domingo, 18 de marzo de 2012

Schroeder “S” Pinot Noir y Malbec 2005 - Bodega Schroeder


SCHROEDER “S” PINOT NOIR Y MALBEC 2005 – BODEGA SCHROEDER

No se trata de un vino nuevo, es uno de los íconos de esta joven bodega. Un curioso y original blend de Pinot Noir y Malbec, una mezcla entre el cepaje emblemático de la zona (Patagonia) y el nacional, que ostenta una textura totalmente sedosa que está potenciada por el tiempo en botella. Es un vino lleno de generosidad, golosinad, untuosidad y amabilidad, mucha concentración a frutos rojos dulces, con suaves recuerdos de madera que nos recuerdan a la vainilla y el chocolate.

Una vez más, el vino insignia de Bodega Familia Schroeder logra la máxima distinción en el Concurso Mundial de Bruselas.

El Concurso Mundial de Bruselas ha logrado instalarse en el calendario anual vitivinícola de los ‘campeonatos del mundo’. La 18ª edición, que se llevó a cabo los primeros días de Mayo de 2011 en Luxemburgo, adjudicó la Medalla de Oro al Familia Schroeder Pinot Noir – Malbec 2005. Un reconocimiento más a este vino que ya había sido galardonado en anteriores ediciones.

El concurso contó con 7.386 muestras de 49 países productores y un jurado de 260 catadores especializados. Del total de medallas, 33 se entregaron a bodegas de Argentina entre las que se destacó Bodega Familia Schroeder.

La línea de vinos Familia Schroeder es producto de la cuidada selección de los mejores racimos de sus viñedos. En este caso se trata del assemblage que combina la cepa emblema de Argentina, Malbec, con el varietal característico de la Patagonia, Pinot Noir. La estructura del primero y la elegancia del segundo dieron como resultado un vino único, complejo y equilibrado.

BODEGA FAMILIA SCHROEDER EN LA PATAGONIA ARGENTINA

En san Patricio del Chañar, Patagonia Argentina, nueva zona vitivinícola del país se dan incomparables condiciones que hacen de ésta una región especial para el cultivo de variedades de uva destinadas a la elaboración de productos de alta gama: suelos livianos y pedregosos, abundante agua de deshielo de alta calidad, y gran diferencia de temperatura entre días cálidos y noches frescas durante la época de maduración de los racimos, además de excelente insolación.
Toda esta inigualable conjunción de inmensidad, sol y mística se transmite en una bodega única como Familia Schroeder.

En el valle de San Patricio del Chañar, al noroeste de la provincia de Neuquén, y a 39º de la latitud Sur se encuentran los viñedos de Familia Schroeder.
Las características del terruño patagónico: suelo pedregoso, agua originada en el deshielo, marcada amplitud térmica, vientos frecuentes y escasa humedad conforman el marco ideal para el adecuado desarrollo de los cepajes.

Cielo infinitamente celestes y noches estrelladas custodian las 120 ha implantadas con las variedades Malbec, Pinot Noir, Merlot, Cabernet Sauvignon, Chardonnay y Sauvignon Blanc.

La bodega tiene como una de sus principales características distintivas, su emplazamiento contra la ladera de la meseta, lo que le permite ser parte del paisaje natural.

Esta ubicación se traduce en un diseño vertical, con 5 niveles que suman 22 metros de altura, dando paso a otra de las particularidades del edificio: el uso de la gravedad en el proceso de elaboración de los vinos gracias a la pendiente. Este sistema gravitacional aplicado para transportar primero la materia prima (uva) y luego el producto final (vino), le confiere una ventaja comparativa importante al proceso de vinificación de la bodega Familia Schroeder, al crear condiciones óptimas en el manejo de ambos, por el uso casi nulo de bombas. La alta calidad final del vino es el resultado de esta moderna tecnología sumada al trabajo responsable del plantel de la bodega.

Familia Schroeder, de origen europeo pero raíces profundamente patagónicas y conocida por su fuerte perfil emprendedor, encaró este ambicioso proyecto productivo en 120 hectáreas en las que implantó las variedades: Malbec, Merlot, Pinot Noir y Cabernet Sauvignon en tintas Sauvignon Blanc y Chardonnay en blancas.

Mientras la vid se afincaba en su terruño bajo un moderno sistema de cultivo, comenzó la construcción de la bodega en Octubre del 2002 hasta llegar a la actualidad en el que  el complejo viñedo-bodega está en pleno funcionamiento, dando como resultado exquisitos vinos que cautivan a expertos y consumidores locales y del exterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario