miércoles, 27 de junio de 2012

Philippe Colin - Chevalier-Montrachet Grand Cru 2009 - Côte de Beaune - Borgoña


PHILIPPE COLIN - CHEVALIER-MONTRACHET GRAND CRU 2009 - COTE DE BEAUNE - BORGOÑA

Productor: Philippe Colin
Region: Chevalier-Montrachet Grand Cru - Côte de Beaune - Borgoña - Francia
Añada: 2009
Variedad de uva: Chardonnay 100%
Precio aproximado: 150 €

100% Chardonnay viñedos de más de 80 años, con trabajos en biodinámica, con rendimientos de 20 hl/ha. Fermentación y crianza en barricas nuevas de roble francés.

Es un vino de color dorado pálido. En nariz es afrutado, piel de limón maduro, con suaves notas de caramelo, mineralidad y reminiscencias de flores blancas. En boca es sedoso, cremoso, tostados de la crianza que recuerdan al pan tostado, retrogusto dulce y una notable persistencia en boca.

CHEVALIER MONTRACHET

El grand cru Chevalier-Montrachet, con sus 7,15 ha, cubre casi toda la superficie de Montrachet (Francia). Suele decirse que el Chevalier-Montrachet es algo menos elegante que el Montrachet. Pero, en buenas añadas, es difícil permanecer ajeno a sus cualidades (miel, pan tostado). Los propietarios más importantes de este pago son Bouchard Père & Fils con 2,33 ha y el Domaine Leflaive con 1,91 ha. El Chevalier-Montrachet comprende 1 ha llamada Les Demoiselles, que se reparten Louis Jadot y Louis Latour. No hay que confundir este enclave con el premier cru del mismo nombre. Para evitar ambiguedades y malentendidos, el premier cru des Demoiselles se llama ahora Caillerets.

COTE DE BEAUNE

Una de las más importantes zonas vinícolas de Borgoña (Francia).  Es una estrecha franja de terreno de unos 25 km de longitud, que tiene como centro la histórica ciudad de Beaune. Y forma parte de la famosa Côte d'Or, en los escalones inferiores que descienden desde las alturas del Morvan hasta la llanura del río Saone. Los viñedos de la Côte de Beaune se sitúan en la parte más meridional, mientras que la Côte de Nuits se encuentra al norte. La viña se cultiva aquí a más altitud (400m) que en la Côte de Nuits. Cuando uno viene de la Côte de Nuits se distingue bien el comienzo de la Côte de Beaune, señalado paro la montaña de Corton. En las pendientes, en margas del oxfordiense, encontramos los suelos y el microclima perfecto para el Chardonnay, que aquí ofrece su fuerza generosa a los grandes blancos de Corton-Charlemagne.  Más abajo, aparece el santuario sagrado de la pinot noir que produce en estos suelos vinos aterciopelados pero bien potentes, como el Aloxe-Corton. Y, siguiendo la ruta, encontramos Pernand-Vergelesses y Savigny-les-Beaune: cuna de crus preciadísimos, más suaves y frutales, con aromas que recuerdan a la cereza. Más hacia el sur encontramos ya los viñedos del municipio de Beaune y las margas calcáreas y las arcillas rojas guijosas de Pommard y Volnay: otro reino de la pinot noir que da vinos más potentes en Pommard y más elegantes en Volnay. Y, a partir de estas localidades, reencontramos Chardonnay, en Meursault, Pouligny y Chassagne. El suelo vuelve a ser pedregoso, lleno de guijos, sobre todo en los grandes pagos en pendiente de Chavelier-Montrachet y en los más llanos de Montrachet, hasta llegar a la llanura limosa de Batard-Montrachet. Y, más al sur, otra vez la pinot noir de Santenay.

Sometidas a vientos más húmedos, las vendimias de la Côte de Beaune se recolectan también antes que en la Côte de Nuits. Hay más de treinta viñedos con categoría de premier cru.

Dentro de la Côte de Beaune se distingue una denominación genérica o regional, la A.O.C. Bourgogne Hautes Côte de Beaune, que ampara a una zona extensa de 20 municipios. Predominan los vinos tintos de pinot noir y los blancos de Chardonnay y aligoté. Buena parte de esta producción proviene de la Cooperativa de las Hautes-Côtes. Se cultivan igualmente en esta zona muchas bayas (casis, frambuesa) para hacer jarabes y licores. Y también se encuentran los famosos aguardientes de pera de los Montsde-Côte-d'Or.

La mención Côte de Beaune-Villages, más concreta, ampara a todos los tintos de los municipios de Côte de Beaune (exceptuando Beaune, Aloxe Corton, Pommard y Volnay, que tienen sus propias denominaciones).

Aún más específica es la A.O.C. Côte de Beaune, que ampara sólo los vinos producidos en algunos municipio de la Montagne de Beaune. Entre ellos cabe destacar excelentes tintos, como el Clos des Topes Bizot Vieilles Vignes, o el Domaine Poulleau. Al sur de la Côte de Beaune, los suelos calcáreos, cubiertos de gravas, dan también buenos vinos blancos.

Hay numerosas denominaciones que distinguen a los vinos producidos en los municipios de: Ladoix, Pernarnd-Vergelesses, Aloxe-Corton, Chorey-lès-Beaune, Savigny-les-Beaune, Beaune, Pommard, Volnay, Monthélie, Auxey-Duresses, Saint-Romain, Meursault, Blagny, Puligny-Montrachet, Chassagne-Montrachet, Saint-Aubin, Santenay, Maranges, etc. Todos estos vinos están amparados por sus propias AOC y algunos de ellos alcanzan la categoría de premier cru. Se caracterizan, en general, por su finura excepcional y porque son más tiernos y más precoces (también menos perdurables) que los tintos de la Côte de Nuits.

Pero quien quiera conocer la aristocracia más preciada de los vinos de la Côte de Beaune debe buscar los mejores pagos (grand crus) y que están amaprados también por sus propias AOC muy limitadas y específicas: Aloxe-Corton, Corton-Charlemagne, Meursault, Montrachet, Pommard, Volnay, Chevalier-Montrachet, Batard-Montrachet, Bienvenues-Batard-Montrachet, Criots-Batard-Montrachet, Santenay, y tantos otros. Podría decirse que la Borgoña es el corazón vinícola de Europa: situada justo en la zona de transición cilimática entre el Norte ye el Sur, entre los viñedos que deben su vida fundamentalmente a la luz en los veranos frescos y los pagos meridionales que reciben el sol con el calor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario