viernes, 30 de marzo de 2012

Vinos de la Ribeira Sacra


FUTURO DE LOS VINOS DE LA RIBEIRA SACRA

Los vinos D.O. Ribeira Sacra se consumen, "fundamentalmente", en España, pero según el máximo responsable del Consejo Regulador "aún hay nicho para seguir creciendo", hay empresas en las que la exportación representa ya un 60% de su volumen de negocio.

Europa y América constituyen los principales mercados destinatarios de estos vinos. En Estados Unidos gozan de "un gran prestigio" gracias a la difusión que Robert Parker y Jerry Davis, dos de los profesionales con mayor renombre y credibilidad en el mundo del vino en el ámbito mundial, han hecho de ellos en sus catas y guías.

No obstante, el presidente del Consejo Regulador, José Manuel Rodríguez ha afirmado que "uno de los objetivos más inmediatos es seguir incrementando su presencia internacional, por lo que las empresas están trabajando en la apertura de mercados nuevos, como el de China y Japón".

El proceso de internacionalización iniciado por la D.O. hace varios años se ha visto favorecido por su inclusión en Cervim, organismo que aglutina e intenta poner en valor lo que se denomina Viticultura Heroica, de la que estos vinos son uno de los máximos exponentes a nivel mundial.

EXCELENTE COSECHA DE 2011

En 2011, la cosecha de Ribeira Sacra fue de 7 millones de kilos de uva, lo que supuso un incremento de alrededor del 24% respecto al año anterior.

Esta cosecha dio lugar a una producción de más de 4.500.000 de litros de vino y a la comercialización 6 millones de botellas. Estas cifras permitieron que, en el pasado año, las ventas se incrementaran un 3%.

ENOTURISMO

El enoturismo constituye otro pilar básico en la estrategia comercial de Ribeira Sacra para los próximos años. Así, la Ruta do Viño da Ribeira Sacra es la forma de conocer esta zona de las provincias de Lugo y Ourense a través del vino y su cultura.

Se trata de una propuesta turístico-enológica "única" en España, marcada por el tipo de viticultura que se desarrolla. La ruta del vino reúne a casi un centenar de establecimientos tematizados (hoteles, casas de turismo rural, restaurantes, bodegas, centros de vinoterapia, museos, tiendas especializadas, etc.), cuya calidad, asegura la D.O., satisface las expectativas del visitante.

Además, la Ribeira Sacra está considerada como uno de los espacios de mayor densidad de patrimonio artístico de la Península Ibérica y Europa. El gran número de iglesias y monasterios románicos construidos en la Edad Media y el paisaje natural único que los rodea se han convertido en otros dos grandes atractivos de este destino tan especial.

LOS VINOS DE LA RIBEIRA SACRA

Con una extensión de 1.500 Ha. de viñedos, comprende 17 municipios a lo largo de las riberas de los ríos Miño y Sil, al sur de la provincia de Lugo y al norte de Ourense.

Zonas:
Engloba así el valle del Sil desde Montefurado hasta la desembocadura del Miño a su paso por Peares. Desde los Peares continúa por las tierras del valle del Miño hasta los alrededores de Portomarín. Estos municipios se subdividen en cinco zonas:
- Amandi
- Chantada
- Quiroga-Bibei
- Ribeiras do Miño (perteneciente a Lugo)
- La subzona de Ribeiras del Sil (Ourense)

D.O. Ribeira Sacra
Aprobada en 1995 por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Montes de la Xunta de Galicia y ratificada dos años después por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, actualmente acoge a 63 bodegas.

Las variedades autorizadas en la Denominación de Origen Ribeira Sacra son las siguientes:
- Blancas Principales: Albariño, Loureira, Treixadura, Godello, Dona Branca y Torrontés.
- Blancas Complementarias: Palomino.
- Tintas Principales: Mencía (la más utilizada), Brancellao y Merenzao.
- Tintas Complementarias: Mouratón o Negreda y Garnacha Tintorera.

Los Vinos:
- Tintos: Orientada principalmente a la producción de tintos, la variedad Mencía es la gran señora de sus vinos. Da lugar a brillantes caldos de intenso color cereza con ribetes púrpura. En nariz son agradables y afrutados.
- Blancos: De menor producción, destacan los elaborados a partir de la uva Godello. Frescos pero plenos en boca, su aroma intenso es una de las características aportadas por esta variedad.

Ácidos, aromáticos, ligeros y frutales, los vinos blancos de la Ribera Sacra seducen por su frescura juvenil. Más interesantes aún son los tintos jóvenes de mencía, muy frutales, a veces acompañados por la sensual garnacha. Vinos  tintos de color púrpura, tienen una fina y elegante estructura tánica.

El Clima:
El clima general es altántico, aunque  con influencias continentales, con una temperatura muedia de 13 ºC. El valle del Miño es algo más húmedo (900 l anuales) que el del Sil (700l). Los microclimas vienen, además, determinados por la altura a que se cultiva la viña, a veces en cotas que alcanzan de 200 a 500 m.

Terrenos:
De origen granítico, con horizontes arenosos y limosos, en el valle del Sil dominan las arcillas. Las viñas se amtienen en un precario equilibrio en estrechos bancales y algunas tienen que ser trabajadas desde el río, de forma que los viticultores permanecen a bordo de barquitas.

Historia:
La tradición vinícola de esta zona es antigua y se sabe que los romanos ya bebían los vinos de Amandi y los exportaban a Roma, juntamente con la lamprea del Arbo. Más tarde, los monjes propagaron fundaciones religiosas (San Pelagio de Diomondi, San Esteban de Atán, Santa Cristina y San Esteban de Ribas de Miño, etc.) que cultivaban pequeños viñedos. Y los condes de Lemos, propietarios de estas tierras, en la Edad Media ya exportaban sus vinos. Pero la zona de producción, muy pequeña, no podia competir con otras comarcas más productivas, de forma que la viticultura pasó a desempeñar un papel local. La aprobación, en 1996, de la nueva DO Ribera Sacra devolvió a esta comarca histórica su nombre en el mapa del vino gallego. Hoy la Ribera Sacra mantiene el espíritu de la viticultura ancestral. En tintos, predomina la mencía, aunque también se cultiva garnacha, brancellao, caiño, loureira tinta, sousón, merenzao, espadeiro y negrada. En blancos destacan, godello y albariño, con menor presencia de treixadura, doña balnca y torrontés, sin olvidar la palomino, simpre presente en alguna parcela del viñedo gallego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario