martes, 9 de octubre de 2012

Vinos y Bodegas de la Denominación de Origen Toro



HISTORIA DE LOS VINOS DE TORO

Una de las carabelas de Cristóbal Colón que, según parece, recibió este nombre a causa del vino de Toro. La “pinta” es una medida de capacidad, hoy en desuso, que se utilizaba para animar a consumir un vaso de vino: “echar una pinta". Al parecer, este nombre lo propuso Fray Diego de Deza, confesor de la reina Isabel la Católica, que era natural de Toro y amante de su vino. Entonces, Cristóbal Colón, bautizo una de sus carabelas con este vino robusto y lleno de concentración, poderío y energía "La Pinta". A partir de entonces se llenaron con estos vinos bodegas y navíos que alcanzarían las tierras del nuevo mundo. Por su graduación y su capacidad de conservación, eran llevados formando parte de los víveres en las travesías del descubrimiento de América.

Desde la Edad Media, los tintos de Toro fueron famosos, incluso muy apreciados para remendar las flaquezas de otros vinos de otras regiones españolas y también europeas.

LOS VINOS DE TORO

Aunque en esta comarca se elaboran también desde siempre vinos blancos y rosados, los tintos han sido los más representativos.

Los vinos tintos de Toro siempre se han caracterizado por su intenso pigmento colorante, una estructura imponente, llenos de mucho extracto y dotados de una fuerza alcohólica que, si no se controla, llega fácilmente a los 15 grados o más. No cabe duda que todas estas características han sido las idóneas para que los tintos de Toro tuvieran una salida fácil como vinos de granel, lo cual ha supuesto siempre el mayor freno a la expansión vitivinícola de esta comarca como zona productora de vinos embotellados y con etiqueta propia.

Por otra parte, el mercado de consumo de vino durante muchos años a demandando vinos frescos y suaves, por lo que los vinos de alta graduación y con mucho cuerpo eran vistos con relativa aprensión, incluso por razones dietéticas. Sin embargo, las modas cambian, y desde hace ya algunos años se admiten estos tintos con graduaciones altas (caso Prioratos, Riberas del Duero y algunos Riojas), pero con la premisa que éstos se muestren bien equilibrados y aporten otras características de calidad; como es una buena compensación entre acidez, alcohol, frutosídad y estructura tánica.

En cualquier caso nadie puede negar al tinto de Toro su gran personalidad, sobre todo la que le aporta la variedad autóctona “Tinta de Toro”.


LA TINTA DE TORO

No está muy claro el origen de esta variedad de uva, pues algunos ampelógrafos la consideran originaria en el entorno de la actual zona productora, ya que ha estado presente durante siglos en los viñedos de la zona. Pero otros ampelógrafos la consideran como un clon de la variedad de uva Tempranillo y que supo adaptarse muy bien al suelo y al clima hasta diferenciarse de tal manera que hoy presenta características morfológicas diferentes.

Morfológicamente es muy similar al tempranillo, aunque muestra algunas diferencias, tales como su mayor riqueza en polifenoles, o el coloreamiento de los vasos o fascículos periféricos del grano de uva, o la coloración de los nervios de la hoja en el punto donde se unen al pecíolo.

Enológicamente, la tempranillo presenta mucha más acidez que la autóctona tinta de Toro, y según pruebas realizadas con uvas de ambas variedades bajo idénticas condiciones climáticas y de suelos, han dado lugar a vinos con propiedades y características distantes, contando con una mayor riqueza en polifenoles, antocianos y taninos, lo que la hace ser especialmente apta para producir vinos muy concentrados, estructurados y de guarda.

Una llamada de atención para tener en cuenta es que, no todas las plantaciones de Toro están realizadas con esta variedad de uva, existiendo muchas de Tempranillo importado desde otras zonas de producción, sobre todo plantadas en los últimos años, que confunden el panorama vitivinícola de esta excelente y particular zona de vinos tintos.


LOS VINOS DE TORO EN LA ACTUALIDAD

La incorporación de modernas tecnologías en las bodegas toresanas ha permitido extraer al vino todos los aromas que de forma natural posee y que antes, por un exceso de temperatura en las fermentaciones, se perdían.

En la actualidad, los depositos de acero inoxidable que regulan muy bien las temperaturas han desplazado a los antiguos depósitos de hormigón. También las viejas cubas y fudres de madera han sido reemplazadas por barricas de roble nuevo.

También el raciocinio en el cultivo del viñedo, hace que los tintos toresanos estén encontrando el equilibrio que les faltaba, aun sin renegar de su fuerte personalidad, ni de su característica graduación alcohólica, cualidades que siempre los han definido y diferenciado de los demás.

Todo esto demuestra que cuando se ponen los medios técnicos para llevar a cabo una viticultura y una elaboración moderna, los tintos de Toro ganan mucho en calidad y personalidad. Ya que no es fácil conjugar fuerza, estructura y poderío con elegancia y equilibrio, pero hoy más que nunca es el gran reto de los tintos de Toro.

Gracias ha está revolución ya tenemos en el mercado una renovada Denominación de Origen con prestigio; quizás algo parecido a lo que vivió el Priorat a principios de los 80.


D.O. TORO

La D.O. de los Vinos de Toro se extiende por terrenos de la provincia de Zamora y una pequeña incursión en la de Valladolid. A pesar de la larga tradición vitivinícola de la comarca, el vino de Toro no tuvo su reconocimiento como Denominación de Origen hasta 1987. Este Consejo avala la calidad a más de treinta bodegas amparadas, autorizándose la elaboración de vinos blancos, rosados y tintos, estos últimos con la mención de “jóvenes”, “crianzas”, “reservas” y “grandes reservas”.

La superficie de viñedo en la provincia ronda las 9.000 ha, de las que más del 80% se encuentran repartidas en tres zonas delimitadas oficialmente: Benavente, Fermoselle y Toro, sin olvidarnos de la legendaria Tierra del Vino (adosada a Toro), topónimo único en toda la geografía española y que ha recibido recientemente la calificación de “Vinos de la Tierra”. No obstante, tan sólo 5.400 ha están inscritas en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen.

En la actualidad están autorizadas cuatro variedades de uva para elaborar vinos con D.O.: dos blancas (malvasía y verdejo), que ocupan el 25% del total del viñedo; y dos tintas (tinta de Toro y garnacha tinta), con un 75% del total del viñedo inscrito.


TERRUÑO DE LA DENOMINACIÓN DE ORIGEN TORO

Las viñas se asientan sobre suelos profundos, sueltos, a veces pedregosos, de escasa fertilidad y con suaves ondulaciones en el terreno. Los suelos son de color pardo o pardo amarillento, con pH alrededor de 6,5.

Los suelos de la margen derecha del Duero, en las proximidades de la llamada Tierra del Pan, en parte de Toro y en San Román de Honija, son muy antiguos: terciarios del eoceno.

Los de las riberas del Duero y del Guareña, que determinan terrazas aluviales-diluviales, pertenecen al mioceno. Los suelos son de tonalidades pardo calizas en las tierras provenientes de calizas y la descomposición de areniscas.

La mayoría de los viñedos los hallamos en textura arenosa y ligera, terrenos fáciles de trabajar y calientes. La capacidad refractaria del terruño adelanta la maduración debido al mayor calor que llega a la uva. Este aspecto produce vinos de mayor calidad.

Los viñedos están cultivados en altitudes superiores a los 600 m sobre el nivel del mar.

El relieve de esta comarca es suavemente ondulado, con pequeñas elevaciones y pendientes.

El clima es continental extremado, de carácter definidamente árido, con veranos muy secos y calurosos e inviernos gélidos, precipitaciones escasas (350 a 400 mm/año) y 3.000 horas de sol sin nubes.

El dominio esporádico de vientos del oeste hace subir la pluviosidad en los meses invernales, lo que tiene efectos beneficiosos para la vid. Las heladas de invierno están garantizadas desde la última semana de octubre hasta la primera semana de mayo.


BODEGAS ACOGIDAS A LA DENOMINACIÓN DE ORIGEN TORO

BODEGA RAMÓN RAMOS TEL 980 573 080.
BODEGA JAVIER MARCOS, S.L. TEL 983 481076
BODEGA FRANCISCO CASAS, S.A. TEL 980 698 032
BODEGAS TORESANAS, S.L. TEL 983 868 336.
BODEGAS SERAFÍN MOYA. TEL 983 784 092
BODEGAS SOBREÑO, S.A. TEL 980 693 417.
BODEGA MARQUÉS DE OLIVARA, S.L. TEL 980 693 425.
BODEGA REJADORADA, S.L. TEL 980 693 089
BODEGA TORREDUERO, S.A. TEL 980 693 421
BODEGA VIÑA BAJOZ S.COOP. TEL 980 698 023
BODEGA COOP. VINO DE TORO. TEL. 980 690 347
BODEGA FARIÑA, S.L. TEL 980 577 673.
BODEGA FRUTOS VILLAR, S.L TEL 983 586 868 / 980 690 795
BODEGA VEGA SAUCO, S.L. TEL 980 698 294 / 980 698 509
BODEGA VALPICULATA, S.L TEL 980 573 243.
BODEGA A VELASCO E HIJOS, S.L. TEL 980 692 455 / 980 690157
BODEGA ESTANCIA PIEDRA, S.L. TEL: 980 693 900
BODEGA VIÑA ZANGARRON, S.L. TEL 980 518187
BODEGA BIENVENIDA DE VINOS, S.L. TEL 607 323 636
BODEGA CAÑADA DEL PINO. TEL 980 698 040
BODEGA CARMEN RODRÍGUEZ MENDEZ. TEL 980 568 005
BODEGA DOMAINE MALESAN ESPAGNE, S.L. TEL 649 471006
BODEGA DOMINIO Da BENITO, S.L. TEL 699 216 705
BODEGA INDUSTRIA AUMENTARIA VICENTE, S.L. TEL 923123 327
BODEGA UBERALIA ENOLÓGICA, S.L. TEL 980 692 571
BODEGA NUMANTHIA TERMES, S.L. TEL 980 699147
BODEGA PAGO DE MATARREDONDA, S.L. TEL 983 222 352 / 983 226 047
BODEGA PALACIO DE VILLACHICA, S.L. TEL 980 372 289 / 609144 711
BODEGA QUINTA DE LA QUIETUD, S.L. TEL 980 568 019
BODEGA SIETECERROS, S.L. TEL 983 784142
BODEGA VALDUERO SDAD. COOP. TEL 947 545 459
BODEGA VIÑAGUAREÑA, S.L. TEL 980 568 013
BODEGA Y VIÑEDOS MONTELAREINA, SDAD. COOP. TEL 980 695 805
BODEGAS ÁLVAREZ Y DÍEZ. TEL 983 850136
BODEGAS JACQUES & FRANCOIS LURTON, S.L. TEL 983 850 025/ 616 940 848
BODEGAS MARQUÉS DE IRÚN. TEL 913 080 420
BODEGAS MAURO. TEL 983 521972
BODEGAS Y VIÑEDOS GARANZA, S.L. 620 932 663
BODEGAS Y VIÑEDOS MAURODOS, SA TEL 983 521972
BODEGAS Y VIÑEDOS PINTIA, SA TEL 983 680147
GESTIÓN VITIVINÍCOLA TEL 956 854 204
HIJOS DE ANTONIO BARCELÓ, SA TEL 610 297 416
SWD. TEL 917104 880

No hay comentarios:

Publicar un comentario