martes, 17 de abril de 2012

Domaine Didier Dagueneau 2004 - Appellation Blanc Fumé de Pouilly - Saint-Andelain


DOMAINE DIDIER DAGUENEAU 2004 - APPELLATION BLANC FUMÉ DE POUILLY - SAINT-ANDELAIN

Es quizás el referente y más nombrado de sus vinos, el más fino y delicado de los vinos de Dagueneau. Es un vino de color oro limpio y brillante. Aromas de limón y comino, que junto con la hoja de ortiga, la tiza, y la mineralidad conforman un aroma franco de la exposición del viñedo, la uva y el terruño. Es un vino cautivador, aunque sin duda puede ser demasiado suave para algunos prescriptores de corte moderno. A pesar se su sutileza y delicadeza, tiene raza para ser guardado durante varios años.

Charlotte & Benjamin Dagueneau
Bourg 58150 Saint-Andelain
Nièvre  Borgoña, Francia 
Tel : 0033 (0)3 86 39 15 62

BLANC FUMÉ

Nombre local que se da al sauvignon blanc en Puilly-sur-Loire (Francia). Por eso los vinos elaborados en esta zona se llaman Puilly Fumé.

SAINT ANDELAIN

Saint-Andelain es una población y comuna francesa, situada en la región de Borgoña, departamento de Nièvre, en el distrito de Cosne-Cours-sur-Loire y cantón de Pouilly-sur-Loire.

DIDIER DAGUENEAU

Elaborador de vinos francés de la zona del Loira. Didier Dagueneau falleció en septiembre de 2008 en un trágico accidente aéreo. Se izo famoso por su personalidad inconformista y, naturalmente, por la calidad des sus vinos, especialmente el sauvignon blanc Silex, lleno de carácter varietal y con la expresión mineral del terruño, además de la crianza en roble francés. Un vino excepcional.

De formación autodidacta, se fijó en los elaboradores borgoñones para elaborar sus vinos, revolucionando los perfiles de la zona, que se convertirían en el ejemplo a seguir en poco tiempo.

Seguramente uno de los mejores productores de Pouilly-Fumé. Activo, inconformista, rebelde y polémico, Didier defendió siempre el carácter más auténtico de los vinos Pouilly-Fumé, y de la uva sauvignon blanc, capaz, según él, de producir vinos equiparables a los mejores blancos de la Borgoña. Acérrimo defensor de la tradición, del terroir y de la biodinámica.

Durante su vida fue muy crítico con las prácticas de cultivo de sus vecinos y con la actitud ñoña de las administraciones, Didier Dagueneau, nacido en 1956 en Saint Andelain, era indudablemente un pasionado de la viticultura llevada al extremo, trabajaba cada cepa de forma particular hasta conseguir sacar de ella lo mejor.

Según Dagueneau un gran vino es un producto cultural y hay que defender la excelencia no la facilidad. Su objetivo era reflejar un saber hacer, un cepage y un terroir.

Venía de familia de viticultores pero su primera pasión fueron las carreras de sidecar. Pero dos accidentes seguidos le hicieron volver a la tierra.

Se instalo por su cuenta en 1982 dispuesto a demostrar a su padre y a sus tíos que era capaz de hacer un vino mejor que el suyo.

En 1989 construyo su propia bodega, conocida por muchos como la catedral. Una importante inversión puesta al servicio del vino. En sus blancas paredes están escritas frases que reflejaban sus ideas.

Fue propietario de 11,5 hectáreas elaboraba 5 vinos diferentes. En Chailloux, Buisson Renard, Pur Sang, Silex y Astéroide. Este último elaborado con cepas no injertadas, que vigilaba con mimo para evitar que la filoxera las atacase.

Después del fallecimiento de Didier, su hijo Louis Benjamin se ha hecho cargo de la explotación familiar con la ayuda de una de sus hermanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario