viernes, 16 de marzo de 2012

Meter la Uva en los Depósitos


METER LA UVA EN LOS DEPÓSITOS

Meter la uva en los depósitos. Se puede hacer de muchas maneras, la más habitual es con bomba y  tubería de vendimia, cayendo al depósito por arriba. Está muy automatizado y la mano de obra es barata. El problema es que se golpea mucho la uva y se origina mayor presión.

Desde hace poco tiempo, para evitar someter a la vendimia a mucha presión, se encuba por debajo. Implica tener los depósitos con grandes bocas.

En bodegas de calidad están surgiendo alternativas, sin uso de bombas y tuberías.
- Uso de elevadores y cintas transportadoras.
- Sistema puente-grúa. Despalilladora, estrujadora y debajo unos depósitos sobre raíles que se pueden girar. Con puentes-grúa se elevan y se llevan a los depósitos de elaboración.
- Se utilizarán pequeños OVIS (Objetos boladores Identificados) transportadores que mediante un sistema de vuelo trasladará la uva despalillada desde la entrada a cada uno de los depósitos asignados, donde se abre una válvula y por acción de la gravedad cae la uva y donde los vinos llevarán a cabo las fermentaciones.

La vinificación por gravedad es interesante, pero sobre todo a la hora de meter la uva en las prensas o en los depósitos. lo ideal es que La zona de recepción de la uva y el despalillado y estrujado este a un nivel superior y te permita tabajar de esta manera.

Los ovis son interesantes, pero sobre todo para vinos tintos. En vino blanco no tienen sentido. Se debe tener en cuenta cual va a ser la producción mayoritaria de la bodega. Si es blanco o es tinto, ya que la forma de trabajar es diferente.

TAMAÑO DE LOS DEPÓSITOS

El tamaño de los tanques de fermentación depende de los tipos de vinos que se quieran hacer. Lo ideal es disponer de varios tamaños para tener más juego a la hora de vinificar. pero es fundamental tener en cuenta cuanta uva se va a procesar diariamente, el origen de esa uva, si se quiere vinificar por separado parcelas y variedades, etc. Normalmente, en el caso de los tintos se deja un 20 - 25% del depósito vacio en fermentación, en el caso de los blancos se puede dejar algo menos. Debes contar también que debe quedar siempre algún depósito vacio, para poder hacer trasiegos. No todos los depósitos tienen que ser de fermentación. dependerá de en cuanto tiempo se va a procesar la uva. Si va a entrar en 10 días, pues si necesitamos que todos los depósitos sean de fermentación, pero si la uva va a estar entrando durante mes y medio, podemos tener menos depósitos de fermentación, poniendo otros depósitos para conservación. En fin hay algunas variables que hay que tener en cuenta a la hora de dimensionar los depósitos y la capcidad de fermentación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario