jueves, 15 de marzo de 2012

Los Vinos de Abadía Retuerta


ABADÍA RETUERTA SELECCIÓN ESPECIAL 2006

El Abadía Retuerta selección especial, es el caldo de la bodega más conocido, mezcla de tempranillo, cabernet y merlot, fue premiado como el mejor tinto del mundo en 2005 en el prestigioso International Wine Challenge Award.

Color rojo picota intenso, lágrima densa. Los aromas va mejorando en copa según pasa el tiempo. Conjunción de fruta roja y negra bien maduradas, lácteos y tostados finos, algo balsámico. En boca es equilibrado, intenso, goloso, con táninos redondos pero bien marcados. Lo maridaría con carne de venado.



EL CUVÉE EL PALOMAR 2004

El Cuvée el Palomar, a base de tempranillo y cabernet Sauvignon. Este vino, que ofrece lo mejor de la tierra castellana, está elaborado para vencer al tiempo: potente y expresivo, con finos aromas de minerales y de madera noble. En boca se apoya en sus sedosos taninos y en su cálida estructurada alcohólica. Impresiona la calidad del roble, aristocrático como las maderas enceradas de una mansión feudal. Quizas un vino demasiado potente para comer, pero muy bueno para catar.



PAGO NEGRALADA 2006

Tipo: Vino tinto reserva
Productor: Abadía Retuerta
Denominación de origen: Castilla y León (España)
Uvas: Tempranillo
Envejecimiento: Envejecido durante 24 meses en barricas de roble francés de grano fino.
Recomendaciones de consumo y conservación: Para consumir ahora o conservar hasta 2021.

Tempranillo de excelente madurez, que nos envuelve con sus aromas fragantes de fresa, regaliz, hierbas aromáticas y notas minerales y nos obsequia con sus taninos bien marcados.

BODEGA ABADÍA RETUERTA

Bodega Abadía Retuerta es una prestigiosa e innovadora bodega situada en la localidad vallisoletana de Sardón de Duero. Situada en el centro de la privilegiada Milla de Oro vitivinícola española, ubicada en Valladolid, entre Tudela de Duero y Peñafiel. En esta privilegiada zona concurren las marcas más prestigiosas de vino en España como Vega Sicilia, Pingus, Alion, Mauro o Hacienda Monasterio. La Milla de Oro presenta unas condiciones climáticas especiales y una reconocida tradición vitivinícola ancestral.

La bodega goza de un paisaje impresionante, desde donde se divisa el Monasterio o Abadía del siglo XII que da nombre a la finca y que albergará el hotel abadía retuerta uno de los hoteles más exclusivos del mundo y que buscaba la armonía entre arquitectura y paisaje.

Se trata de un paisaje y valle únicos dada la gran diversidad de suelos que dan carácter a sus vinos y de la madurez que se obtiene en un terruño o terroir único creado por el río Duero y las extremas condiciones climáticas del valle.

Los viñedos poseen modernos sistemas de medida y control del estrés hídrico para asegurar la producción de uva en una zona donde las heladas de primavera suelen ser muy frecuentes y los veranos muy calurosos, con temperaturas muy altas y sin apenas lluvias. Para combatir las devastadoras heladas de primavera la bodega instalado eficaces torres anti-helada.

La producción es regulada cada año, mediante podas en verde y aclareos de racimos. Antes de la vendimia se realizan más de 2.000 análisis con el fin de determinar la calidad de las uvas de cada parcela o pagos. Entre los datos analíticos que se manejan están el peso de 100 uvas como testigo del buen control del estrés hídrico de la planta, la progresión del color y los taninos como seguimiento de la madurez fenólica, así como la medida de los parámetros clásicos, acidez y grado alcohólico.

La bodega también cuenta con unas espectaculares instalaciones y una de las bodegas más avanzadas de Europa. Esta bodega fue diseñada por el afamado enólogo francés Pascal Delbeck en 1996, poseyendo una sorprendente combinación de tradición y modernidad.

La dirección de la bodega está bajo la supervisión de Ángel Anocibar, siguiendo la línea de trabajo del asesor Pascal Delbeck.

Ángel Anocibar, nacido en Puente la Reina en Navarra, el es Enólogo y Doctor en Enología y Ampelología por la Universidad de Burdeos, siendo uno de los primeros enólogos españoles que realizó su doctorado en una Facultad de Enología. Galardonado como Enólogo del año en el ¨International Wine Challenge 2005¨ y autor de numerosas publicaciones científicas, profesor de cursos y Master en España y Francia, aplica todos sus conocimientos al estudio del terroir o terruño de Abadía Retuerta.

La bodega ocupa una superficie de 10.000 m2 y sus dos características principales son el uso de la gravedad para todos los procesos de vinificación y la disponibilidad de una gran cantidad de depósitos de acero inoxidable de pequeño tamaño, que permiten elaborar por separado las distintas parcelas.

El sistema de depósitos voladores a través de grúas, evita que el vino sea perturbado por los movimientos de las bombas.

La sala de envejecimiento está labrada en el flanco de un cerro, consiguiendo un control natural de la temperatura de la sala de barricas, sin ningún gasto energético, gracias a la ladera del monte.

Las barricas se encuentran en un sorprendente parque de 4.000 barricas colocadas individualmente en unas estanterías apiladas en altura y diseñadas de esta forma para facilitar los trasiegos, sin necesidad de someter al vino a ningún tipo de bombeo.

En todos los procesos de la elaboración se estudia la evolución de los distintos Pagos o Parcelas, sus microorganismos, sus aromas, su color, entre otros parámetros, todo esto apoyado por un completo laboratorio que abarca desde los análisis clásicos, hasta la microbiología o la cromatografía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario