lunes, 30 de abril de 2012

Proyecto de Uso Combinado de Compost de Residuos Urbanos (CRU) y Cubierta Vegetal en el Manejo de un Viñedo en Ribera del Duero


PROYECTO DE USO COMBINADO DE COMPOST DE RESIDUOS URBANOS (CRU) Y CUBIERTA VEGETAL EN EL MANEJO DE UN VIÑEDO EN RIBERA DEL DUERO

Milagros Navarro, Juan Manuel Bustillo, Belén Alonso, Carlos Rad, Yolanda Arribas, Laura Calvo, Aintzane Bernaola, Salvador González Carcedo

UBUCOMP (Grupo de Investigación en Compostaje)
Universidad de Burgos, Escuela Politécnica Superior
Av. Cantabria s/n, 09006 Burgos

Las técnicas de mantenimiento del suelo en el viñedo son un conjunto de operaciones culturales cuya finalidad es crear y mantener un medio favorable para el crecimiento y la actividad de las raíces de la cepa, así como facilitar el resto de operaciones culturales. Tienen simultáneamente como objetivos básicos y generales:
- Establecer un buen equilibrio entre los estados físico, químico y biológico del suelo.
- Controlar la vegetación espontánea, eliminando o limitando la competencia de malas hierbas.
- Facilitar el manejo del cultivo, principalmente en labores de recolección.

Respecto al primer objetivo, es necesario tener presente que el suelo, como medio en el que se desarrolla el sistema radicular de la cepa, necesita mantener unas óptimas condiciones físicas, químicas y biológicas que faciliten su desarrollo y actividad. La limitación de dichas condiciones se reflejará directamente en el crecimiento, distribución y actividad del sistema radicular y en consecuencia limitará la capacidad vegetativa y productiva, incluso cualitativa de la cepa. Estas técnicas deben de complementarse con la dosificación adecuada de fertilización y riego.

Respecto al segundo objetivo, hay que tener en cuenta que la competencia de las malas hierbas por los elementos minerales, en particular por el nitrógeno, y de forma muy especial, por el agua se traduce en un menor desarrollo de la plantación provocando una reducción del potencial productivo, llegando en ocasiones a afectar también a la calidad de frutos, que se presenta devaluada. El efecto de la competencia se agrava de forma muy importante cuando se desarrolla parcial o totalmente en el periodo activo de la cepa.

En casos de vegetación arvense muy densa y con especies muy competidoras, caso de la grama (Cynodon dactylon), el amaranto (Amaranthus spp.), los cenizos (Chenopodium album), las pamplinas (Stellaria media), la corregüela (Convulvulus arvensis), etc., pueden producirse reducciones de cosecha que en ocasiones superan el veinticinco por ciento de la producción, además de los efectos negativos que pueden derivarse del papel coadyuvante que pueden jugar en el desarrollo de plagas y enfermedades.

Estos objetivos del mantenimiento del suelo se podrían expresar como:
- Han de permitir al “máximo” que la cepa absorba el agua y los elementos nutritivos disponibles en el suelo, suprimiendo o limitando la vegetación adventicia.
- Se ha de mantener un estado físico del suelo y en especial de la capa superficial, adecuado para facilitar los intercambios entre la atmósfera y el suelo y hacer más fácil el cultivo de la plantación (riego, fertilización, circulación, etc.).
- La mejora de la estructura y su estabilidad, con adecuados niveles de materia orgánica que en ocasiones resulta de interés producirla en la explotación, contribuyen a alcanzar dicha finalidad.
- El sistema radicular de las cepas se establece a la vez en profundidad y en superficie; cuando el enraizamiento es profundo, la cepa resiste mejor la sequía, es mejor su alimentación hídrica y mineral.
- La facilidad de penetración de las raíces depende fundamentalmente de la estructura del suelo, de su perfil cultural. La limitación de la exploración radicular reduce el vigor y la potencial producción de las cepas. Las raíces funcionales de la cepa tienden a quedar en casi cualquier tipo de suelo en la parte superficial de éste. Por debajo de 80-100 cm. de profundidad, las raíces no encuentran condiciones favorables para el desarrollo, escasez de oxígeno y elementos nutritivos asimilables. Los 40-60 cm. se presentan como los más activos.
- Las cepas restituyen únicamente una pequeña parte de la materia orgánica, que juega un papel esencial en el mantenimiento de la estructura del suelo,
capacidad de retención, permeabilidad, actividad biológica, etc. Si los cultivos herbáceos restituyen del orden de 3.000 a 4.000 kg de materia seca por ha y año, en viticultura son de 300-3.000 kg, contando hojas únicamente.
- El paso repetido de vehículos por la plantación en un cultivo de labor intensiva, 15-20 veces al año, tiende a compactar el suelo. Las rodadas de los tractores tienden a formar dos murallas; estas circunstancias dificultan y limitan la distribución de las raíces, condicionan la permeabilidad, etc.
- La erosión del suelo provoca pérdidas importantes en el estrato superficial del suelo, frecuentemente el más rico.

Una estrategia de manejo del suelo de creciente interés es la implantación de cubiertas vegetales, ya sea permanentes o temporales, en todas las calles de la viña o en calles alternas. La implantación de una cubierta vegetal, temporal o permanente, tiene indudables efectos beneficiosos sobre la calidad del suelo, pero su influencia sobre el cultivo es más problemática. Entre los efectos favorables solo podemos destacar:

- Disminuye la erosión al estar la superficie del suelo cubierta permanentemente, aumenta el agua infiltrada y disminuye la escorrentía.
- Reduce la compactación del suelo, ya que el entramado de raíces ejerce una función de colchón que amortigua el peso de la maquinaria y remolques.
- Aumenta el contenido de materia orgánica, con las ventajas que ello conlleva en cuanto a mejora de la estructura, porosidad, aireación, infiltración de agua y aumento de la fertilidad del suelo.
- Aumenta la actividad biológica por el aporte orgánico y por la acción rizosférica de la planta de cubierta.
- Ejerce un control sobre ciertas malas hierbas, aquellas que no se adaptan a la siega o pisoteo y paso de maquinaria.
- Menor lixiviación de nitratos pues son más fácilmente absorbidos por el sistema radicular de la cubierta, luego hay un menor peligro de nitrificación de acuíferos.
- Desarrollo del sistema radicular más superficial que en el caso del laboreo, con la ventaja que comporta de una mejor nutrición de las plantas.
- Limita vigor como resultado de la competencia entre el viñedo y la pradera; disminuye, así, el número de despuntes y el trabajo de emparrado.
- En zonas húmedas, disminuye el riesgo de Botrytis.
- Al no labrar, se reducen los riesgos de daños al tronco de las cepas.
- Aumenta contenido antocianos, polifenoles y sólidos solubles, si bien en éste último caso, depende mucho del nivel de competencia entre la pradera y el viñedo, pues también hay experiencias de resultado contrario. Este efecto se produce de manera indirecta, pues al disminuir el vigor se mejora el microclima luminoso de la zona de racimos.

No obstante, también son constatables determinados efectos desfavorables que obligan a manejar la cubierta vegetal de una forma muy precisa en función de su efecto sobre el cultivo:

- Favorece el desarrollo de algunas malas hierbas como el diente de león (Taraxacum officinalis) y en algunos casos, el desarrollo de plagas y enfermedades. - Reduce el volumen explorable por el sistema radicular al desarrollarse el sistema radicular del viñedo por debajo del horizonte de raíz de la pradera.
- Excesiva limitación del vigor como consecuencia de la competencia por el agua y el nitrógeno que ejerce la cubierta vegetal. En condiciones más limitantes, se puede solucionar con calles alternas o franjas estrechas, limitadas a la parte central de la calle, con cubierta vegetal.
- Es problemático el mantenimiento de la cubierta en la línea de cepas, por lo que la tendencia es a sustituirla en esta zona por una técnica que no exija mantenimiento, ya sea el acolchado plástico o la aplicación de herbicidas; el acolchado tiene otros inconvenientes por lo que no es frecuente situarlo alrededor del tronco de las cepas.
- Favorece las heladas primaverales. La cubierta juega un papel importante en los intercambios térmicos por radiación (infrarrojo). De día, la temperatura de su superficie es menos elevada que la de un empajado. De noche, la cubierta vegetal se comporta como un acolchado pero con un efecto menos marcado.
- Exige una alta disponibilidad de agua en periodos áridos.
- Presencia de parásitos.
- Disminuye el contenido de sustancias nitrogenadas en el mosto, la cinética de fermentación es más lenta y en muchos casos hay que corregir el mosto en N. - Establecimiento y mantenimiento caros.

Bibliografía:
- ALBURQUERQUE OTERO, M.V. (2009) Influencia de las cubiertas vegetales de suelo en un viñedo de tempranillo de la D.O. Rueda. Tierras de Castilla y León: Agricultura, nº 161, pgs. 108-116.
- ALBURQUERQUE OTERO, M.V.; YUSTE, R. Y YUSTE BOMBÍN, J. (2008) Influencia de las cubiertas vegetales de suelo en un viñedo de tempranillo de la D.O. Rueda. Viticultura/Enología Profesional, nº 114, pgs. 34-41.
- BALANYÀ MARTÍ, T.; SAÑA VILASECA, J.; GONZÁLEZ TARDIU, M.L. Y DE LA PEÑA KRUTER, M. (1994) Utilización de compost de residuos sólidos urbanos en un viñedo del Penedés. Viticultura/Enología Profesional, nº 31, pgs. 20-25.
- CHAVARRI, J.B.; ABEYTUA, M.M. Y GARCÍA ESCUDERO, E. (2002) Análisis comparativo del cultivo del viñedo por método ecológico y tradicional. Su influencia en la calidad del vino. Cuaderno de Campo, nº 21, pgs. 29-34.
- DEPARTAMENTO DE AGRICULTURA DE LOS ESTADOS UNIDOS (2006) Claves para la Taxonomía de Suelos. USDA-NRCS, Texcocco (México).
- JIMÉNEZ DEL RÍO, L.; JUNQUERA GONZÁLEZ, P.; LINARES TORRES, R. Y LISSARRAGUE J.R. (2007) Mantenimiento del suelo mediante Festuca longifolia nana, Aurora Gold, como alternativa al manejo del suelo mediante laboreo convencional. Viticultura/Enología Profesional, nº 111, pgs. 5-18.
- PEREGRINA, F., LARRIETA, C., MARTÍN, I., MARTÍNEZ VIDAURRE, J.M. Y GARCÍA ESCUDERO, E. (2009) Aplicación de sustrato de postcultivo de champiñón en distintos suelos de la D.O. Ca. Rioja: efecto sobre el carbono orgánico, los agregados estables al agua y el nitrógeno potencialmente mineralizable. Actas del IV Simposio Nacional Control de la Degradación del Suelo y Cambio Global. J. Sánchez, S. Asins Eds., CIDE (Valencia), pgs. 287-288.
- ROMERO PECES, R.; CHACÓN VOZMEDIANO, J.L. Y MARTÍNEZ GASCUEÑA, J. (2007) Efecto del estrés hídrico sobre la eficacia de la utilización del agua en cv. Merlot (Vitis vinifera L.). Viticultura/Enología Profesional, nº 111, pgs. 19-22.

No hay comentarios:

Publicar un comentario