martes, 20 de noviembre de 2012

Bodegas Barón de Ley (Mendavia - Navarra / La Rioja)



BODEGAS BARÓN DE LEY (MENDAVIA - NAVARRA / LA RIOJA)

Principales Marcas: Barón de Ley, Finca Monasterio
Zona vitivinícola: Rioja Baja
Localidad: Mendavia (Navarra)
Dirección: Carretera Mendavia a Lodosa, km. 5,5 - CP: 31897
Teléfono: (34) 948 694 303
E-mail: visitas@barondeley.com
Página web: www.barondeley.com

Barón de Ley es una bodega concebida y creada en 1.985 por un reducido grupo de profesionales de los vinos de Rioja que ya dirigían con éxito la bodega El Coto de Rioja en Oyón y deciden fundar un nuevo proyecto bajo conceptos totalmente novedosos en esta prestigiosa Denominación de Origen Calificada.

La bodega se encuentra en la comunidad autónoma de Navarra, en la zona de esta comunidad perteneciente a la DOC de Vino de Rioja. La sede social de la empresa se encuentra en un monasterio benedictino del siglo XVI en el municipio de Mendavia, junto al río Ebro. Las primeras botellas aparecieron al mercado en 1990.

Destacar que Barón de Ley, es una de las pocas bodegas españolas que cotizan en bolsa, donde se negocian el 70% de valores de la empresa.

El Grupo Barón de Ley consta de las siguientes empresas:
- Bodegas Barón de Ley, de Mendavia
- Bodegas El Coto de Rioja, de Oyón (Rioja Alavesa), fundada en 1970.
- Bodegas Museum, de Cigales (Valladolid)
- Bodegas Máximo, de Oyón
- Viñedos Barón de Ley
- Dehesa Barón de Ley (productos de cerdo ibérico)


Sus instalaciones se encuentran en la finca de Imas, una propiedad rural con noventa hectáreas de viñedo, que incluye un antiguo monasterio benedictino del siglo XVI, rehabilitado como sede social con un gusto clásico excelente.

La bodega fue construida toda ella en ladrillo macizo. De manera simultánea se reformó el monasterio, que fue edificado por el conde de Eguía en 1548 y utilizado como castillo antes de pasar a manos de la orden benedictina. El Grupo Barón de Ley, propietario también de El Coto de Rioja, entre otras empresas, concibió la bodega como una planta dedicada a la elaboración de vinos de gama alta. En la actualidad dispone de más de trescientas hectáreas de viñas propias, que cubren el 80% de su consumo de uva, y alcanza producciones anuales de hasta dos millones de litros.

El proyecto original de Barón de Ley se basó en una doble idea:
- Desarrollar una bodega completamente orientada al viñedo; hacia la producción de vinos de alta calidad con viñedos propios. En Rioja más del 90% de la uva es de viticultores, que la venden a las bodegas. En este caso, Barón de Ley es propietario de su uva, y la cuida del mejor modo para obtener los mejores vinos, con carácter propio.
- Tratar de elaborar Riojas más "modernos", con mayor color, concentración y estructura, al gusto del consumidor de hoy. Eso les llevó a centrarse en la elaboración de Reservas.

Toda esa modernidad, tanto en conceptos como en procesos, se lleva a cabo, sin embargo, con el mayor de los respetos a la tradición y a la nobleza de la zona a la que Barón de Ley pertenece: La Rioja.

Las viñas de la finca están emparradas en espaldera para mejorar la insolación de los racimos, que se vendimian de manera manual.

Las instalaciones enológicas están dotadas con los más modernos equipamientos, la nave de vinificación posee treinta depósitos de acero inoxidable de 46.000 litros de capacidad, en los que se lleva a cabo tanto la fermentación alcohólica como la maloláctica. En un lateral de esta nave existe un “pasillo de experimentación” con varios depósitos más, de menor tamaño y forma troncocónica. La nave de crianza contiene unas 14.000 barricas, un 80% de roble americano y el 20% restante de roble francés, que se utilizan durante un máximo de seis años. La nave de tipificación, alberga depósitos de acero de 90.000, 180.000 y hasta 300.000 litros para realizar el ensamblaje de los vinos. En un pabellón contiguo se encuentra el botellero, con capacidad para cinco millones de unidades.


A pesar de la modernidad también existe un hueco para la tradición: en 2.003, en una vertiente más experimental, se inauguró la “Bodega del Monasterio”, en la cual 6 foudres de roble francés de 10.000 litros recuperan las tradiciones más ancestrales de crianza para completar la estancia en roble del fabuloso Finca Monasterio en este imponente entorno monacal.

Este viejo monasterio, constituye la parte más singular de la bodega. La orden benedictina lo ocupó hasta la desamortización de Mendizábal, en 1836, tras la cual sirvió como residencia privada a varias familias. El Grupo Barón de Ley ha llevado a cabo un cuidadoso proceso de restauración y el edifico presenta hoy un aspecto antiguo y uniforme. En el interior se recuperaron los muebles que quedaban en el lugar y se adquirieron otros que encajaran en el conjunto.

Los antiguos establos y la zona de cocina han sido rehabilitados como instalaciones bodegueras. Las restantes dependencias constituyen la sede social de la empresa. Acogedores salones familiares, la antigua capilla, varios dormitorios, un despacho, un comedor con chimenea, diez habitaciones con baño ubicadas en las antiguas celdas de los monjes, están dispuestos como si fueran a ser utilizados en cualquier momento. Sin embargo, sólo cumplen una función museística. El Grupo Barón de Ley ha descartado la posibilidad de utilizar esta mansión como hotel o alojamiento privado. Destacan la preciosa escalera central, de madera, y una señorial sala de juntas abuhardillada, situada bajo el tejado y provista de un amplio lucernario.

Finalmente, a través del patio del monasterio se accede a la antigua bodega benedictina, un calado subterráneo de ladrillo macizo con arcos de medio punto. El contraste con las instalaciones de la bodega actual permite experimentar de manera muy vívida el transcurso de los siglos.

BARÓN DE LEY VARIETALES

Para Gonzalo Rodríguez, enólogo de Barón de Ley y creador de “Los Varietales” ha supuesto un reto enológico muy importante, “Es una apuesta por la diversidad riojana desde la tierra, distintos parajes, elaboraciones sin más ayuda que la que te da la propia naturaleza, y sólo guiadas por el equipo técnico de Barón de Ley, con una finalidad, mantener la identidad varietal. La crianza se ha realizado en barricas de segundo vino, para que las variedades mantengan el carácter de su casta. En el caso de la Maturana, la referencia no existía, pero sobre el Tempranillo y el Graciano, se han hecho muchos vinos. Hemos buscado la interpretación más natural”.


BARÓN DE LEY TEMPRANILLO 2010

Proviene exclusivamente de la finca “Carboneras”. Situado a 850 metros sobre el nivel del mar, es el viñedo de más altitud de la Denominación de Origen, situado dentro de la Sierra de Los Cameros Viejos, y es por lo que le denominan “Tempranillo de montaña”. Criado durante 12 meses en barrica de roble americano, este 2010 pertenece a las grandes añadas de Rioja calificadas como excelentes junto a las cosechas de 2001, 2004 y 2005. Precio aproximado: 10€


BARÓN DE LEY GRACIANO 2010

Es un vino de corte moderno, con nervio, fresco y mineral. Las uvas de Graciano empleadas en la elaboración de este vino proceden de la finca “Los Almendros”, situada en la zona más mediterránea de Rioja, a 460 metros sobre el nivel del mar. De color rojo cereza y ribetes azulados, cuenta con una nariz intensa de frutos negros y especias como la pimienta blanca y negra. En boca es fresco con una gran personalidad. Ha sido criado durante 15 meses en barrica de roble americano. Precio aproximado: 10€


BARÓN DE LEY MATURANA 2010

Procedente de la primera gran plantación de Maturana realizada en la D.O.Ca Rioja, el viñedo está situado en Finca Alegría, cerca del reconocido Monasterio de la bodega. Se trata de una variedad no muy conocida pero antigua y originaria de la Rioja, la Maturana, aceptada por el consejo regulador desde 2007. Es una uva de racimo pequeño y muy oscuro que da como resultado vinos de alta capa y baja acidez que funcionan muy bien con crianzas no muy prolongadas en madera. Este vino envejece 12 meses en roble.

Es un vino de color picota intenso y brillante con ribete ligeramente anaranjado. En nariz encontramos una conjunción afinada de frutas negras y rojas, junto con tostados dulces de la barrica, dominando la vainilla, con reminiscencias de chocolate y grano de café. En boca es franco, fresco, suave, postgusto medio y frutal. Ideal para acompañar carnes blancas o rojas y aperitivos. Precio aproximado: 10€


BARÓN DE LERY BLANCO RESERVA TRES VIÑAS (VIURA, MALVASIA, GARNACHA BLANCA) 2008

Es un vino de color oro muy bonito. Aromas elegantes y de gran intensidad, de enorme complejidad, en el que sobresalen notas de miel y flor de tilo, con un más que perfecto ensamblaje con la madera. En boca es oleoso y muy peculiar. Sin duda alguna una obra de arte a un precio increíble. Precio aproximado: 15€

Un blanco que quiere redescubrir los grandes blancos riojanos. Las tres variedades tradicionales provenientes de zonas altas escogidas, una cosecha selectiva y una crianza larga tanto en barrica (12 meses) como en botella.


BARON DE LEY RESERVA 2005 SIETE VIÑAS (TEMPRANILLO, GRACIANO, GARNACHA, MAZUELO, VIURA, MALVASIA, GARANACHA BLANCA)

Es un vino de color cereza intenso. En nariz encontramos fruta madura y granos de café. Su paso por boca es complejo y con presencia de fruta madura. Es un vino que goza de la fuerza e intensidad de un vino moderno y el sabor y el equilibrio de un rioja clásico. Precio aproximado: 40€

Es un vino de participación varietal, donde conviven los 7 varietales históricas de la DOC Rioja. Variedades blancas y tintas unidas para aportar lo mejor de sí en un vino de conjunto.

Es un vino que se contrapone a la “globalización del gusto”. Se calcula que en el mundo existen aproximadamente 7.000 variedades de “Vitis vinífera” pero el 95% del consumo de vino a nivel mundial se concentra en 10 variedades de uva. Así es como nace la idea de crear este vino con lo esencial de las tierras riojanas, un vino diferente.

Procede de una finca de 16 hectáreas de viñas viejas de más de 60 años de edad situadas en El Villar de Arnedo (Rioja Baja), donde conviven las 7 variedades que componen esta creación: Tempranillo, Graciano, Garnacha, Mazuelo, Viura, Malvasía y Garnacha Blanca.

Para su elaboración se realizan cuatro vinificaciones diferentes. Por un lado, tempranillo, viura, malvasía y garnacha blanca, y por otro y de manera independiente el graciano, la garnacha y el mazuelo. Asimismo el periodo de crianza también se realiza en función de las necesidades de cada variedad, utilizando roble americano para las variedades Tempranillo y Mazuelo, la Garnacha para un roble francés de segundo año y la temperamental Graciano con un roble francés de tostado alto.


BARÓN DE LEY GRAN RESERVA 2005

- Notas de Cata: Este vino presenta un atractivo color rubí de capa media, que empieza a mostrar ligeras tonalidades teja, señal de su prolongada crianza. El vino despliega una gran intensidad aromática en nariz, ofreciendo un “bouquet” con frutas negras maduras, tostados de la madera y cueros. Tras algún tiempo en la copa, los aromas evolucionan a trazas de especias y tabaco. En boca es un vino fresco y vivaz. El retrogusto es persistente. Precio aproximado: 14€

- Viñedos: Este vino requiere de una cuidadosa selección de las uvas. Barón de Ley Gran Reserva se elabora a partir de uvas procedentes de las zonas más frescas de la finca de “Imas” en Mendavia (Rioja Baja), donde la orientación ideal y productividad limitada ofrecen uvas ideales para este estilo de vino.

- Variedades: 90% Tempranillo y 10% otras, vendimiadas manualmente en pequeñas cajas, para que las uvas lleguen a bodega en perfectas condiciones.

- Elaboración: Las uvas son despalilladas antes de pasar a los depósitos de fermentación de acero inoxidable. La fermentación se realiza a temperatura controlada alrededor de los 30ºC, con remontados y cata de los mostos diarios, y después de una maceración adicional de diez días para llegar al equilibrio óptimo entre buen color y estructura y unos taninos redondos y afables.

- Crianza: Si hay estilos de vino en el mundo que merecen el calificativo de “grandes clásicos”, sin ninguna duda uno de ellos son los Grandes Reservas de Rioja. Estos vinos, en los que se realizan largas crianzas buscando siempre vinos de gran longevidad y complejidad. De esta forma y siguiendo los conceptos más clásicos de Rioja, el vino es criado durante 24 meses en barricas de roble americano y francés (50-50%) y después ha permanece en botella durante 5 años. Esta prolongada crianza hace desarrollar el potencial aromático de este vino hasta su más alta expresión.


BARÓN DE LEY FINCA MONASTERIO

- Notas de cata: Es un vino de profundo color rojo cereza picota, aromas de frutas negras acompotadas y trazas de torrefactos y crema pastelera que evolucionan dan paso a notas más especiadas. En boca, su gran presencia y volumen nos recuerdan su corte mediterráneo, con taninos redondos y golosos que dan vía a un final persistente y equilibrado final, con fruta y delicados tostados. Precio aproximado: 15€

- Viñedos: Finca Monasterio se elabora a partir de uvas procedentes exclusivamente del viñedo del Monasterio benedictino del siglo XVI en Mendavia (Rioja Baja). Este viñedo cuenta con emparrados altos, podas restrictivas y aclareos manuales, que llevan a rendimientos muy limitados (alrededor de 4.000 Kgrs/Ha.). Todos estos factores, más un clima de marcada influencia mediterránea, dan como resultado buenas maduraciones tanto en términos de azúcar como de polifenoles.

- Variedades: 80% Tempranillo y 20% otras, vendimiadas a mano en cajas de 15 kgr.

- Elaboración: Tras su vendimia manual en cajas, las uvas llegaron a bodega en perfecto estado, pasando por una mesa de selección, donde aproximadamente se descartó un 20% de la uva. La uva restante fue despalillada y pasó a depósito de acero inoxidable para fermentar a 30ºC, con continuos remontados y cata diaria de los mostos. Tras una maceración adicional de dos semanas, se llegó a una excelente extracción de color, obteniéndose un vino joven de gran potencia y redondez.

- Crianza: La crianza fue de 18 meses en barricas nuevas de roble francés, y posteriormente 6 meses en “foudres” de 10.000 ltrs. de roble francés, ideales para potenciar las notas frutales de este vino. Finca Monasterio fue embotellado sin ser sometido a filtrados o estabilizados, por lo que puede presentar sedimentos de origen natural.

1 comentario:

  1. Hola. Muy buen artículo, aunque deberías corregir el título y sustituir lo de "Mendavia (La Rioja)" por "Mendavia (Navarra)". Luego explicas, con acierto, que Mendavia está en la CFN a pesar de estar integrada en la DOC Rioja, pero en el título aparece mal. Saludos.

    ResponderEliminar