jueves, 3 de mayo de 2012

Montevertiné 2007 - Uva Sangiovese - Chianti en la Toscana - Italia


MONTEVERTINÉ 2007 - UVA SANGIOVESE - CHIANTI EN LA TOSCANA - ITALIA

90% Sangiovese, un 5% Canaiolo, el 5% Colorino. Maceración larga en depositos de el hormigón.

En nariz ofrece complejos aromas a múltiples frutas rojas como las cerezas, frambuesas, grosellas, fresas etc. Destacar un distintivo aroma a guinda e incluso naranja amarga confitada. También encontramos ligeros aromas de hojas de té y tabaco, sobre un fondo terroso. En boca sorprendentemente es muy ligero, se parece mucho a un vino joven de Borgoña. Sabores a frutos rojos y mucha mineralidad.

CHIANTI

Célebre denominación (DOCG) de Toscana (Italia), una de las joyas de la viticultura mediterránea. Las normas reguladoras originales son quizá las más antiguas de Europa y seguramente del mundo entero, porque data del siglo XVIII. Su propia historia, unida a los reglamentos de una pesada burocracia, crearon también sospechas y ambigüedades sobre este gran vino. Como el antiguo Falernum, el chianti se ha convertido en un símbolo internacional de la viticultura itálica.

El primer documento que menciona explícitamente el vino Chianti data de 1398 y consiste en un registro contable de la compañía bancaria de Francesco Datini, el inventor de la letra de cambio: junto a la partida de vino de Chianti aparece el precio en florines. Durante todo el Renacimiento la botella de chianti se convirtió incluso en una unidad de volumen muy fiable. Para evitar las trampas en las dimensiones y la capacidad de las botellas, se promulgó un decreto en Florencia que establecía la capacidad de la botella en medio cuarto, correspondiente a 2,280 l. Posteriormente las vidrierías estuvieron obligadas a estampar el escudo con la flor de lis de Florencia sobre el cuello de la botella como garantía. El Museo de Energía Nuclear de Nueva York conserva una botella de chianti histórica, que fue ofrecida al doctor Winger, cuando el 2 de diciembre de 1942 se brindó por el descubrimiento de la pila atómica.

Las colinas de Florencia, Siena, Arezzo, Pisa y Pistoia producen los diferentes tipos de chianti. En términos generales y siguiendo la norma del barón Ricasoli, el chianti se elabora básicamente con sangiovese (mínimo del 70%) y puede llevar diversas proporciones  de otras variedades, como la malvasía Toscana, trebbiano y canaiolo nero. La mezcla de uvas blancas y tintas, siguiendo una tradición arcaica y rústica que se utilizó en muchos viñedos europeos, no es la única contradicción del chianti. A partir de este concepto se reconocen diferentes tipos de chianti: Classico, que es el elaborado en la zona central de la Toscana (tres municipios de Florencia y cinco de Siena), considerada la de más calidad; Colli Fiorentini, con viñedos en las colinas al sur de Florencia; Colli Arentini, en Arezzo; Colli Pisane, al sur de Pisa; Colli Sensi, en los alrededores de Siena; Montalbano, al oeste de Florencia, y Rufina, al este de Florencia. El vino de Chianti posee también dos DOC para blancos: Bianco della Lega y Galestro, ligeros y agradables.

Los tintos envejecen bien durante cinco o seis años, adquiriendo tonalidades ahumadas y alquitranadas que se sobreponen a sus aromas florales de violeta marchita.

Es muy interesante hacer un recorrido turístico por la Chiantigiana, es decir, los paisajes del Chianti Classico. La carretera es sinuosa, con muchas subidas y bajadas, y transcurre entre montañas de 200 a 600 m de altitud, cubiertas de encinas y bosque bajo mediterráneo. Este paisaje se alterna con amplias zonas cultivadas con viñas y olivares, en las que resaltan los sauces. Dirigiéndose desde Florencia hacia el sur, enseguida se puede disfrutar de la vista de los viñedos. La primera comuna con la denominación es Greve, pueblo agrícola situado en el valle, atravesado por el río del mismo nombre. El pueblo está construido alrededor de una gran plaza triangular porticada. Siete kilómetros al sur de Greve, se encuentra Panzano, con las ruinas de un castillo que fue señorío de los Firidolfi y que en el año 1260 destruyeron los gobelinos. Las tierras del Chianti histórico, que corresponden a las actuales comunas de Gaiole, Castellina, Radda y Greve, pertenecieron desde el siglo VIII a los Firidolfi, de los que desciende la familia Ricasoli. Haciendo una parada en la Badia a Coltibuono (restaurante y atmósfera ecológica), se puede llegar hasta Gaiole in Chianti, de donde fue alcalde el legendario capitán florentino Francesco Ferruci. Desde aquí, siguiendo por las pintorescas carreteras que recorren las colinas en dirección oeste, se llega a otra capital del Chianti Classico: Castellina, a 578 metros de altitud, dominada por las ruinas de un castillo medieval. En la parte exterior del castillo pueden admirarse cuatro hipogeos paleoetruscos

SANGIOVESE

Noble variedad tinta, muy cultivada en Italia central, que puede dar vinos elegantes (brunello di montalcino, vino nobile de motepulciano, chianti classico, supertuscans). En general tienen más acidez frutal (ciruelas) que pigmento, pero las variaciones clonales y las circunstancias climáticas son decisivas y por eso hay tantas diferencias entre los vinos nacidos de esta variedad. Entre la infinitas mutaciones se pueden citar: sangioveto, brunello, prugnolo gentile y greveetc. En general mejora cuando se le aporta un tanino menos oxidativo y firme, haciendo assemblages con cabernet sauvignon. Se cultiva también en Umbría (Torgiano, Montefalco), en Las Marcas (Rosso Piceno y Rosso Conero), en el Lazio (Genazazano Rosso, Vignanello Rosso), en Lomardia, en Romaña y en Campania. El nielluccio de Córcega es un sinónimo de sangiovese.

El brunello di montalcino y el vino nobile de montepulciano son las grandes joyas de la variedad sangiovese. El primero de ellos nace de un clon especial seleccionado por la familia Biondi Santi hace ya más de un siglo. El segundo se elabora también a partir de un clon especial, el prugnolo. La sangiovese es una cepa de porte erguido, de brotación media y maduración media-tardía. Sus hojas son de gran tamaño, de forma pentagonal, con senos laterales pronunciados, haz de color verde claro y envés glabro. Los racimos son grandes, con uvas de buen tamaño (aunque algunos distinguen una sangiovese piccolo), de forma oval y de color negro violáceo; su piel delgada las hace proclives a la podredumbre, sobre todo en los octubres lluviosos del Mediterráneo. En el Nuevo Mundo se cultiva en Argentina (Mendoza) y California, sobre todo en Napa Valley, Sonoma County, San Luis Obispo, Alexander Valley, Atlas Peak, Sierra Foothills y Mendocino, implantada entusiastamente por viticultores y bodegueros de origen italiano.

El nombre de sangiovese deriva de sanguis Jovis (sangre de Júpiter). Aunque hay quien dice que ya se cultivaba en tiempos de los etruscos, las primeras referencias históricas de esta variedad aparecen en el siglo XVIII, a pesar de que existen documentos del siglo XVI que hacen referencia a las variedades sangiovese di Lamole y sangiovese grosso, cuyos vinos eran apreciados en Inglaterra. En la elaboración de los mejores chianti, la sangiovese se suavizaba con un pequeño porcentaje de canaiolo, aunque esta fórmula antigua suele hoy interpretarse a la inversa, buscando una variedad de tanino más firme, como la cabernet Sauvignon. Así nacieron los vinos hoy llamado supertuscans, como el Carmignano del conde Ugo Contini Bonacossi, y más tarde, el Tignanello de Antinori.

No hay comentarios:

Publicar un comentario