miércoles, 16 de mayo de 2012

Los Negociants de Burdeos Sacan al Mercado sus Precios de la Añada 2011


LOS NEGOCIANTS DE BURDEOS SACAN AL MERCADO SUS PRECIOS DE LA AÑADA 2011

Más de 40 Chateaus de Burdeos han lanzado sus precios de la añada 2011 (incluyendo Haut Brion, Lafite, Margaux, Ángelus, Segur Calon, Kirwan, etc.)  creando una gran confusión entre los Negociants y comerciantes de vino.

Haut Brion está a la par con sus compañeros de primera división Lafite y Margaux a 360 €  precio ex-negociant, un 45% menos respecto al año pasado. Su hermano pequeño La Mission Haut-Brion a bajado un 64% sobre el precio de 2010, a 216 €.

Château Palmer, a 160 €, (bajada de un 25,6%). Según la critica especializada esta añada es la mejor en mucho tiempo,  pero ha ese precio quizás no haya una demanda importante para este vino ya que los consumidores pueden comprar otras añadas a precios mucho más económicos. Algunos especialistas aseguran que la añada 2001 esta ahora lista para beber.

Lynch Bages (69 €, frente a los 100 € el año pasado) es de un gran interés para los merchantes.

Chateau Calon Segur es 39,60 € (bajada de un 40%), Clinet 50 € (bajada de un 41,8%), Angelus de 138 € (bajada de un 38,7%), Ferriere en 19,60 € (bajada de un 14,04%), Langoa Barton en 31,20 € (bajada de un 29,90%), y el Château Kirwan a € 28.50.

Uno de los precios más sorprendentes de la jornada fue Chateau Quinto, antes Tertre Daugay, ahora propiedad de los propietarios de Haut Brion Domaines Clarence Dillon. Salió a 96 €, un incremento del 471% sobre el precio del año pasado de € 16,80.

En Burdeos, los negociants están poniendo buena cara a la situación, ya que según ellos han sido mimados por las dos últimos grandes cosechas, pero por otra parte también existe frustración porque no están vendiendo miles de cajas, tras estos recientes comunicados. Aseguran que hay que mirar estas operaciones como una inversión a largo plazo. También se dice que existe una falta de los compradores tradicionales, lo que significa que los nuevos operadores están haciendo la mayor parte de la compra. Estos nuevos compradores se centran más en los “primer crus” que otros vinos.

Otros expertos aseguran que podemos encontrar una mejor relación calidad precio en regiones vitivinícolas de Languedoc y el Ródano.

NEGOCIANTS

Nombre  que recibe en Francia el cosechero o criador de vinos, un profesional que compra vinos en rama, ya elaborados, a los productores (generalmente cooperativas) para tipificarlos, criarlos, embotellarlos y revenderlos a los consumidores o a los distribuidores. Aunque esta figura fue decayendo a lo largo del siglo xx frente al viticultor-elaborador, todavía muchos vinos del mundo deben su renombre a estas poderosas firmas que los han comercializado o los han sometido a crianza, aunque no los elaboren.

Puede decirse que no existirían los vinos de Champagne, de Borgoña, de Burdeos, de Cotes-du-Rone o de La Rioja sin estas grandes empresas que han dado solidez histórica a los mercados. Sobre todo en zonas donde la propiedad está muy dividida en pequeños pagos, como Borgoña, el negociante ha mantenido una producción mínima para dar  a conocer los vinos internacionalmente. Sin olvidar que algunas grandes firmas del negose (Drouhin, Buchard Père et Fils, Mommesin) tienen en monopolio algunos pagos.

Aún más decisiva es la figura del négociant en el caso de ciertos vinos, como el champagne, que exigen un assemblage de diferentes variedades y viñedos. El negociante-manipulateur, en Champagne, compra las vendimias o incluso vinos para elaborarlos según el méthode champenoise. En las etiquetas se menciona esta condición con las siglas NM. En Cognac se llama negociante-producteur al profesional que adquiere los vinos de base o los destilados, procede a los assemblages, los somete a crianza y los embotella.

COMPRA DE VINO EN PRIMEUR

Se dice de los vinos que se compran en primicia, recién elaborados, cuando todavía no han recibido su crianza.

El comprador paga anticipadamente y apuesta así por la futura evolución de la cosecha, que le será enviada al cabo de dos años. Sin duda es una ventaja comercial, aunque  supone un voto de confianza en el elaborador, que debe acabar el vino con toda garantía.

La compra de cosechas tempranas está bastante extendida en algunos países. Permite adquirir los vinos, a precio más ventajoso, cuando aún no han desarrollado todo su potencial. Viene a ser una compra por suscripción, teniendo en cuenta el probable aumento  de precio que los vinos alcanzarán con el tiempo. Este tipo de transacción se asemeja a lo que en Bolsa se denomina mercado a plazo.

Numerosos crus de Burdeos, esencialmente del Médoc y del Libournais, pueden comprarse en primeur. Cuando todo va bien (buena añada, poco rendimiento, precios altos), la compra en primeur es un excelente principio de reserva de los mejores crus. Las suscripciones se mantienen abiertas durante un tiempo limitado, generalmente en primavera y a principios del verano siguiente a la vendimia.

En Burdeos tradicionalmente son los corredores los que determinan el precio del vino. En el curso de una jornada de puertas abiertas, efectúan una primera aproximación de la calidad y proponen un precio. Según las bodegas, estos precios son de un 15 a un 25% más bajos. Pero también puede ocurrir el fenómeno contrario, en añadas de evolución negativa en que los inversores pagan sus vinos más caros de lo que valdrán dos o tres años más tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario