lunes, 9 de abril de 2012

Domaine des Baumard - Logis de la Giraudière 2008 - Apellation Anjou - Cabernet Franc - Loire


DOMAINE DES BAUMARD - LOGIS DE LA GIRAUDIÈRE 2008 - APELLATION ANJOU - CABERNET FRANC - LOIRE

El productor: Domaine des Baumard
Denominación: Anjou (Anjou, Loire, Francia)
Variedad(es): Cabernet Franc y Cabernet
Tipo de Vino: Tinto
Denominación: AOC Anjou
Suelo: Tierra Arenisca Lutita
Variedades de uva Cabernet Franc y Cabernet
Tipo de vendimia: Cosecha manual
Área: 6 hectáreas
Edad media del viñedo: 35 años
Rendimiento: 30 a 50 hl / ha
Vinificación: maceración carbónica, prensado uvas enteras
Fermentación: larga y controlada a bajas temperaturas

Color rojo rubí transparente. Aromas de cerezas rojas y especias dulces como la canela y el pimentón. En boca es muy suave, taninos y acidez agradables, un espíritu perfectamente del Loira. Es un vino muy fácil de beber con sabor a frutos rojos de cereza madura. Es un vino que funciona bien durante toda una comida sin necesidad de cambiar. Relación calidad precio muy bueno, interesante para aquellos que no conozcan los vinos tintos de la zona Anjou en el Loira, ni la variedad Cabernet Franc y quieran comenzar a conocer.

DOMAINE DES BAUMARD

En el corazón del Valle del Loira, a 20 km de la capital de Anjou, en el pueblo de Rochefort-sur-Loire. Esta familia de viticultores tienen parcelas de viñedo que están identifican ya desde 1634. Hoy la familia posee 40 hectáreas, ubicadas en las orillas del Loira.

En Rochefort-sur-Loire, en 1634, sus antepasados cultivan parcelas de vides que aún se encuentran en la propiedad. En el momento de la reconstitución de los viñedos después de la filoxera, se convirtieron en dueños de viveros de vides injertadas. Esta actividad secundaria duró hasta la llegada de Jean Baumard en 1955.

Jean Baumard se licencio en Ciencias. Después de haber estudiado y practicado como enólogo en Dijon y Burdeos, comenzó a ampliar el viñedo familiar a través de adquisiciones en las denominaciones prestigiosas de Anjou. En 1957, compró más de 5 hectáreas, en 1968, 15 hectáreas de concentración parcelaria en Savennières.

Hoy día el su discreto pero inquieto hijo, Florent Baumard combina el rigor y la educación técnica proporcionada por sus antepasados y su padre en busca de la expresión local de la uva en la región del Loire.

Domaine des Baumard
Dirección: 8, rue de l'Abbaye, 49190 Rochefort sur Loire
Telefono: +33 (0) 2 41 78 70 03
Fax: +33 (0) 2 41 78 83 82
Web: www.baumard.fr

APELLATION ANJOU

Región de viñedos que se halla en la zona del Loira, en el límite septentrional del cultivo de la viña vinífera. Clima más apropiado para los blancos que para los tintos, entre todos los vinos destaca el delicioso Savennières. Los vinos más tradicionales y castizos eran los blanco y rosados afrutados y dulces. Hoy, sin embargo, la producción se especializa también en tintos y vinos espumosos.

La región comprende aproximadamente unas 14.000 ha de viñedos, de las cuales sólo 3.500 ostentan la categoría de AOC, y producen un promedio anual de 820.000 hl de vino.

Por regla general el suelo de la región es de pizarra oscura y arcilla, con zonas de exquisito y grava más permeables, lo que favorece el cultivo de algunas cepas nobles que permiten obtener algunos vinos de primara clase.

A pesar de su latitud nórdica, la región de Anjou se beneficia de un clima marino suave, moderado por la corriente del golfo de Vizcaya, que produce veranos cálidos y otoños e inviernos relativamente suaves.

Para la elaboración de vinos tintos se utilizan principalmente las variedades cabernet franc y cabernet sauvignon, mientras que para la obtención de los rosados se emplea la groslot o grolleau. Para algunos vinos tintos con AOC y como complemento de la cabernet se emplean también la gamay, la pinot d´aunis y la malbec (côt). Para los vinos blancos la variedad principal es la chenin blanc, llamada localmente pineau de loire, aunque también están aumentando paulatinamente las plantaciones de chardonnay y sauvignon blanc.

Las AOC reconocidas en la zona son:

- Anjou: Es la denominación genérica. Los vinos pueden ser blancos, tintos y rosados. Los blancos más tradicionales fueron siempre dulces, elaborados con chenin blanc. Pero hoy se elaboran blancos y tintos secos; los tintos de mayor calidad son los elaborados con cebernet franc y sauvignon.

- Anjou Mousseux: Vinos espumosos elaborados con chenin blanc. Los elaboradores prefieren la mención Crèmant de Loire, más tradicional y conocida

- Anjou Gamay: Vinos tintos, elaborados con la variedad gamay, que se cosumen en toda la ingenuidad de su juventud, sin más pretensiones.

- Anjou Villages: Algunos tintos de color rubí, con cierta capacidad de envejecimiento, se embotellan con esta mención. Proceden de L´Aubance y de las regiones situadas en las riberas del Layón y el Loira. El Rosé d´Anjou es un rosado semiseco, obtenido en su mayor parte de la cepa grolleau. Se trata de uno de los rosados tipicos del Loira y debe beberse fresco y joven.

- Cabernet d´Anjou: Los vinos amparados por esta apelación son rosados semisecos, elaborados a partir de cepas de cabernet plantadas en terrenos de sílice. Son vinos agradables, finos y elegantes cuando son jóvenes.

- Anjou-Coteaux-de-la-Loire: Se elaboran vinos blancos a partir de la variedad chenin. Son vinos secos o semisecos, dependiendo de las características climáticas del año vitícola, pero de cualquier forma  son los grandes vinos  blancos de la parte central del Loira. Son vinos con distinción, clase y raza; finos y con cuerpo, con una longevidad larga en los años secos (8-10 años o más); existen vinos con más de 20 años.

Savennières es un pequeño municipio elaborador del gran vino blanco de Anjou, hoy día prácticamente seco, y el mejor. Sus viñedos no alcanzan más de 60 ha y la vista se pierde en la zona en que el amplio Loira forma islas y canales hacia la desembocadura del río Layon. Sus viñedos se asientan sobre suelos de pizarra y arcilla que dan una baja productividad, y el nivel de alcohol sólo es posible en los buenos años. Aquí nace la rareza de la madurez de la delicada chenin, que le da al vino de Savennières la capacidad de envejecer y mejorar durante una generación o más.

Los dos crus, el Coulée de Serrant con tan sólo 7 ha y La Roche aux Moines con 25, se asientan en escarpadas laderas con una excelente exposición solar, lo que intensifica todavía más el tenso pero profundo sabor de estos vinos. Una de las tipicidades de estos vinos blancos es la crianza en barricas de 440 l de castaño, acacia y mezclas  con roble, que les otorga toda la rareza posible de imaginar. Son vinos de gran longevidad y que exponen con elegancia aromas de miel, tilo y flores silvestres cuando alcanzan su punto óptimo.

- Coteaux-de-l´Aubance: Los vinos amparados por esta denominación proceden de un viejo viñedo situado en colinas y que, en años favorables, permite la selección de las uvas con botritis, elaborando vinos muy similares a los de Layon, sobre todo en las parcelas de Murs y de Vauchrètien. También aquí se elaboran rosados, que se venden bajo la AOC Rosé, tintos  ligeros y el famoso cabernet rosé d´Anjou.

Este viñedo es un gran productor de vinos espumosos y pètillants, elaborados a partir de las variedades chenin y cardonnay, y pueden adoptar distintos apelativos según el tipo de vino: Anjou Mousseux, Crémant d´Anjou Crémant de Loire a Anjou Pétillant.

- Coteaux-du-Layon: Aquí, donde el río Layon se une al Loira, es donde la chenin produce algunos de los mejores vinos dulces de Francia. En esta latitud los largos y cálidos días de otoño y las nieblas de primeras horas de la mañana ofrecen las condiciones idóneas para el desarrollo de la podredumbre noble. Sus mejores crus son Bonnezeaux y Quarts de Chaume, que dan excelentes blancos licorosos.

CABERNET FRANC

Variedad tinta internacional, menos tánica y menos ácida que la cabernet sauvignon, muy apreciada por su calidad, aunque no es muy productiva. Proporciona vinos de buen tanino, aunque de evolución más rápida que los de cabernet sauvignon. Por eso en muchas regiones suele utilizarse en assemblage con esta última variedad. Sin embargo, cuando se  piensa que un vino legendario como el Cheval Blanc procede mayoritariamente de la cabernet franc hay que rendirle homenaje. Esta variedad se emplea para la elaboración de vinos tintos en muchas zonas del mundo. En el Loira (Chinon, Bourgueil y Saumur-Champigy) se conoce  con el nombre de breton.

En sus aromas finos y delicados sobresale la frambuesa, el casis y un poco de violeta. Proporciona también excelentes rosados, como el Ajou Rosé.

Según una descripción de Columena (siglo I), la cabernet franc sería la antigua basilica que se cultivaba en las costas del Adriático. Pero otros expertos apoyan  la hipótesis de que su cultivo se desarrolló en algunas provincias españolas bajo la denominación romana, y más tarde se extendió a la región bordelesa bajo el nombre de biturica. Con el paso de los años, el nombre de biturica se transformó en Vidor. También Elie Vinet, en el siglo XIX, concretamente en los Colli Piacentini, donde era muy cultivada. Curiosamente, los italianos ya le daban un nombre francés: merlot, contribuyendo así a la confusión con dicha variedad noble. Desde Italia alcanzó Burdeos, sin dejar trazas en el camino (lo cual también es extraño). Para añadir más dificultad, los italianos  no distinguen en sus etiquetas entre las dos Cabernets. En Chile también se cultiva ampliamente y se ensambla con la cabernet sauvignon. Hasta bien entrada la década de 1970, la cabernet franc se cultivaba en Francia más que la cabernet sauvignon, pero posteriormente la tendencia comenzó a invertirse. En general, se reserva la cabernet Sauvignon para los climas más cálidos y la cabernet franc para los más frescos. El cultivo de la cabernet franc es importante en Burdeos y en el Loira.

La cabernet franc nace en una cepa de porte erguido, de brotación y maduración temprana, sensible al mildiu, al oídio y a los ácaros. Precisa de podas largas y es algo más vigorosa y productiva que la cabernet sauvignon. El tamaño  de la hoja es mediano, de forma pentagonal, con senos laterales muy pronunciados, de haz verde oscuro y envés arañoso. Su fruto, de forma esférica y de color azul negruzco, se concentra en un racimo de pequeño tamaño, muy compacto y en forma cónica corta y cilíndrica con alas. También se la conoce bajo el nombre de bouchet o bouchy en la zona de los Pirineos franceses, breton o plant breton en Bourgueil, chinon capbreton en las Landas o veron en algunos municipios del Loira.

Con escasas excepciones en el mundo, los vinos de cabernet franc se utilizan para ensamblar con otros, en especial con los de cabernet Sauvignon y merlot. En comparación con los vinos de cabernet Sauvignon, los cabernet franc ofrecen una menor concentración tánica, de acidez y extracto. Se caracterizan por sus aromas  frutales frescos, en especial los de frambuesa y violeta, junto a los típicos vegetales de los cabernet. Aunque son vinos con cuerpo, su bouquet se muestra siempre muy delicado y su estructura resulta bastante flexible.

La mayor concentración de la cabernet franc se encuentra presente en el assemblage de los vinos franceses de Saint-Émilion, en el Médoc y en vinos del Loira. En el Médoc y Graves se une en un 25%, aproximadamente, a cabernet Sauvignon: pero, en cambio, en los vinos de Saint-Émilion esta proporción esta proporción se puede incrementar hasta un 50 o 60%, unida a la merlot. Por otro lado, en las comarcas de Anjou y Saumur, en el Loira, se vinifica sin otras mezclas. No obstante, también se localiza en numerosas otras zonas vitivinícolas del mundo, en especial, en los vinos del noroeste de Italia. Además de España, donde en el siglo XIX entró en formar parte del viñedo de Vega Sicilia y está aclimatada también en los pagos de Jean Leon, su cultivo se localiza principalmente en Nueva Zelanda, en los valles californianos de Napa y Sonoma, en Chile, Brasil y Argentina acompañando con éxito a la cabernet Sauvignon, mientras que en Australia se ensambla mucho mejor con la syrah.

No hay comentarios:

Publicar un comentario