martes, 8 de mayo de 2012

¿Será François Hollande bueno para la industria del vino?



¿SERA FRANCOIS HOLLANDE BUENO PARA LA INDUSTRIA DEL VINO?

Hay indicios de que el nuevo Presidente de Francia, François Hollande, apoyará la industria del vino más que su predecesor, Nicolas Sarkozy, a pesar de su aversión declarada hacia las clases ricas o adineradas, que pueden estar causando algún nerviosismo entre los propietarios de los Chateaus.

El vino es una de las industrias clave del país Galo, contribuyendo € 7 mil millones a la economía en 2011.

Las áreas de preocupación son la liberalización de los derechos de plantación, la Ley Evin, que prohíbe toda publicidad de las bebidas, y los debates para que los niveles de alcohol bajen a cero.

Según la prensa en los últimos días de su campaña, Sarkozy afirmaba que prefería la Coca-Cola al vino. Aunque en su visita a la zona vinícola de Vouvray, donde se producen grandes vinos blancos y espumosos no pudo resistir la tentación de degustar un vaso de vino local.

Pero Hollande parece ser el amante del vino más convincente, durante el almuerzo a la espera de los resultados del domingo lo hizo con una copa de vino.

Hollande, dijo recientemente a la revista Revue du Vin de France, como se encuentra seducido por la excelencia del vino que produce su país y de cómo disfruta de catas de vino con amigos y familiares. A menudo le gusta abrir una buena botella de vino para celebrar grandes ocasiones.

Durante la campaña electoral, Hollande acusó a Sarkozy de "traición a la industria del vino" y "apoyar el abandono de las leyes que rigen los derechos de plantación” algo que él ve esencial para poder permitir que los productores de vino puedan vivir de su producción.

Alain Raynaud, presidente del Círculo de Rive Droite en Burdeos, dijo a la revista Decanter que iba a "esperar y ver" lo que el efecto del nuevo presidente tendría en la industria vitivinícola.

Sarkozy mostró poco interés en el mundo del vino, tanto en lo personal como en lo político, mientras que Hollande a nivel personal tiene un gran interés y afición. Hoy la industria del vino en Francia está muy restringida por la ley Evin, pero quizás durante el mandato de Hollande... En realidad ninguno de los candidatos ha detallado con precisión nada sobre la industria vitivinícola francesa, así que tendremos que esperar y ver. Aunque en realidad lo que los viticultores y enólogos franceses realmente necesitan es que la economía en su conjunto a recupere.

Son los propietarios de algunas de las mayores fincas y bodegas de Francia son los que se sienten más incómodos con los resultados de la elección. Hollande ha prometido, entre otras cosas, una nueva tasa de 75% de impuestos sobre los hogares que ganan más de 1 M €, un impuesto a la herencia adicional en grandes propiedades, el aumento de los impuestos sobre las grandes empresas y un impuesto más sobre la riqueza anual de los activos.

Durante la campaña 2007, pasó a la historia diciendo: "No me gustan los ricos".

Con estos sentimientos ya declarados, queda por ver si mantendrá la famosa cava y colección de vinos en Los Palacios Elíseos, con un presupuesto de 250.000 € al año, para compra y mantenimiento del vino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario