viernes, 20 de abril de 2012

El Consumo de Vino en Hogares Crece un 2,7 %


EL CONSUMO DE VINO EN HOGARES CRECE UN 2,7%

Según los datos del panel de consumo alimentario para el canal alimentación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) analizados por el Observatorio Español del Mercado del vino (OEMV). El consumo de vino en los hogares españoles creció un 2,7 % interanual en enero de 2012, con 35,1 millones de litros, por valor de 84 millones de euros (+0,6 %), con una mayor demanda de los productos más económicos que lastró el precio medio de los caldos, al caer un 2,1 % hasta 2,39 euros/litro.

El consumo en alimentación arranca el ejercicio mejor en las cervezas y los zumos, que registran caídas en valor y en volumen aunque aún presentan crecimientos en tasas interanuales.

El 2012 también comenzó de forma positiva para "otras bebidas con vino" (+7,3 % en valor y +0,8 % en volumen), categoría en la que se incluyen sangrías y tintos de verano.

En el primer mes del año, sólo el vino tranquilo con Denominación de Origen Protegida (DOP) bajó en volumen (-3,4 %) respecto al mismo periodo de 2011, pero sigue aún como producto más consumido en los hogares españoles, con el 30 % del volumen total.

La caída en valor fue más moderada (-0,8 %) para esta rúbrica, por el aumento del 2,8 % en el precio medio de venta por litro.

Pero es el vino tranquilo sin DOP el que lidera el crecimiento global en este inicio de año, que aumenta en más de un millón de litros y roza los 19 millones (+6,4 %).

Sigue siendo éste el caldo más consumido -con el 51,5 % del volumen global- mientras que ocupa la cuarta parte de la facturación total -con 20,5 millones de euros (+5,5 %)-, según el Observatorio.

El director del Observatorio Español del Mercado del Vino (Oemv), Rafael del Rey, ha resaltado en declaraciones a Efeagro que las ventas de vino en el canal de la alimentación se están comportando "razonablemente bien" aunque "lo que falla en este país" es el canal de la hostelería, para el que no existen datos oficiales.

Del Rey ha destacado que pese a la crisis económica en España, el consumo en el canal de la alimentación se mantiene prácticamente igual o crece algo, primero los vinos con denominación de origen y, tras los datos de enero, parece que también repuntan las salidas comerciales de los que no cuentan con esta figura de protección.

Sobre el cava, el precio medio bajó de los 5 euros por primera vez en cuatro meses, lo que repercutió en un alza del consumo del 3,1 %, ha apuntado en el mismo comunicado.

De esta forma, este espumoso sufrió la caída más acusada en valor (-7,7 %), aunque mantiene su crecimiento global en los últimos 12 meses, según ha precisado la OEMV.

¿POR QUÉ CAE EL CONSUMO DE VINO A TRAVÉS DEL CANAL EXTRADOMÉSTICO?

Existen factores como los cambios socioeconómicos y culturales, el aumento de los controles de alcoholemia, la gran diversidad de vinos junto a la escasa rotación y los cambios en la estructura del consumo a causa de la crisis.

Es decir, la caída de las ventas se debe a la menor demanda, porque el vino en España no está de moda como lo esta en otros países de la comunidad Europa, y es sobre este factor sobre el que quizás haya que actuar, a través de:

- Mejoras en el canal, con la activación de la demanda en bares y cafeterías, que representan el 40,2% de las compras pero que han sido infravalorados hasta la fecha por los bodegueros, en detrimento de los restaurantes.

- Mejoras en la gestión, racionalizando la rotación a un precio que no dañe el bolsillo del cliente. Para ello, se puede actuar mejorando las ofertas y promociones, fomentando el consumo por copas (en EE.UU., el 60% del consumo de vino en horeca es a través de este sistema) e incidiendo en la conservación y maridaje del vino.

- Mejoras en la eficiencia, es decir, una reducción de costes, con medidas como envases más económicos y vinos en depósito.

- Mejoras en la competencia, con una formación e información mejor para el profesional de la hostelería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario