miércoles, 31 de octubre de 2012

Cata Histórica en Lavinia de Riojas del 82



CATA HISTÓRICA EN LAVINIA DE RIOJAS DEL 82

Pocas regiones del mundo pueden ofrecer ‘joyas enológicas’ como estos Grandes Reservas de Rioja con treinta años.

Una cata horizontal de seis vinos de Rioja de la añada ‘82 ha sido la actividad estrella que ha puesto broche de oro al “Mes de Rioja” que se ha celebrado en Lavinia y que ha ofrecido la oportunidad a los aficionados de profundizar en el conocimiento de la historia, los secretos y la gran diversidad de estilos que conviven bajo la Denominación de Origen líder de los vinos españoles. La gran capacidad que tienen los vinos de Rioja para el envejecimiento permite disfrutar de auténticas joyas enológicas y es uno de sus signos diferenciadores más reconocibles y valorados por los consumidores, algo que ha sido decisivo para alcanzar el gran prestigio internacional que actualmente posee esta Denominación.

La añada 82 fue la primera calificada ‘excelente’ después de la mítica añada del 64, y hasta el año 1994 no volvería a repetirse la más alta calificación de Rioja. La cata, en la que han participado un grupo de expertos, ha sido conducida por Marie Louise Banyols, directora de Producto de Lavinia, acompañada por el presidente del Consejo Regulador de la D.O.Ca. Rioja, Víctor Pascual. Los protagonistas han sido seis de esas ‘joyas enológicas’: Viña Albina, de Bodegas Riojanas, Conde de Valdemar, de Bodegas Valdemar, Sierra Cantabria, de Bodegas Sierra Cantabria, Viña Real, de Bodegas CVNE, Muga, de Bodegas Muga, y Rioja Alta 904, de Bodegas La Rioja Alta.

Seis Grandes Reservas de Rioja que han permitido comprobar la buena evolución que han experimentado durante los treinta años transcurridos desde su elaboración y disfrutar de la historia embotellada a través de estos fantásticos vinos. La directora de la cata los definió como vinos únicos y diferentes, destacando en ellos la presencia de fruta, así como la gran acidez que hace posible su largo envejecimiento y, en algunos casos, un largo recorrido en boca. Los seis vinos fueron magníficamente armonizados con un menú elaborado por Ange García, chef de Lavinia.

RESTAURANTE, WINE BAR, TIENDA DE VINOS, VINOTECA LAVINIA

Lavinia es un nuevo concepto de tiendas dedicadas exclusivamente al vino y a los destilados. Tiene como vocación ofrecer a los clientes más exigentes:
- La mejor selección de vinos y destilados del mundo.
- Unas óptimas condiciones de conservación de los productos.
- Un servicio profesional y personalizado.

El modelo de LaVinia es una red de establecimientos, el primero de los cuales se abrió en noviembre de 1999 en Madrid, en la calle José Ortega y Gasset, 16.


¿QUE ES UN VINO DE GRAN RESERVA?

Los Gran Reserva constituyen una de las máximas expresiones de la viticultura y la enología. Son vinos elaborados por lo general, a partir de una rigurosa selección de las mejores uvas y de los mejores pagos y casi siempre de las mejores cosechas, por ello no se elaboran en todas las añadas. Gran Reserva es sinónimo de quietud, silencio, oscuridad, de tiempo, de paciencia.

Por eso cuando nacen los tintos Gran Reserva, después de ese largo periodo de reposo y crianza; surgen turgentes, explosivos, son una auténtica eclosión de aromas, colores y sabores, un torbellino de placenteras sensaciones.

En la Rioja un Vino de Gran Reserva corresponde a vinos de grandes cosechas que han envejecido un mínimo de dos años en barrica de roble y tres en botella. En vinos blancos, el periodo de envejecimiento es de cuatro años.

La indicación de gran reserva se aplican a los vinos considerados de calidad, que en su envejecimiento llegan a armonizar perfectamente todas sus cualidades y que en la Ley del Vino y de la viña de España queda recogido de la siguiente manera:

"Gran reserva", que podrán utilizar los v.t.c.p.r.d. tintos con un período mínimo de envejecimiento de 60 meses, de los que habrán permanecido al menos 18 en barricas de madera de roble de capacidad máxima de 330 litros, y en botella el resto de dicho período.

Son de color rojo rubí, con tonos teja de evolución, y de capa variable que va desde muy profunda, en los modernos, a ligeramente abierta, en los más clásicos. En nariz son intensos, complejos y elegantes, con recuerdos especiados y a fruta y con aromas terciarios. Tienen gran estructura, con cuerpo, suaves y elegantes. En boca se muestran armoniosos, redondos y con potencia, de final largo y retrogusto con sensaciones variadas cacao, balsámico, mineral.

ENVEJECIMIENTO DE LOS VINOS EN BOTELLA

En esta etapa se produce la evolución del vino en condiciones de reducción hacia una calidad organoléptica superior o almenos mas compleja y diferente. Además de la modificación del color, se produce un aumento en la complejidad de olores y sabores. El color evoluciona hacia el rojo teja con desaparición completa de los matices malvas y la aparición de tintes amarillo-anaranjados, siendo este cambio de color progresivo y más o menos rápido en función de la composición fenólica del vino. La duración de esta fase depende del tipo de vino y puede ser de algunos años a varias décadas.

Durante el envejecimiento en botella el vino pasa por tres etapas: una fase de maduración con algunas fluctuaciones de la calidad; una fase que corresponde con la de su plenitud o madurez; y por último, una etapa de declinación donde los vinos se vuelven más secos y adelgazan más o menos rápidamente.

Para que se dé un correcto envejecimiento en botella se deben cumplir las siguientes condiciones: la temperatura debe ser baja y constante, el llenado de la botella debe ser el adecuado, el tapón debe garantizar la estanqueidad y se deben conservar las botellas en posición horizontal o invertida para que el corcho permanezca elástico. De esta forma se creará un ambiente reductor que garantizará la correcta evolución del vino dentro de la botella.


No hay comentarios:

Publicar un comentario