sábado, 12 de mayo de 2012

Don Olegario 2011 - Rias Baixas - Albariño


DON OLEGARIO 2011 - RIAS BAIXAS - ALBARIÑO

Productor: Bodegas Don Olegario S.L.
Denominación de origen: Rías Baixas
Viñedo: Uvas procedentes de un único viñedo de 5 ha.
Edad media de las cepas: 31 años
Fermentación alcohólica: 18º
Fermentación maloláctica: No
Mínimo envejecimiento: 8 meses en acero inoxidable (sobre sus propias lías)
Añada: 2011
Tipo de vino: Vino blanco
Tipo de uva: Albariño, 100%
Grado alcohólico: 12,5º Vol
Servir: a 12º C.

Las uvas albariñas que se utilizan para hacer este vino proceden de una única plantación de 5 hectáreas, situadas en el privilegiado valle "O Salnés", y en la cuna del Albariño "Cambados". La climatología de la zona favorece una correcta y sana maduración de la uva albariño. La vendimia tiene lugar a finales de septiembre, antes de las primeras lluvias, obteniendo una excelente materia prima.

Se realiza una maceración en frío, que consiste en un contacto más o menos prolongado del mosto con las materias sólidas de la uva. El objetivo es conseguir el color, tanino, extracto y sobre todo los aromas de estas materias. Se utilizan las levaduras propias de la uva (Pie de cuba). Se fermenta en cubas de acero inoxidable a temperatura controlada de entre 17ºC y 19ºC. Los vinos se estabilizan, se filtran y por último se embotellan para su posterior comercialización.

Es un vino de color amarillo pajizo brillante, claro y con reflejos verdosos. En nariz posee aromas a flores blancas y frutos cítricos. En boca tiene una acidez refrescante y bien integrada con el alcohol. Es un vino que invita a beber. Ideal para acompañar platos de mariscos, pescados, aves, arroces y quesos frescos o poco curados.

Bodegas Olegario Falcón
Refoxos s/n
36634 Corvillón - Cambados
Pontevedra - España
www.donolegario.com

RIAS BAIXAS

Es la DO más floreciente de Galicia y, según algunos expertos, la mejor de la comunidad. La variedad principal es la albariño, aunque se cultivan otras blancas como la caiño, la treizadura y, sobre todo la loureira.

La denominación Rías Baixas se divide con cinco zonas: Valle del Salnés (Val do Salnes), en la costa oeste ocupa el la zona baja del valle del río Umia, su población más conocida es Cambados, donde se celebra cada agosto la fiesta anual de Albariño; El Rosal (O Rosal) en la frontera portuguesa, en la parte más baja del Miño, considerada un de las mejores zonas; el Condado de Tea (Condado do Tea), una de las zonas más montañosas; Soutomaior, en el fondo de la ría de Vigo y, finalmente, la Ribera de Ulla, recientemente incorporada a la denominación. La base del suelo es granítica y el clima marítimo por la proximidad del Atlántico. Los inviernos son fríos y las lluvias abundantes, aunque no tan continentales como en otras tierras de Castilla y León.

La diferencias entre los distintos vinos de la zona son escasas, aunque la reglamentación permite el empleo de distintas variedades en función de cómo se etiqueten: albariño (100% varietal), blanco do Salnes (lleva al menos un 70% de albariño), blanco Condado do Tea (70% mínimo de albariño o treixadura) y blanco do Rosal 70% mínimo de albariño o loureira). En sotoumaior, solo se elaboran monovarietales de labarito y en la Ribera de Ulla, utilizan un mínimo de 70% de albariño.

La gama aromática de los albariños de Rías Baixas constituye una de sus características más definidas y personales. Instantanemante frutales cuando son jóvenes, se amplían hacia matices complejos, de manzana, de plátano y herbáceos cuando evolucionan. Con frecuencia presentan notas terpénicas, densas y profundas, de laurel y hierbas aromáticas, que les otorgan una gran personalidad. Los que han sido fermentados en barrica, (aún poco abundantes, pero con mucho futuro) presentan los típicos matices de vainilla  pan tostado.

La intensa frutosidad de la variedad albariño debe copensarse con una buena acidez para que estos vinos no resulten planos y empalagosos. Cuando la vendimia es de calidad y la vinificación acertada, son frescos y muy sabrosos, sin perder delicadeza.

En muchos vinos de Rias Baixas, percibiéremos notas lácticas y cremosas (en ocasiones recuerdan a mantequilla). Estas fragancias se deben a que durante la elaboración los vinos se dejan en contacto con las lías (precipitados del vino que contienen levaduras y proteínas). Periódicamente, se agitan (batonage) para homogenizar en todo el volumen las lías. A parte de la complejidad aromática, los albariños adquieren densidad en boca que los hace más agradables.

ALBARIÑO

De ella nace uno de los vinos blancos varietales españoles más lujosos y con más personalidad. Hoy en día se considera la mejor variedad blanca de Galicia y una de las más prometedoras del país.

La mayor concentración de cultivo se encuentra dentro de la demarcación de la DO Rías Baixas, en las comarcas de Condado, Rosal y Salnés.

Es una cepa vigorosa, de brotación temprana y maduración media. Crece bien en terrenos arenosos con buen drenaje y ligeramente ácidos, pero también se adapta a suelos más sólidos siempre que sean frescos y poco húmedos.

Se elaboran vinos de color amarillo verdoso, extraordinariamente aromáticos, con buen equilibrio y magnífico paladar. La gama aromática constituye  una de sus mejores características: son intensamente florales y frutales frescos cuando son jóvenes y se amplían a matices más complejos, de manzana madura, plátano e incluso de caramelo de miel cuando evolucionan. En boca son frescos, con cierto tacto untuoso, sin faltarles la acidez suficiente para mantenerlos vivos y sabrosos.

1 comentario:

  1. Me encanta este blog. Siempre encuentro información interesante y amena, desde el viñedo hasta los temas de vino.

    ResponderEliminar