. Si la longitud del tapón es demasiado grande entonces el espacio de cabeza (espacio entre el vino y el tapón) puede comprimirse y provocando que el vino salga de la botella y el tapón se desplace fuera de la misma. Del mismo modo, el tapón no debe ser demasiado corto ya que un espacio de cabeza excesivo puede contribuir, en ciertas condiciones, al desarrollo de características sensoriales no deseadas.

- Diámetro de los tapones: Debe prestarse atención a que exista una correspondencia entre del diámetro del tapón y el perfil interno del cuello de la botella. Como regla general, un tapón de corcho natural, el diámetro mínimo del tapón de corcho debe ser 5.5mm mayor que la media nominal del diámetro interior de la botella.

Se puede utilizar botellas con otros diámetros de cuello, tomando las consideraciones necesarias para la correspondencia entre las dimensiones del tapón, el diámetro del cuello de la botella y las medidas máximas y mínimas del diámetro interior de la misma. El fabricante de la botella de vidrio debe proporcionar los diagramas del diseño y las especificaciones de la botella, para asegurar la compatibilidad.

CLASIFICACIÓN Y CLASES DE TAPONES DE CORCHO

Los tapones de corcho se pueden clasificar en varias categorías: alta (top), media, comercial y económica. Cada categoría puede incluir varias clases y algunas clases pueden comprender varias clases visuales debido a variaciones naturales en el aspecto visual del corcho (porosidad y color).

El hecho que el corcho sea un producto natural hace que las variaciones en el aspecto visual del mismo sean normales. Cuando se evalúan en función de su aspecto visual, los tapones se pueden clasificar en varios grados. Las empresas corcheras suministran tapones de distinto grado visual dentro de cada categoría de tapones.

- Tapones de corcho natural y colmatados: Generalmente, los tapones naturales se dividen en 8 clases visuales. La clasificación de los tapones a partir de características visuales ha sido muy importante para el negocio de venta de tapones a lo largo de la historia de este sector industrial. A pesar de no existir evidencias científicas que fundamenten este hecho, hay un acuerdo entre “Vendedores” y “Compradores” para relacionar las características visuales y, en menor grado, la longitud del tapón con el rendimiento del mismo. Como resultado de esta relación, el precio de los tapones está determinado principalmente por el grado visual y la longitud.

- Tapones N+N: Generalmente se clasifican en 3 clases visuales (A, B y C) según el aspecto de los discos de corcho natural. La categoría seleccionada depende del uso al que van a ser destinados: categorías más elevadas para vinos de más alta calidad y tiempo de vida más largo.

Parámetros visuales: Para determinar las clases visuales, se utilizan los siguientes parámetros: Porosidad; Grietas; Espalda (parte exterior de la corteza); Vientre (parte interior de la corteza)

Defectos: Algunos defectos pueden afectar la funcionalidad del los tapones de corcho: Grietas longitudinales de extremo a extremo; Mancha verde; Agujeros de gusano y hormiga; Vena seca; Canal.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Esta sección presenta las líneas generales de las principales características físicas (incluyendo el aspecto visual), químicas y microbiológicas de los tapones de corcho para proporcionar la información técnica básica para los controles de calidad.

Para cada parámetro, se propone un método de análisis y se recomienda una especificación. Para algunos parámetros, se indican valores diferentes según la categoría de los tapones.

- Muestreo: Los métodos de control de calidad deben estar relacionados con un procedimiento de muestreo del lote de tapones acordado entre Vendedor y Comprador.

- Tipo/Clase: Una muestra de tapones representativa del tipo/clase y previamente aceptada, debe ser la referencia para que el comprador y el proveedor de los tapones puedan validar la clase visual.

- Dimensiones: Las dimensiones se miden para poder comprobar que se está cumpliendo la especificación acordada con el cliente. Las dimensiones son un parámetro importante para asegurar que tanto el cierre como la extracción del tapón sean correctas.

- Ovalación: Diferencia matemática entre dos medidas perpendiculares del diámetro del tapón. La ovalación se mide para asegurar que el tapón mantiene una forma circular que permite su utilización en el embotellado.

- Humedad: Valores bajos de humedad provocan que el tapón pierda algunas propiedades mecánicas mientras que una humedad demasiado elevada puede facilitar el crecimiento de microorganismos. La humedad es el contenido relativo de agua en una masa de corcho.

- Estanqueidad al líquido: Asegurar la capacidad para “sellar” las botellas para prevenir pérdida de vino. La estanqueidad al líquido se expresa como la máxima presión interna (de la botella) que el tapón puede soportar sin que haya pérdida de líquido. Los valores recomendados son:
Alta: Presión interna de 1,2 bar (120 Kpa)
Media: Presión interna de 1,2 bar (120 Kpa)
Comercial: Presión interna de 0,9 bar (90 Kpa)
Económica: Presión interna de 0,9 bar (90 Kpa)

- Recuperación diametral después de ser sometido a compresión: La elasticidad facilita una buena estanqueidad del taponado. Los tapones no se pueden comprimir más del 35% de su diámetro (un tapón de 24mm de diámetro no se puede comprimir a un diámetro inferior a 15,5mm antes o durante su introducción en la botella). Para todas las categorías de tapones: la recuperación diametral al cabo de 5 minutos de haber estado comprimido debe ser superior al 90% del diámetro inicial. Recuperación después de ser comprimido: el tapón de corcho tiene la capacidad de
recuperar su diámetro inicial después de haber sido sometido a compresión.

- Fuerza de extracción: Asegurar que la fuerza de extracción es la adecuada para que el tapón pueda ser fácilmente extraído de la botella. El tapón debe permitir la inserción correcta del sacacorchos. Para todas las categorías de tapones: la requerida para extraer de la botella un tapón de 45x24mm debe estar entre 15 y 45 daN. El valor exacto dependerá del tiempo de vida estimado para cada vino. Las medidas de la fuerza de extracción deben ser realizadas 24 horas después de la introducción del tapón en la botella. Extracción: Fuerza necesaria para extraer el tapón de la botella.

- Residuos de peróxido: Los residuos de peróxido elevados (en caso que se haya utilizado este producto en el proceso de producción de los tapones) pueden actuar negativamente sobre la cantidad de dióxido de azufre del vino. Para todas las categorías de tapones: residuos de peróxido <0,2 mg/tapón. Peróxido residual: Cantidad de peróxido que permanece en el tapón después del
proceso de fabricación del mismo.

- Polvo: La presencia de una cantidad elevada de polvo puede tener un impacto en el funcionamiento de las máquinas y el aspecto del producto. Polvo: Pequeñas partículas de material de corcho natural. Cantidad máxima permitida de polvo de corcho (mg/tapón):
Alta < 1,5
Media < 2
Comercial < 2
Económica < 2,5

- Capilaridad: El líquido (vino) no debe ascender por la superficie del tapón cuando el extremo inferior del tapón se pone en contacto con este líquido en condiciones estándar. Esta observación se realiza después que el tapón haya estado en contacto con el líquido durante 24horas a 20±2ºC.

- TCA extraíble (2,4,6-tricloroanisol): El TCA se ha identificado como uno de los compuestos químicos que contribuyen significativamente a la aparición del gustos/aromas de moho/humedad. 2,4,6-tricloroanisol: es un compuesto químico que aparece debido a la actividad de microorganismos en presencia de clorofenoles. 2,4,6-tricloroanisol extraíble (TCA) (ng/L)para el macerado de un grupo de 20 tapones:
Alta ≤ 3
Media ≤ 4
Comercial ≤ 4
Económica ≤ 4

- Microbiología: Minimizar el riesgo de crecimiento microbiológico en los tapones. En una matriz de graduación alcohólica del 10% v/v y un pH de 3,5 a una temperatura de 30ªC y por un periodo de 72 horas, difícilmente se desarrollará la microbiota en el
corcho.

TRATAMIENTOS DE SUPERFICIE

Los tratamientos de superficie se aplican para lubrificar el tapón facilitando así su introducción en la botella durante el embotellado y su posterior extracción. La cantidad y la composición del tratamiento de superficie a aplicar dependerá de los requisitos del cliente. Debe tenerse en cuenta el tipo de vino, el tiempo de vida y de maduración del mismo, el tipo de botella y las características de la máquina de embotellar.

Los tratamientos utilizados habitualmente están compuestos de siliconas/parafinas. Para vinos destinados a periodos de maduración de más de 18 meses en botella, se aplica un primer recubrimiento de parafina y después uno de silicona. Los tratamientos de superficie deben ser aptos para el contacto con alimentos. La impresión con tinta sólo se puede aplicar en los costados del cuerpo cilíndrico tapón (no en los extremos).

Los tratamientos de superficie deben estar de acuerdo con el Código Internacional de Prácticas Taponeras.

INFORMACIÓN ADICIONAL

- Organismos genéticamente modificados (GMO): Los tapones de corcho no contienen ningún material genéticamente modificado.
- Alergias: No se conoce que el corcho contenga ningún producto que pueda causar alergia. Sin embargo las bolsas de tapones acabados pueden contener dióxido de sulfuro, que se añade para una mejor conservación del producto.
- Test en animales: Los materiales que se utilizan en el proceso de manufactura de los tapones de corcho no se han desarrollado mediante experimentación con animales.

ENVASE/EMBALAJE, TRANSPORTE Y ALMACENAMIENTO

- Envase: La cantidad de tapones por paquete (habitualmente 1000 tapones por bolsa) y el tipo de envase serán acordados previamente entre el Vendedor y el Comprador. Normalmente las bolsas se suministran agrupadas dentro de un envase exterior (embalaje). El envase/embalaje en contacto directo con los tapones de corcho debe ser apto para el contacto con alimentos. El envase/embalaje deben cumplir los requisitos legales además de los acordados entre el Vendedor y el Comprador.

Recomendaciones para el envase exterior (embalaje):
- Nombre de la empresa/fabricante: El envase exterior debe mostrar claramente el nombre de la empresa/fabricante.
- Nombre del producto: El nombre comercial del producto y las dimensiones del mismo deben mostrarse claramente en el envase exterior.
- Cantidad: La cantidad debe mostrarse claramente en el envase exterior.
- País de origen: El país del fabricante de los tapones debe indicarse en el envase exterior.
- Indicación de dióxido de azufre: En los casos en que sea aplicable, las bolsas deben tener un escrito o una etiqueta de
aviso que indique: Contiene dióxido de azufre (sustancia que puede producir alergia).
- Código del producto: En los casos en que sea aplicable, el código del producto debe indicarse en el envase exterior o en la bolsa. El código de producto tiene por objetivo asegurar que el producto enviado corresponde al solicitado.
- Código de barras: En los casos en que sea aplicable, se puede añadir un código de barras a la caja y a las bolsas, previo acuerdo entre Comprador y Vendedor.
- Orientación del almacenado (“this side up”): En los casos en que sea aplicable, se puede imprimir una flecha o la frase “this side up” para facilitar el correcto almacenado.
- Especificaciones para imprimir en las cajas de cartón y diseño del comprador/empresa: Las cajas de cartón deben tener las características apropiadas para mantener su integridad y deben ser las adecuadas para el uso al que se destinan.

ALMACENADO

- Tiempo para la utilización de los tapones: Los tapones de corcho deben utilizarse antes de 6 meses de haber sido envasados por el Vendedor. La fecha de envasado debe aparecer en el envase exterior.

- Condiciones de almacenado de los tapones:
. Instrucciones para el almacenado de tapones: Se recomienda imprimir en el envase exterior las  instrucciones para el almacenado de los tapones.
. Condiciones para el almacén de tapones: Se recomienda que los tapones se mantengan en su envase original hasta su uso. Si al acabar un lote de producción quedan tapones en una bolsa abierta, estos deben ser almacenados en las condiciones correctas (para evitar contaminaciones y mantener los parámetros de calidad de los tapones) y utilizados en un periodo máximo de una semana.

Se recomienda que: Los tapones deben almacenarse en un lugar ventilado, seco y fresco. Con una temperatura estable entre 15ºC (59ºF) y 20ºC (68ºF) y una humedad relativa entre el 40 y 70%.

Los tapones deben almacenarse en lugares libres de olores y apartados de hongos, todo tipo de combustibles y productos químicos (como materiales de limpieza y tintas). Los tapones deben almacenarse en lugares sin maderas tratadas con cloro ni halógenos (como nuevas estructuras de tejados o palets tratados), ni tampoco haya presencia de productos halogenados.

Las bolsas de polietileno que contienen los tapones de corcho deben abrirse justo antes de la utilización de los tapones. Generalmente los tapones se envasan en bolsas con efecto barrera a los gases, se añade dióxido de azufre (SO2) y se sellan. Este gas actúa a la vez como antiséptico, conservante y antioxidante protegiendo así los tapones.

- Transporte de los tapones: Los tapones de corcho deben transportarse tal como se indica en el Código Internacional de Prácticas Taponeras.

TRAZABILIDAD Y IDENTIFICACIÓN DEL LOTE

Los productos y materiales de corcho deben cumplir con el Reglamento de la Comunidad Europea EC Regulation nº1935/2004.

- Trazabilidad de los materiales y artículos: La trazabilidad de los materiales y artículos debe estar asegurada en todas las etapas para facilitar el control, la retirada de productos defectuosos, la información al consumidor y la asignación de responsabilidades.
- Sistemas y procedimientos: Considerando la viabilidad técnica, los empresarios deben tener sistemas y procedimientos para permitir la identificación de las empresas proveedoras y receptoras de tapones, materiales y artículos de corcho y también, cuando sea aplicable, productos utilizados para la fabricación de los mismos. Esta información debe estar disponible si las autoridades competentes la solicitan.
- Materiales y artículos introducidos al mercado: Los materiales y artículos presentes en el mercado de la Comunidad Europea, deben poder identificarse mediante un sistema apropiado que permita su trazabilidad, ya sea mediante etiquetas, documentos relevantes o información adjuntada.

IDENTIFICACIÓN DE LOS TAPONES DE CORCHO

Preferiblemente los consumidores deben poder identificar la naturaleza del tapón en el momento de comprar una botella.

DIAGRAMA DE FLUJO DEL PROCESO DE FABRICACIÓN DE TAPONES DE CORCHO

- Almacenado de las planchas de corcho: Periodo (mínimo 6 meses) durante el que las planchas se almacenan al exterior y se están estabilizando antes del
hervido.
- Hervido de las planchas de corcho: Inmersión de las planchas de corcho en agua limpia hirviendo para: limpiar las planchas de corcho, extraer las sustancias hidrosolubles, aumentar el espesor y mejorar la flexibilidad y elasticidad del corcho.
- Escogido de las planchas de corcho: Las planchas se clasifican en función de su espesor y su aspecto visual, de acuerdo a su uso posterior.
- Rebaneo de las planchas de corcho: Recorte de las planchas de corcho en trozos (rebanadas) para realizar el picado.
- Picado de las planchas de corcho: Recorte de las rebanadas de corcho para obtener taponescilíndricos.
- Rectificación dimensional de los tapones de corcho: Operación mecánica de pulido de los extremos (cabezas) y/o costados (cuerpo) de los tapones para conseguir los requisitos dimensionales.
- Lavado de los tapones de corcho: Proceso de lavado de los tapones de corcho con peróxido de hidrógeno o ácido peracético (los más habituales) para lavarlos y desinfectarlos.
- Secado de los tapones de corcho: Operación que se realiza para asegurar que los tapones tienen una humedad que permite un comportamiento mecánico correcto y estabilidad microbiana.
- Escogido de los tapones de corcho: Se seleccionan los tapones de corcho para eliminar defectos que puedan perjudicar un embotellado perfecto y para clasificarlos en clases visuales.
- Marcado y tratamiento de superficie: Después del escogido final (visual) los tapones se marcan de acuerdo con las especificaciones del Comprador y los procedimientos del proveedor, mediante roller parking, marcado con tinta o el marcado tradicional. Después del marcado, se realiza un tratamiento de la superficie del tapón con siliconas o parafinas, para facilitar la introducción y extracción de las botellas y a la vez mejorar la estanqueidad.
- Envasado y embalado: Finalmente, los tapones se cuentan automáticamente, se aplica gas dióxido de azufre y se sellan dentro de bolsas
con efecto barrera al gas. Los tapones de corcho dentro de las bolsas con SO2 se embalan para evitar su contaminación durante el transporte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario