domingo, 29 de abril de 2012

Bodegas Tradicion en Jerez


BODEGAS TRADICION EN JEREZ

Bodegas Tradición es la única bodega de la Denominación de Origen Jerez – Xèrés -Sherry dedicada con exclusividad a los vinos de Jerez más añejos calificados por el Consejo regulador. Todos sus vinos están catalogados como V.O.S. - Vinum Optimum Signatum o Very Old Sherry con vejez superior a 20 años - o V.O.R.S. -  Vinum Optimum Signatum o Very Old Rare Sherry con vejez superior a 30 años.

Nuestra bodega, que data del siglo XIX, se encuentra localizada en el casco histórico de Jerez, dentro de la zona que en su día constituyó la ciudad amurallada en época del reino musulmán. De ventanas pequeñas, muros gruesos, suelos de arena y piedra, grandes alturas de techo y poca luz, la bodega es fiel reflejo de la tradición arquitectónica de finales del siglo XVIII y principios del XIX.

Con su situación en uno de los puntos más altos de Jerez y con orientación sureste, típica de las bodegas de la zona, nuestra bodega recibe la influencia de los vientos predominantes así como una mínima exposición al sol y máxima humedad, lo que facilita la conservación y maduración de nuestros vinos.

Durante generaciones, el proceso de elaboración de estos vinos se ha mantenido sin alteraciones. Reposando en la oscuridad en botas de roble americano y al cuidado de enólogos y capataces, estos vinos, productos naturales de su propia evolución, son auténticas joyas y miembros por derecho propio de los Grandes Vinos del Mundo.

LOS VINOS DE BODEGAS TRADICIÓN

Como característica común y más importante es que son productos naturales y totalmente artesanos. Todos se obtienen mediante procedimientos de elaboración que permiten la evolución natural del vino, sin adiciones que alteren o modifiquen las propiedades que van adquiriendo en las botas a medida que pasan los años y sin ningún tipo de mecanización en el proceso de embotellado, etiquetado, taponado y lacrado. Todas las botellas que llevan el sello de Bodegas Tradición han sido numeradas, seleccionando meticulosamente los vinos que llevan en su interior y cuidándolos escrupulosamente durante su envejecimiento, para que al ser consumidos reflejen todo el carácter que en ellos se han querido impregnar.

- Amontillado: Está catalogado por el Consejo Regulador con la categoría V.O.R.S (más de 30 años de vejez), habiendo obtenido a través de las pruebas del Carbono 14 a las que fue sometido, una vejez promedio de 37 años. Los orígenes de su solera se retrotraen al siglo XIX procedentes de soleras de Croft, Osborne, Bobadilla y Delgado-Zuleta, de quienes fueron adquiridos.

Este vino pasa de su color pálido amarillo inicial hacia color ámbar, y en caso de vinos muy viejos, pasa a tonos caoba moderados. De aroma potente y punzante con notas a frutos secos y cuero viejo con recuerdos marinos, su sabor es seco, ligeramente ácido con unas notas salinas y postgusto amablemente  amargo que hacen que su recuerdo perdure en nuestra boca. Tiene una graduación alcohólica de 19º.

- Oloroso: Es Consejo Regulador concedió a este Oloroso la categoría V.O.R.S. (más de 30 años de vejez) teniendo nuestra solera una vejez promedio de 39 años procedentes de soleras de Domecq del siglo XVIII y de Alfred Gibey del siglo XIX, de quienes fueron adquiridos.

El Oloroso es inicialmente de color amarillo pálido pero en su oxidación va cambiando de ámbar a caoba oscuro a medida que envejece. Es como su propio nombre indica, muy aromático y complejo, con esencias balsámicas, frutos secos almendrados, maderas nobles, cacao y tabaco. Cuando lo degustamos, nuestra boca se llena de sensaciones agradables: avellanas, vainilla, incluso al final se nos hace un tanto goloso recordando notas de pastelería y tostados, es untuoso, largo y elegante. El Oloroso es un vino muy selecto, con graduación de 20º.

- Palo Cortado: El Palo Cortado es el menos común de los vinos, puesto que en él se combinan capricho y casualidad. Cuando el catador va clasificando botas, espontáneamente, una o dos destacan de alguna manera sobre las demás, y se apartan del resto para ver como evolucionan. De esta forma se originan una serie de características que  pudieran ser mezcla de Olorosos y Amontillados y que dará origen al Palo Cortado. Estos vinos son envejecidos mediante crianza biológica (exactamente igual que los Amontillados) pero aún así, desarrollan ciertos aspectos más propios de los Oloroso, que han recibido desde la primera fase de envejecimiento crianza oxidativa. Estas características de la crianza proporcionan al Palo Cortado una exquisita finura en la nariz, teniendo aromas de Amontillado. Por otro lado, y como consecuencia de ello, recibe este vino el paladar y color del Oloroso; secos y persistentes, con aromas de vainilla, combinación muy particular para este tipo de vino.

De la misma forma que el Amontillado y el Oloroso, el Palo cortado ha obtenido también la categoría V.O.R.S. (más de 30 años de vejez) otorgada por el Consejo regulador, entidad que certifica una vejez promedio de soleras de 32 años procedentes de Domecq del siglo XVIII, añadas de Croft de 1970 y 1982 y de Paternina, de quienes fueron adquiridos.

Se trata de un vino más ligero y sedoso, de color oro viejo, con notas aromáticas a vainilla, almendra amarga y pastelería con una fina y elegante madera. En boca, es agradable, ligero, moderadamente amargo y goloso. Su graduación es de 20º

- Pedro Ximenez: El Pedro Ximénez es un tipo de vino de Jerez que se obtiene del tipo de uva que lleva su mismo nombre, mucha más rica en azúcar. Para la obtención de este tipo  vino es necesario exponer al sol los racimos de uva sobre unos redores de asparto tras su recolección, conocido como soleo, proceso que durará entre tres y siete días antes de la prensa de la uva y obtención del mosto. Este mosto es extraordinariamente rico en glucosa y se someterá a una fermentación parcial a través de la adición de alcohol vinico con el fin de no permitir que la flor actúe. Carente de velo de flor, el vino envejece rápidamente al estar  en contacto con el aire por el método tradicional de soleras y criaderas que hace que se incremente la oscuridad del color del vino así como su densidad.

Para este vino, el Consejo Regulador ha otorgado la categoría V.O.S. (más de 20 años de antigüedad) certificando las pruebas realizadas que las soleras tengan una edad promedio de 22 años que proceden de soleras de Sandeman del siglo XIX y Harveys de quienes fueron adquiridos.

Con una graduación alcohólica de 16º, de color ocre yodado con destellos caoba, su aroma nos lleva a la gama de fruto pasificado; uvas pasas, higo seco, ciruela y chocolate, su paso de boca es dulce, sin ser empalagoso ni estar dominado por la madera para su edad, dejando un sutil recuerdo a regaliz. Además, podemos crear nuestros propios y exclusivos “cream” mediante la combinación de Oloroso y Pedro Ximénez  en la proporción que más nos guste en función de su dulzor, Estos “blend” garantizan una calidad extraordinaria, puesto que combinan distintos tipos de vino que han superado las más duras pruebas que constatan su vejez de acuerdo a las normas del Consejo Regulador.

Bodegas Tradición
Plaza Cordobeses, 3 - 11402 Jerez de la Frontera, Cádiz
Tel.: +34 956-168628
Fax: +34 956-331963
Web: www.bodegastradicion.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario