jueves, 10 de mayo de 2012

Lagar de Besada 2012 - Rías Baixas - Albariño


LAGAR DE BESADA 2012 - RÍAS BAIXAS - ALBARIÑO

Producor: Lagar de Besada
D.O.: Rías Baixas
Variedad de uva: Albariño 100%
Temperatura de servicio: Entre 10 -12 º C
Precio aproximado: 7.50€

La bodga Lagar de Besada posee 3 Ha. de viñedos situados en la subzona del Salnés y en los mejores terrenos. Son suelos poco profundos, ligeramente ácidos y de tipo arenoso en los que se plantan cepas nobles seleccionadas, algunas de ellas procedentes de clones resistentes a la filoxera, sometidos a rendimientos bajos con los racimos de uva muy pequeños y sueltos.

En la vinificación y dependiendo del año climatológico se hace una maceración pelicular total o parcial. Después de la fermentación alcohólica permanece un mínimo de 6 meses en depósito con unas lías muy finas.

Es un vino de color amarillo palido con destellos verdosos. En nariz es sutil y elegante, con aromas de flores y frutos blancos. En boca es un vino delicado, con un paso de boca suave, agradable y un final limpio. Ideal para maridar con pescados blancos y maricos.

D.O. RÍAS BAIXAS

La región de las Rías Bajas (Rías Baixas en gallego), es una de las más populares de Galicia y produce algunos de los vinos blancos secos españoles más buscados, basados en la uva albariño. Aunque el vino se elaboraba ya antes en esta región, no se exportó a otras regiones de Europa hasta el siglo XVI y se mantuvo en un ritmo continuo hasta que la plaga de filoxera devastó los viñedos de la región.

A comienzos del siglo XX muchos de los viñedos de la región se replantaron con vides híbridas y algunas de las plantaciones de la uva jerezana palomino que no era tan productiva en el clima más frío de las Rías Baixas. En los años 1970, los cultivadores comenzaron a replantar variedades nativas como el albariño. A lo largo de la región están permitidas doce variedades, incluyendo las uvas tintas mencía y espadeiro, pero albariño es responsable del 90% de la producción regional. Obtuvo el reconocimiento como denominación de origen en 1988. Hoy se divide en cinco subzonas: Val do Salnés, Condado do Tea, El Rosal, Sotomayor y Ribera del Ulla.

La uva albariño es su producción monovarietal de más éxito. La producción es de baja graduación, de vino blanco y sin crianza, y se exporta cada vez más a mercados (Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Suíza, Japón y Suecia), aparte del resto de España.

Las vides se plantan sobre pérgolas de granito llamadas parrales con el objetivo de protegerlas de la humedad y ofrecer mayor superficie de la planta a la insolación.

Los viñedos ocupan una superficie de alrededor de 2.700 hectáreas, que pertenecen a 180 bodegas. Esta denominación es la mayor productora gallega, ya que 55 de sus bodegas producen más de 25.000 litros y unas veinte superan los 75.000. La producción total supera los 10 millones de litros.

Los suelos de viñedo de la región se basan en granito e idealmente están situados en el clima marítimo húmedo. A pesar de la reputación de altas cosechas de otras partes de Galicia, Rías Bajas mantiene la producción de sus plantaciones de albariño bajas, para producir un vino fragante y afrutado. Los vinos tienen a menudo a un mínimo de contenido de alcohol de 12% y rara vez se producen en un estilo distinto al seco.

ALBARIÑO

Variedad de uva blanca que se cultiva en diferentes zonas de Galicia (España) y Portugal y que proporciona vinos aromáticos, delicados, ricos en aromas terpénicos y de gran calidad.

Es una de las más finas variedades terpénicas y se distingue por sus delicados aromas primarios. Su complejidad y su riqueza aromática aportaron siempre a los vinos gallegos una elegancia distintiva.

Algunos ven en sus cualidades una referencia a los blancos europeos de riesling. Y no es difícil encontrar en la historia gallega las viejas tradiciones culturales europeas, llegadas a través del Camino Jacobeo o promovidas por los duques de Borgoña, que tuvieron lazos familiares con estos reinos.

En Portugal se la conoce con el nombre de alvarinho. Es una de las pocas variedades blancas que se utilizan para elaborar vinos varietales. Se producen con ella los clásicos vinhos verdes y algunos blancos notables en la región de Moncao.

Está extendida por casi toda Galicia aunque la mayor zona de cultivo se encuentra dentro de la demarcación de la DO Rías Baixas, con las comarcas de Condado, Rosal y Salnés.

La albariño es una cepa vigorosa, de brotación temprana y maduración media. Su producción se sitúa en torno a 1,5 a 2,5 kg de uva por cepa. Prospera bien en microclimas húmedos, con temperaturas suaves, abundantes lluvias y un ambiente soleado. Crece bien en terrenos arenosos que drenen fácilmente y ligeramente ácidos, aunque también se adapta en suelos más sólidos siempre que sean frescos y poco húmedos. Su aspecto es semierguido, con hojas de pequeño tamaño de forma pentagonal y senos laterales poco pronunciados, de color verde fuerte con poco brillo y el envés arañoso. Sus racimos son pequeños y las uvas de tamaño medio, de forma ovoide, de color verde amarillento, pulpa jugosa y zumo incoloro.

Se elaboran vinos de color amarillo verdoso, extraordinariamente aromáticos, de buen equilibrio y magnífico paladar. La gama aromática constituye una de sus mejores características: son intensamente florales y frutales frescos cuando son jóvenes y se amplían a matices más complejos, de manzana madura, plátano e incluso de caramelo de miel, cuando evolucionan. En boca son frescos, con cuerpo glicérico, sin faltarles acidez suficiente para mantenerlos vivos y sabrosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario