lunes, 19 de marzo de 2012

Los secretos de la Tannat de Uruguay


LOS SECRETOS DE LA TANNAT DE URUGUAY

La Facultad de Química, el Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable IIBCE y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria, INIA Las Brujas, se propusieron hace dos años secuenciar el genoma de la variedad de uva típica de los vinos del Uruguay, el tannat. El mismo, constituye un símbolo de marca país, que ha sido definida como emblemática de los vinos uruguayos en el plan estratégico del PACC vitivinícola de 2008.

En nota publicada hace unos días en el semanario Búsqueda y reproducida en el sitio de la UdelaR, Francisco Carrau, Doctor en Química y docente de la Sección Enología de la Facultad de Química de la UdelaR, declaró que "estos primeros avances abren amplias áreas de investigación para la producción y la mejora de la calidad del tannat".

"Nosotros queremos apropiarnos de un patrimonio que es nuestro y lo queremos defender. Una de las formas es identificarlo todo, es como un derecho de autor", dijo Carrau. Los investigadores tienen la posibilidad de hacer pública la información del genoma que obtuvieron, al igual que lo decidió un grupo europeo que obtuvo el genoma del Pinot Noir en 2007, o mantenerlo en secreto como ha ocurrido con otras variedades.

"Si se abre o no es una decisión que vamos a tener que tomar. No quiere decir que lo vamos a dejar abierto para cualquier laboratorio de investigación, pero si la industria del Uruguay no apoya y no le interesa el tema, tampoco vamos a tener el libro guardado sin usarlo. Los bodegueros tendrían que estar de acuerdo para financiarlo y que no se publique. Son conversaciones que todavía no se han dado", agregó el científico.

Por eso la presentación este martes de los primeros resultados está dirigida a la industria, para que conozcan lo que se ha hecho y proponerles trabajar con la información obtenida. El genoma es sólo parte de la historia, el comienzo. El siguiente paso es estudiar qué se expresa y qué no, para comprender mejor el impacto que tienen los genes en el proceso productivo.

El grupo de investigadores que trabajó en el tema, denominado Grupo I+D de la CSIC (Comisión Sectorial de Investigación Científica), estuvo integrado por los Profesores Eduardo Dellacassa, Eduardo Boido y Francisco Carrau (Sección Enologia-Facultad de Química), la Dra.Carina Gaggero (IIBCE) e Ing. Agrs. Edgardo Disegna y Andres Coniberti (INIA, Las Brujas).

La conferencia se realiza con el apoyo de: INAVI, Wines of Uruguay, AUDEBIO y CSIC Grupos I+D.

TANNAT

Cepa tinta típica del suroeste de Francia que produce unos vinos con mucha estructura, al mismo tiempo firmes, algo rudos y de buena guarda, ya que exhibe pigmento, tnino, estructura y fuerza alochólica. La tannat es la variedad principal en la elaboración del madiran. En ocasiones se atemperan sus energías con la cabernet sauvignon o la cabernet franc, que tienen taninos más elegantes, o con la variedad local fer. Se redondea siempre con una prolongada crianza.

La tannat se cultivaba ya en las regiones pirenaicas en la Edad Media. Recibe también los nombres de tannat gris, tannat noir, moustrou, madiran, bordeleza beltza, etc.

Esta cepa es de hoja redondeada poco conocida en Europa procedente de la región del Madiran francés, casi pirenaico. El racimo es compacto, cilíndrico y sostenido por un largo pedúnculo, tiene dos alerones. Como desborra tade, es resistente a las heladas primaverales. En Portugal se cultiva en Ribatejo, y en Urugay se cultiva muy extensamente, donde los emigrantes vascos la aclimatarom en el siglo XIX, y se conoce con los nombres de harriaga o harriague. Su adaptación a las condiciones uruguayas ha resultado verdaderamente espectacular.

En la actualidad los principales cultivos se encuentran en Francia, Médanos (Buenos Aires), Bolivia (en la zona de Santa Cruz), Brasil (Rio Grande do Sul) y en Uruguay, constituyendo en este último país la variedad de vinos más destacada y con la que se identifica internacionalmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario