martes, 17 de julio de 2012

Denominación de Origen Málaga (Vino)


DENOMINACIÓN DE ORIGEN MÁLAGA (VINO)

La zona de Producción de Vinos de Málaga la componen 66 municipios situados en cinco zonas de producción que son Axarquía, Montes, Norte, Costa Occidental y Serranía de Ronda. Cada una de estas zonas se caracteriza por una orografía, clima y suelos diferenciados.

- Axarquía: Situada en la parte más Oriental de la provincia, se caracteriza por su orografía de grandes pendientes que acaban en el mar.

Posee un clima muy soleado, benigno y poco lluvioso, sin llegar a árido.
El terreno está formado por pizarras en descomposición y pobres suelos y de escasa profundidad de naturaleza pizarrosa.

La variedad predominante en la comarca es la Moscatel de Alejandría, siendo la Romé (tinta o blanca) una variedad autóctona de esta zona.

- Los Montes: Situada en las formaciones montañosas que rodean a la Capital Provincial.

Posee el clima más fresco y lluvioso de las cinco zonas.

De intrincada orografía sus suelos, poco profundos y bastante erosionados, se han desarrollado a partir de pizarras primarias son poco profundos.

Las variedades predominantes en esta comarca son Pedro Ximénez y Moscatel de Alejandría.

- La Zona Norte: Ocupa principalmente la llanura de la Altiplanicie de Antequera, al Norte de la provincia.

Disfruta de clima continental, con fríos inviernos y veranos largos, calurosos y muy secos.

Aquí, los suelos de origen terciario son de tipo pardo calizo, profundos, de consistencia algo pesada y de fertilidad media.

En este territorio predominan las variedades Pedro Ximénez, Moscatel Morisco, Lairén y Doradilla.

- La Comarca de la Costa Occidental: Limita con la Provincia de Cádiz y rodea el municipio de Estepona y los pueblos colindantes, Casares y Manilva
El Clima es cálido y poco lluvioso.

Enclavada en tierras albarizas, presenta suelos calizos de color claro, situados en suaves colinas frente al mar Mediterráneo.

La variedad predominante es Moscatel de Alejandría.

- La Serranía: Con una altitud media de aproximadamente 750 m. sobre el nivel de mar, presenta una orografía movida, con suelos de escasa fertilidad con subsuelo fuertemente calizo.

El Clima es Mediterráneo.

Dentro de esta zona de producción , se distingue a su vez una subzona, tradicionalmente designada como "Serranía de Ronda" integrada por viñedos pertenecientes a los términos de Atajate, Benadalid, Arriate, Gaucin y Ronda.

VARIEDADES DE UVA

Los vinos de la Denominación de Origen Málaga se elaboran principalmente con las variedades blancas Pedro Ximénez y Moscatel.

ELABORACIÓN DE LOS VINOS

1. Como vinos naturalmente dulces. Son vinos tranquilos que se elaboran sin adición de alcohol, procedentes de uvas sobremaduradas y/o expuestas al sol, y por tanto con un alto contenido de azúcares que los hace dulces.

2. Como vinos de licor. Resultan de añadir al mosto, durante la fermentación o al inicio de esta, alcohol vínico con el fin de pararla, pudiendo resultar finalmente según esta técnica secos, abocados, semidulces o dulces.

Dependiendo de cuando se añade el alcohol al mosto y de si este procede de uva fresca o sobremadura así se obtienen distintos tipos de vinos dulces:

- Vino dulce natural: Se obtiene a partir de mostos de uva fresca. La fermentación se para con adición de alcohol vínico.

- Vino Maestro: Se obtiene a partir de mostos de uva fresca a los que se le añade alcohol vínico antes de que empiece la fermentación pero en una cantidad tal que permita que ésta sea muy lenta e incompleta, dejando el vino dulce.

- Vino Tierno: Procede de uvas largamente asoleadas que da lugar a mostos con un alto contenido en azúcar. La fermentación se para con adición de alcohol vínico

ENVEJECIMIENTO DE LOS VINOS

La tradición bodeguera de Málaga da un nombre distinto a cada vino en función del envejecimiento que hayan sufrido

"Málaga Pálido" con un envejecimiento de hasta 6 meses
“Málaga”, de 6 a 24 meses de envejecimiento.
“Málaga Noble”, de 2 a 3 años
“Málaga Añejo”, de 3 a 5 años.
“Málaga Trasañejo”, si ha sufrido un envejecimiento superior a 5 años.

Algunos vinos son oscuros pero procedentes de uvas blancas:

Hay dos razones básicas:
1. Porque son vinos con crianza oxidativa. A más envejecimiento más oscuros
2. Porque algunos Vinos de Málaga se les puede añadir arrope, que es un mosto de vino, reducido al fuego directo o al baño maría. A más arrope y más envejecimiento los vinos serán más oscuros, pudiendo denominarse:

"Dorado o Golden", sin arrope. El color se lo aporta el envejecimiento
"Rojo dorado o Rot gold", Con adición de hasta un 5% de arrope
"Oscuro o Brown", con adición de entre 5 y 10% de arrope
"Color”, con adición de entre 10 y 15% de arrope
"Negro o Dunkel", más de un 15% de arrope

Determinados vinos pueden recibir nombres complementarios en función de su elaboración y características organolépticas: Los secos pueden recibir el nombre de Dry Pale o Pale Dry

Los dulces pueden denominarse con los mencionados Naturalmente Dulce, Dulce Natural, Tierno y Maestro, o con los términos Dulce Crema o Cream, Pale Cream y Sweet.

- Pajarete: Es el nombre de un popular vino dulce malagueño. Es un vino de licor, con un contenido de azúcar entre 45 y 140 gr/litro, sometido a envejecimiento, sin adición de arrope y de color de ámbar a ámbar oscuro.

- Vino Lágrima: Lágrima: es todo aquel vino que procede de un mosto obtenido sin presión mecánica alguna.

- Vino Lacrimae Christi: Es un vino Lágrima con dos años de envejecimiento como mínimo

- Igualar o ensamblar: Igualar es ensamblar. Es el término tradicional que las bodegas malagueñas usan para designar el proceso de mezcla o “coupage” de los diferentes tipos de vinos mencionados.

HISTORIA

Las primeras referencias del vino en Málaga se remontan a la llegada de los fenicios a sus costas allá por el s. VIII a.n.e. quienes no sólo introdujeron vinos procedentes del mediterráneo oriental sino que además cultivaron la vid en asociación con los grupos autóctonos elaborando vinos.

En las tierras malagueñas de Al andalus se siguió cultivando la viña para producir vino y pasas. El vino llamado xarab al malaquí se siguió consumiendo, fue muy famoso y cantado por los más destacados poetas. El cultivo de la pasa sigue realizándose en nuestros días siguiendo la más genuina tradición, protegida bajo la DO Pasas de Málaga.

En el año 1.224, el rey de Francia, Felipe Augusto organizó la “batalla de los Vinos”. A esta cita acudieron los más prestigiosos caldos, pudiéndose considerar el primer concurso de cata de la historia. Durante ese encuentro el Vino de Málaga fue nombrado "Cardenal de los vinos".

Ya en época cristiana, el 12 de Enero de 1502, a petición de los Viñeros o Señores de las Viñas de Málaga, los Reyes Católicos libraron una cédula real “…acerca del vedamiento y del meter del vino para la ciudad de Málaga…” por la que hicieron valer las prerrogativas de aquellos, constituyendo las primeras ordenanzas del vino de Málaga. El 30 de Noviembre del mismo año, emiten otra Real Cédula por la que ratifica la anterior y dan licencia para dar a los vecinos de Málaga tierras y montes para plantarlos de viñas. Doña Juana de Castilla ratifica en 1513 los derechos de los Viñeros, así como Felipe III en 1608.

