lunes, 30 de abril de 2012

Brandy Gold - Bodegas Tradición


BRANDY GOLD - BODEGAS TRADICIÓN

Este Brandy tiene una vejez promedio superior a 20 años: un destilado finísimo, formando un brandy ligero de trago, con sensaciones cálidas, especiado, con notas importantes de vinos de Jerez, sobre todo oloroso. Paso en boca ligero y untuoso, fesco y largo. Un Brandy excelso del cual sólo se comercializan al año 500 botellas.

El Brandy Tradición Gold  ha sido elaborado a través de métodos tradicionales utilizados en Jerez desde la antigüedad.

Obtenido del cabeceo a partes iguales de dos brandies, uno de más de 30 años y otro de más 10 años de vejez, lo que da ha este brandy una vejez media de más 20 años.

Ambos fueron resultado de la crianza en barricas de roble americano de aguardientes y holandas obtenidos por el antiguo sistema de destilación en alquitaras. Este sistema otorga a los destilados una mayor vinosidad, imprescindible para obtener un brandy con mucha personalidad.

Esta base de aguardiente y holandas fue envejecida durante muchos años en barricas viejas de Pedro Ximenez, lo que otorga al brandy su amabilidad y fácil paso en boca.

Tras estos años, en las bodegas es pasado a barricas de oloroso, envinadas durante más de 30 años con olorosos de gran calidad, lo que da al Brandy Tradición Gold esa gran potencia en nariz.

Descripción de Cata.
- Color: caoba oscuro con matices rojizos, brillante.
- Aroma: herbáceo y especiado (clavo, nuez moscada) tostados de nobles maderas viejas, bombón de licor, torrefacto y tabaco de pipa.
- Trago: ligero elegante y potente con notas amargosas por sus nobles maderas y largo postgusto torrefactado.
- Gastronomía: chocolates amargos, puros habanos medios a fuertes, frutos secos.
- Temperatura de degustación: 16º-18º

BRANDY DE JEREZ

El Brandy de Jerez es un brandy español producido en el Marco de Jerez. Está protegido por una denominación de origen específica y leyes de ámbito europeo. Tiene entre 36 y 40 grados de alcohol.

Los inicios de la producción del Brandy de Jerez no están claros, pero se tiene constancia de que ya en el siglo XVI había una gran producción de dicho espiritoso que, al igual que en la actualidad, estaba gravado con unos altos impuestos. De hecho la construcción de la catedral de Jerez de la Frontera se sufragó con dinero de un impuesto especial que permitió la corona.

Algunas de las características propias de la elaboración del Brandy de Jerez son:
- El vino que se usa proviene de la uva palomino.
- Una vez destilado el vino, este envejece en vasijas (denominadas "botas" en Jerez) de roble americano de capacidad entre 250 y 600 litros.
- Un aspecto muy importante es que esas "botas" han tenido que envejecer vino de Jerez durante al menos tres años. Y dada la gran variedad de vinos de Jerez, según el contenido anterior de la "bota", el Brandy adquirirá unas características totalmente distintas: carácter, color, sabor, olor, etc.
- Sistema de Criaderas y Soleras: este sistema, también empleado en la crianza del vino de Jerez permite conseguir un brandy de calidad homogénea a lo largo de los años debido a que el brandy "viejo" enseña al nuevo.

Según se afinen cada una de estas características, cada tipo de brandy que produce cada bodega es único. Pero además, los brandis también se clasifican por su envejecimiento según la normativa del Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Jerez-Xérès-Sherry, Manzanilla de Sanlúcar y Brandy de Jerez:
- Brandy de Jerez Solera: un año
- Brandy de Jerez Solera Reserva: tres años
- Brandy de Jerez Solera Gran Reserva: diez años o más

Igualmente, según el tipo de vino de Jerez que tuviera la bota anteriormente en la que se envejece el brandy, este toma un sabor distinto. Lo más común son botas de fino, pero recientemente han aparecido brandis envejecidos en botas de oloroso o Pedro Ximénez.

Recientemente se están realizando investigaciones para acelerar el proceso de envejecimiento artificialmente, lo que permite hacer ensayos que mejoren los caldos.

Salida de la denominación:
Algunas marcas están sacando sus productos de la normativa de Denominación de Origen reduciendo su graduación alcohólica. Esto facilita la entrada de un público que prefiere bebidas más ligeras, a la par que reduce los aranceles que paga el producto y permite incluso sustituir el alcohol vínico por la melaza.

El Brandy de Jerez se consume tradicionalmente después de las comidas, normalmente en copa de balón, sólo o con hielo. También está muy extendido su consumo en carajillos: café y brandy.

No obstante, actualmente está aumentando el consumo de brandy de otros modos "no tradicionales" como la mezcla con bebidas gaseosas para trago largo, la mezcla con zumos, o la creación de "bebidas derivadas" como cremas de unos 15-18 grados de alcohol.

También se usa en la cocina tradicional de la zona, principalmente flambeado con carnes para hacer salsas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario