sábado, 7 de abril de 2012

El Consejo Regulador Valora como Excelente la Cosecha de Rioja 2011


EL CONSEJO REGULADOR VALORA COMO EXCELENTE LA COSECHA DE RIOJA 2011

El Consejo Regulador ha otorgado a la cosecha 2011 de Rioja la valoración oficial de "Excelente" como resultado del riguroso proceso de calificación mediante análisis y cata al que se han sometido las 3.987 muestras representativas de los 277,31 millones de litros de vino elaborados de esta cosecha. Los datos estadísticos obtenidos de la calificación sitúan a esta cosecha entre las tres con mejores parámetros analíticos desde que hace treinta años se implantó en Rioja el actual sistema de control de calidad de los vinos elaborados en cada cosecha.

La evolución general del viñedo en el conjunto de la Denominación, según el informe realizado por los Servicios Técnicos del Consejo Regulador, propició una evolución correcta de los parámetros más significativos para la calidad final de la cosecha 2011, ya que apenas sufrió la incidencia de plagas y enfermedades y mantuvo un excelente estado vegetativo y sanitario hasta el final del ciclo, a pesar de las dificultades planteadas por la sequía en algunas zonas. La excepcional sanidad de la uva recolectada en vendimia fue una de las características fundamentales de la cosecha 2011, lo que favoreció un buen desarrollo de las fermentaciones y la obtención de vinos bien estructurados, con buen color y muy sanos, cualidades que permitían augurar vinos de alta calidad. El excelente trabajo y profesionalidad de viticultores y enólogos, sumado a unos rendimientos de producción muy moderados (los más bajos de la última década tras el año 2002), ha sido factores claves para poder alcanzar por segundo año consecutivo la máxima calificación, al igual que ocurrió en las añadas 1994/1995 y 2004/2005. En los últimos treinta años solamente ocho cosechas han recibido la calificación "Excelente" en Rioja.

El mes de noviembre comenzaba el proceso de calificación de la cosecha 2011, con un programa de recogida de muestras en todas las bodegas elaboradoras por parte de los veedores del Consejo Regulador, muestras que deben ser representativas de partidas no superiores a 100.000 litros. Cada muestra ha sido analizada en el laboratorio de una de las tres Estaciones Enológicas de la D.O. y valorada por un comité de cata integrado por tres catadores, que forman parte del panel de cata externo con que cuenta el Consejo Regulador y al que pertenecen más de un centenar de expertos. El procedimiento para la valoración organoléptica está debidamente reglado, garantizándose la confidencialidad y anonimato de las muestras catadas.

Las 3.987 muestras presentadas a calificación han sido sometidas a este riguroso control analítico y de cata, que han debido superar cada una de ellas para tener derecho al amparo de la Denominación. Finalmente han sido calificados 266,43 millones litros (14,14 de blanco, 12,14 de rosado y 240,15 de tinto), siendo rechazadas por descalificación analítica o sensorial tan solo 66 muestras, que equivalen a un 0,7% del volumen total de cosecha, pequeño porcentaje que ha venido disminuyendo cada año y que, dado el rigor que se aplica en los criterios de calificación, es indicativo de la constante mejora de la calidad de los vinos de Rioja.

La superior categoría de ‘calificada’ que ostenta la D.O. Rioja exige la calificación de todos los vinos elaborados cada cosecha, depósito a depósito, lo cual proporciona una excelente base técnica para la evaluación global de la añada realizada por el Pleno del Consejo Regulador mediante un procedimiento estadístico establecido a tal fin con total objetividad. El alto nivel de autoexigencia ha llevado al Consejo Regulador a elevar en los últimos años los requisitos establecidos para la calificación global de la cosecha, con el objetivo de que Rioja siga manteniéndose en los mercados como referente de los vinos de calidad.

AÑADAS EXCELENTES DE RIOJA

¿Qué es un vino excelente?
Se dice de un vino que se presenta grandes cualidades, que se distingue por su calidad fuera de lo habitual y su identidad excepcional.

¿Qué es una cosecha excelente?
Cosecha de calidad muy sobresaliente. Los consejos reguladores acostumbran a calificar las distintas cosechas, según su calidad media: excelente, muy buena, buena o regular. Esta calificación es sólo orientativa, ya que un elaborador determinado o un pago concreto pueden ofrecer siempre una excepción en positivo o negativo.

¿Qué es la añada?
El año en que el vino ha sido vendimiado. Debe figurar en la botella de todos los vinos, ya sean blancos, rosados o tintos. En muchos viñedos del mundo se conoce también con los nombres de vintage o millésime.

El concepto de añada está estrechamente ligado al clima, ya que viene  determinado por las condiciones en las que  se ha desarrollado el crecimiento y maduración de la uva. Por eso, cuando un verdadero experto quiere conocer la calidad de una añada, intenta documentarse sobre el clima que ha imperado sobre el viñedo en las fases de crecimiento y de maduración. También los viticultores, cada año y en todas las denominaciones, escrutan el horizonte con inquietud, pues, en el momento de la vendimia, un bajón súbito de las temperaturas, una lluvia o una tormenta pueden acabar con toda una cosecha y en invierno, o peor aún en primavera, una helada puede ser devastadora.

La fuerte sensibilidad de la vid a las fluctuaciones meteorológicas influye tanto cuantitativa como cualitativamente en la producción. De ahí la importancia de las añadas. Para que una vid pueda dar un buen vino deben conjugarse varios factores. Evidentemente, ha debido escapar a los accidentes meteorológicos, pero también ha tenido que beneficiarse de condiciones climatológicas favorables, aunque no es fácil definir las condiciones óptimas para la obtención de un gran vino.

De las características particulares de la añada (además del pago, los métodos de elaboración y las condiciones de conservación) depende, sin duda, la capacidad de guarda de los vinos. Así, todas las denominaciones proclaman todos los años el resultado medio y estadístico de la cosecha, aunque esa pista debe completarse con datos más concretos. Ya que sabe que la calidad de un vino aumenta en la medida en que su origen es más limitado, más conocido y más concreto, y que los vinos más sencillos y genéricos  (constituidos por uvas vendimiadas en muchas hectáreas a la redonda) dependen muy aleatoriamente de los caprichos del microclima que afecta a una extensa comarca. Por el contrario, los grandes vinos cultivados en un pago delimitado dependen de condiciones climáticas más concretas: un microclima que, a veces, se reduce a un par de hectáreas.

Cada año, en el ciclo vegetativo de la viña hay dos fases fundamentales: la fase de crecimiento y la fase de maduración, que se suceden desde la primavera hasta el verano y culminan en la vendimia.

La fase de crecimiento es delicada porque las heladas o las lluvias pueden interferir en la formación de la flor o en la fecundación, provocando mermas. Si hay una buena floración y una perfecta fecundación de las flores, la cosecha será abundante. En primavera y en junio y julio, las uvas irán superando su fase de crecimiento, que afecta fundamentalmente al peso y a la cantidad.

La fase de maduración se inicia a finales de julio o comienzos de agosto, cuando tiene lugar el envero, es decir, el momento en que las uvas, hasta ahora verdes, cambian de color y se vuelven oscuras (las tintas) o rubias (las blancas). A partir de este momento comienza la fase de maduración, en las que las uvas no crecen en volumen y peso, sino que equilibran su constitución, aumentando en azúcares, disminuyendo en acidez, mejorando sus aromas y pigmentos, etc. Éste es el punto clave para la calidad de los futuros vinos. Por eso es tan importante que el bodeguero sea propietario de sus propios viñedos o, al menos, que pueda controlarlos muy de cerca.

No es lo mismo cultivar uva de mesa, pensando sólo en el rendimiento legítimo de la fruta, que cultivar uva para elaborar vino. En este caso, hay que sacrificar la cantidad en pro de la calidad de los vinos, pensando que las plantas sobrecargadas no producen nunca grandes vinos porque cada cepa debe repartir sus funciones y reservas entre mayor número de racimos y bayas. Así, en las cepas sobrecargadas, se obtienen vinos de menor grado (uvas con menos azúcares), más pobres de color (uvas con menos polifenoles y antocianos), más neutros (uvas más aromáticas) y menos aptos para la crianza (uvas con menos tanino). También es verdad que las cepas a las que no se exige absolutamente nada no alcanzan una buena calidad. El viticultor-bodeguero debe encontrar el punto justo de rendimiento, según la variedad, el portainjerto, el suelo…, atendiendo sobre todo al vino que quiere elaborar.

CALIFICACIONES DE LAS AÑADAS DE RIOJA

Las calificaciones de las cosechas de la D.O.Ca. Rioja otorgadas por su Consejo Regulador desde su fundación en 1926 son las siguientes:

1925 Muy buena; 1926 Mediana; 1927 Mediana; 1928 Muy buena; 1929 Normal; 1930 Mediana; 1931 Muy buena; 1932 Normal; 1933 Normal; 1934 Excelente; 1935 Muy buena; 1936 Normal; 1937 Normal; 1938 Mediana; 1939 Normal; 1940 Normal; 1941 Buena; 1942 Muy buena; 1943 Buena; 1944 Buena; 1945 Buena; 1946 Normal; 1947 Muy buena; 1948 Excelente; 1949 Muy buena; 1950 Normal; 1951 Normal; 1952 Excelente; 1953 Mediana; 1954 Buena; 1955 Excelente; 1956 Buena; 1957 Normal; 1958 Excelente; 1959 Muy buena; 1960 Buena; 1961 Buena; 1962 Muy buena; 1963 Normal; 1964 Excelente; 1965 Mediana; 1966 Normal; 1967 Normal; 1968 Muy buena; 1969 Normal; 1970 Muy buena; 1971 Mediana; 1972 Mediana; 1973 Buena; 1974 Buena; 1975 Muy buena; 1976 Buena; 1977 Normal; 1978 Muy buena; 1979 Normal; 1980 Buena; 1981 Muy buena; 1982 Excelente; 1983 Buena; 1984 Normal; 1985 Buena; 1986 Buena; 1987 Muy buena; 1988 Buena; 1989 Buena; 1990 Buena; 1991 Muy buena; 1992 Buena; 1993 Buena; 1994 Excelente; 1995 Excelente; 1996 Muy buena; 1997 Buena; 1998 Muy buena; 1999 Buena; 2000 Buena; 2001 Excelente; 2002 Buena; 2003 Buena; 2004 Excelente; 2005 Excelente; 2006 Muy buena; 2007 Muy buena; 2008 Muy buena; 2009 Muy buena; 2010 Excelente; 2011 Excelente

No hay comentarios:

Publicar un comentario