La Hermandad de Viñeros. Fue en época del rey Felipe III cuando se constituyó formalmente la Hermandad Gremial de Viñeros, hermandad que subsiste en su faceta gremial en lo que hoy es el Consejo Regulador y en su faceta religiosa en la Muy Ilustre Antigua y Venerable Hermandad Sacramental de Ntro. Padre Jesús Nazareno de Viñeros, Ntra. Sra. del Traspaso y Soledad de Viñeros y S. Lorenzo Mártir.

En 1791 el señor Gálvez, embajador de España en Moscú, obsequió a la Zarina y Emperatriz de Rusia, Catalina II, con unas cajas de vino de Málaga, y fue tal el placer que le causaron, que eximió de impuestos a todos los vinos de Málaga que llegaran a su Imperio controlados por la Hermandad de Viñeros.

En 1806, por cédula Real se crea la Casa y Compañía de Comercio de Viñeros de Málaga, en la que ”…para precaver en lo posible la adulteración de los frutos que expida la compañía, se pondrán sobre las vasijas, caxones o fardos que los contengan, marcas difíciles de falsificarse…”

El 1 de Julio de 1900 aparece el Reglamento de la Asociación Gremial de Criadores Exportadores de Vino de Málaga, para velar por los intereses generales del comercio de vinos expidiendo certificados, nombrando árbitros y peritos y sobre todo, garantizando por medio de su sello de origen, la legitimidad de los vinos que exportaban.

La Asociación Gremial de Criadores Exportadores de Vinos de Málaga solicita el 5 de Febrero de 1924 la inscripción de la marca Málaga, que se publica en el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial de fecha 16 de Marzo de 1924.

El 8 de Septiembre de 1933 se consiguió, a petición de los Gremios de Viñeros y Vinateros de Málaga, la creación del Consejo Regulador de la Denominación de Origen “Málaga”, cuyo primer reglamento fue publicado en la Gaceta de Madrid del 3 de Mayo de 1935.

El 9 de enero de 2001 aparece publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía el cuarto reglamento, en el que además se reconoce la D.O. Sierras de Málaga, viniéndose a llamar Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen "Málaga" y "Sierras de Málaga".

En 2004 se produce la fusión entre el Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen "Málaga" y "Sierras de Málaga" y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen “Pasas de Málaga”, actualmente Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen "Málaga", "Sierras de Málaga" y “Pasas de Málaga”.

ELABORACIÓN TRADICIONAL

Una característica propia de los vinos de Málaga es el hecho de que los Lagares o bodegas de elaboración se sitúan cerca de las viñas, con el fin de evitar a la uva el deterioro que sufriría con un largo y accidentado transporte. En estos lagares se procede a la obtención del mosto y a su fermentación que en Málaga son de tres tipos y se fermentan separadamente.

Tradicionalmente, el vino dulce malagueño se produce con la técnica artesanal del secado al sol sobre esteras antes de ser prensado.

El mosto de lágrima se obtiene sin presión alguna de la uva pisada, dejándola escurrir en escurridores estáticos. El mosto de yema se obtiene aplicando una presión suave sobre la masa que quedó en los escurridores. Finalmente, el mosto se obtiene por prensado normal de la masa residual después de extraído el de yema, que también se aprovecha. El conjunto de los tres mostos no debe superar el 70% de la uva de que proceden.

Como estos mostos se fermentan por separado de forma tradicional, se obtienen tres tipos de vinos. Pero, a su vez, según se asolee o no la uva antes de la separación de sus mostos, tiene mayor o menor riqueza azucarada, lo que dará lugar a una amplia gama de vinos secos, abocados, semisecos, semidulces y dulces, según el contenido en azúcares. También se ha de considerar si se añade o no alcohol de vino, y según el resultado será natural, si no se añade ningún alcohol, maestros, si se añade al mosto antes de su fermentación o tierno si se añade a los vinos procedentes de uvas muy asoleadas después de finalizar la fermentación.

Sin embargo, todos estos vinos aún no pueden ser llamados málagas, pues, para ello, es preciso que tengan una crianza en una escala de soleras y criaderas en bodegas situadas en el término municipal de Málaga durante un período de dos años, como mínimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario