jueves, 24 de mayo de 2012

Contino Reserva 2006


CONTINO RESERVA 2006

Productor: Bodega Viñedos del Contino
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
Varietales: Tempranillo 85%, Mazuelo 3%, Graciano 10%, Garnacha tinta 2%
Tipo de vino: Tinto Reserva
Graduación (vol): 14,0%
Temperatura de servicio: 16º-18º
Precio aproximado: 22 €

Procedente de uvas bien seleccionadas, en perfecto estado de maduración y vendimiadas manualmente de nuestros propios viñedos alrededor de la Finca de San Rafael. Uvas que tras el despalillado fermentaron en depósitos de acero inoxidable de 12000 lts. A Temperatura de 28-30ºC y que tras una maceración de 15 a 20 días realizaron la fermentación maloláctica que afina al vino dejándolo en su adecuada acidez. Se sigue con un trasiego a barricas de roble americano y francés donde permanecerán dos años, crianza que se completa con otros dos años en botella envejeciendo en los calados hasta su salida al mercado.

Es un vino de color picota con un ribete de color granate. En nariz tiene buena intensidad de aromas elegantes, donde encontramos frutos rojos de repostería, notas especiadas, sutiles vainillas y suaves tostados de maderas finas bien integradas. En boca es muy agradable, equilibrado, redondo, fácil de beber y con un retrogusto largo que nos deja un buen sabor de boca. Buen acompañamiento con carnes rojas y de caza, asados y aves, carne blanca, arroces, jamón ibérico. De muy buena armonía con quesos tanto curados como azules.

VIÑEDOS DEL CONTINO

En 1973, de la mano de Cvne y la familia propietaria de la finca nace Viñedos del Contino, fundada al estilo de un château bordelés. Se compone de una antigua casa solariega rodeada de 62 hectáreas de viñedo, situada en un meandro del río Ebro, en Laserna, tierras de Laguardia, en la Rioja Alavesa.
Los vinos Contino se elaboran únicamente de las viñas plantadas en su 62 hectáreas.

El nombre de Contino procede de los tiempos de los Reyes Católicos. Éstos concedían la distinción de Contino al oficial de una guardia de cien soldados que velaba “de contino” por los monarcas y su familia. Al contino Don Pedro de Samaniego le fue otorgada la propiedad de Laserna y la coincidencia de estas tierras con aquéllas da nombre a la bodega.

La bodega y las viñas del Contino se encuentran en un meandro del Ebro, en tierras de La Guardia, en la Rioja Alavesa. Dominadas y protegidas por el Cerro de la Mesa, cuentan con una orientación y mesoclima idóneos para la crianza del vino.

En los viñedos del contino los veranos son secos y calurosos, del tipo mediterráneo, con temperaturas que suelen superar los 22ºC durante algunos meses, y los inviernos son bastante fríos, con escasas precipitaciones y posibilidad de heladas. Un clima al que se puede denominar continental mediterráneo o mediterráneo de interior. Teniendo en cuenta las lluvias, se habla de clima continental por la frecuencia y mediterráneo por las precipitaciones, inferiores a los 30 mm en los meses estivales.

Los viñedos crecen en un terreno de 62 hectáreas, en suelos de tipo aluvial. Son franco-arenosos y calizos en las capas más profundas, y arcillo-arenosos, con estructura pedregosa media y alta (canto rodado), en las capas medias y superficiales. Tienen una gran permeabilidad y capacidad de retención de agua variable.

El tipo de suelo más abundante en esta finca es pedregoso en un 10-15% y de textura franco caliza fina. Ocupa cerca del 40% del viñedo y es el más próximo a la bodega. El terreno desciende de manera suave hacia el Ebro. Es profundo, con más de 125 cm de espesor, y se extiende en tres terrazas entre los 420 y 400 metros de altitud.

Las características del suelo, y el clima de la finca, dan lugar a viñedos de producción escasa: se obtienen unos 5000 kg/ha con adelantos en la maduración del fruto, en parte ocasionados por el calor que desprende el manto de canto rodado de la superficie.

El porcentaje de variedades cultivadas se inspira en la tradicional mezcla de tipos de uva de esta antigua finca de La Rioja. La uva Tempranillo, base para los vinos de Contino, es la más abundante con cerca de 50 hectáreas. En las parcelas del “Olivo”, “Don Vicente”, “San Gregorio Grande” o “San Gregorio-Encina” comparte el terreno con otras variedades más escasas como la Graciano, con 7 hectáreas, y Mazuela y Garnacha, con 3 hectáreas.

La magía y el secreto de estos vinos se encuentra en que todo comienza con un delicado trabajo en el viñedo y una vinificación que tiene en cuenta las distintas variedades.

La esencia de Contino desde sus primeros tiempos, es la viticultura, el cuidado exquisito y el trabajo del viñedo para conseguir la máxima expresión y calidad de sus caldos. Contino ha sido capaz de lograr en sus vinos frescura, aromas intensos y un carácter único, apreciado internacionalmente.

En la finca del Contino, la edad media del viñedo es de 22 años aunque también se pueden encontrar cepas de más de 60 años. Éstas tienen una baja producción pero reciben extraordinarios cuidados. Su fruto es de una apreciada calidad y, en años considerados excelentes, sirve para elaborar el prestigioso "Gran Reserva" entre otros.

El proceso de elaboración del vino comienza en el viñedo. Se cultiva utilizando avanzadas técnicas vitícolas, en todo el ciclo de cultivo.

El momento de iniciar la vendimia es muy importante. En Contino esperan a que cada variedad alcance el grado de maduración deseado y es entonces cuando se lleva a cabo la primera selección de la uva.

La vendimia es manual recogiendo la uva en cestas o cajas de reducida capacidad.

En Viñedos del Contino conviven, en perfecta armonía, tradición e innovación. Moderna nave de vinificación, con mesa de selección y depósitos de tamaño reducido, adaptados a las parcelas y variedades: Depósitos de fermentación con capacidad reducida recogen la producción de cada parcela de la finca de manera individualizada y, dependiendo de las características de la uva, ésta se elaborará de una forma u otra.

Calados del siglo XVI guardan los vinos en las mejores condiciones de temperatura y humedad. Tal vez por eso, por el respeto y el cuidado con el que son tratados estos caldos, al Contino se le reconoce, después de 30 años y desde su primera añada, cosecha de 1974, como el resultado de una combinación idónea de viñedos, clima, suelo y técnica. En definitiva, un vino con gran personalidad que triunfa dentro y fuera de España.

En sus calados, que se incluyen entre los más antiguos de La Rioja, se escuchan los ecos de una tradición vinícola muy arraigada y las voces de la tecnología más avanzada. Vinos elaborados con una avanzada tecnología y una arraigada tradición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario