miércoles, 26 de septiembre de 2012

El 92% de los españoles prefiere el tapón de corcho para las botellas de vino y cava


EL 92% DE LOS ESPAÑOLES PREFIERE EL TAPÓN DE CORCHO PARA LAS BOTELLAS DE VINO Y CAVA

CORK, iniciativa llevada a cabo por instituciones y patronales nacionales del sector corchero, ha presentado los resultados del primer estudio sobre los hábitos y percepciones de los españoles en el consumo de vinos y cavas y sus tipos de cierre. El sondeo se ha llevado a cabo entre más de 1.200 españoles que han indicado los aspectos que más valoran a la hora de decidirse por un vino, qué tipo de cierre prefieren y qué presupuesto destinan a la compra de vino o cava. Además, CORK ha presentado ‘El corcho: Preserva lo bueno’, una campaña informativa sobre los valores y beneficios vinculados al tapón de corcho y que se centra en tres ejes: la conservación medioambiental, su relación con el vino y el legado cultural que supone la industria del corcho en nuestro país.

El 92% de los españoles prefiere el tapón de corcho para las botellas de vino y cava considerándolo el mejor cierre. Sobre esta cuestión el portavoz de Cork, Sergi Sabrià, comenta "el tapón de corcho proporciona al vino y cava el cierre perfecto ya que se adapta perfectamente al cuello de la botella gracias a la elasticidad y compresibilidad de este material natural".

Además, según los resultados de la encuesta, el 86% de los españoles considera que el tapón de corcho preserva mejor las propiedades del vino y del cava que un tapón de otro material, como el plástico, la silicona o la rosca. "El tapón de corcho contribuye a enriquecer el perfil organoléptico del vino y del cava aportando un gran valor añadido y permite que éste evolucione y madure, aspecto muy importante que solo posibilita el tapón de corcho", añade Sabrià.

Sobre la percepción que tienen los españoles sobre este tipo de tapones, un 27% destaca que es un producto natural, el 26% lo asocia con la tradición, el 14% remarca que es reciclable y un 13% destaca su carácter aislante.

En cuanto a los hábitos de consumo de los españoles, el estudio muestra que la denominación de origen, el precio y la bodega a la que pertenece son los aspectos más valorados a la hora de elegir un vino o cava. A éstos le siguen, el reconocimiento del vino en el sector, el tipo de cierre que lleva la botella, su etiqueta y por último su graduación alcohólica.

Teniendo en cuenta que el tipo de cierre es uno de los aspectos que valoran los españoles a la hora de seleccionar una botella de vino o cava, cabe destacar que el 78% afirma que sería necesario que se indicara en la etiqueta qué tipo de tapón lleva la botella de vino o cava ya que actualmente es difícil identificarlo a simple vista.

El precio es el segundo aspecto más valorado por los españoles a la hora de adquirir una botella de vino. En éste sentido, según el sondeo realizado por CORK, el 33% de los españoles destina entre 5 y 10 euros, el 24% entre 3 y 5 euros y el 7% menos de 3 euros. De esta manera, el 69% destina menos de 10 euros en la compra de una botella de vino, mientras que el 24% invierte entre 10 y 30 euros, y sólo un 7% destina más de 30 euros.

En cuanto a la compra de cava, el 54% de los españoles destina menos de 10 euros en adquirir una botella de cava, el 24% destina entre 10 y 30 euros y el 7% más de 30 euros.

Cabe destacar que el 7% de los españoles afirma no comprar vino y un 15% tampoco incluye el cava en su lista de la compra.

Respecto a la frecuencia en el consumo de vinos y cavas, el 12% de los españoles consume una de estas dos bebidas a diario, el 25% afirma hacerlo tres o más veces por semana, mientras que el 26% disfruta de una copa de vino o cava una vez cada quince días y un 9% únicamente una vez al mes. Estos datos contrastan con el 3% de los españoles que afirma no consumir este tipo de bebida y un 25% que la reserva solo para ocasiones especiales o celebraciones.

En cuanto al origen del vino, sí que hay unanimidad: el 75% de los españoles prefieren el vino nacional, mientras que el 4% prefiere los caldos franceses y el 3% los procedentes del nuevo mundo.

Junto con este estudio, CORK presenta la campaña ‘El corcho: Preserva lo bueno’ que llevará a cabo para promover el tapón de corcho y que cuenta con la colaboración del Ministerio de Industria, energía y Turismo y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Y es que tal y como afirma Joan Puig, Vicepresidente de la Asociación de Empresarios Corcheros de Catalunya (AECORK), “la industria corchera española es la segunda a nivel mundial con una facturación de 350 millones de euros, produciendo un total de 3.000 millones de tapones para vino y cavas anuales”. En este sentido, la campaña persigue impulsar dicha industria en España, a la vez que dar a conocer los beneficios medioambientales que supone la producción de tapones de corcho frente a sistemas de cierre alternativos. Asimismo, la campaña busca compartir con la sociedad española todo el legado cultural de esta industria clave en nuestro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario